LA FORTUNA DEL EX TESORERO

El gerente del limonar del 'caso Bárcenas' denuncia que perdió un contrato millonario con Mercadona

El gerente de 'La Moraleja' remite a la Audiencia Nacional un escrito en el que se queja de que desde que se conoció en 2013 la relación del ex tesorero del PP con la explotación agraria han perdido 3,7 millones de dólares anuales en contratos con la empresa de Juan Roig.

Luis Bárcenas, en una de sus comparecencias en los Juzgados de Plaza de Castilla.
Luis Bárcenas, en una de sus comparecencias en los Juzgados de Plaza de Castilla. Europa Press

Los daños colaterales del 'caso Gürtel' llegan hasta el otro lado del Océano Atlántico. Mariano Sangronis, gerente comercial de La Moraleja SA, la empresa que explota el latifundio de limones en la provincia argentina de Salta para la que trabajó Luis Bárcenas, ha remitido a la Audiencia Nacional un escrito notarial en el que denuncia que desde que se conoció en 2013 la vinculación del ex tesorero del PP con la explotación agraria sus exportaciones a España se redujeron drásticamente hasta el punto de punto de desaparecer totalmente. El trabajador asegura que vieron cómo se frustraba un contrato de 3,7 millones de dólares (3,3 millones de euros) anuales con Mercadona, que justificó su decisión de rescindir el acuerdo que habían alcanzado en que "no quería tener relación alguna con una empresa vinculada a una causa política".

El escrito de La Moraleja asegura que Mercadona rescindió un contrato de 3,7 millones de dólares para no verse envuelto en "una causa política"

El escrito, de poco más de un folio de extensión, tiene fecha del pasado mes de agosto pero acaba de ser incorporado a la causa, junto a otra documentación, por Ángel Sanchis Herrero, hijo del que fuera tesorero de Alianza Popular (AP) Ángel Sanchis Perales. Ambos están procesados por ayudar presuntamente a Bárcenas a poner a salvo cuando estalló la 'Gürtel' parte del dinero que éste ocultaba en sus cuentas de Suiza. La Fiscalía Anticorrupción pide para ellos 6 y 8 años de cárcel, respectivamente, en el juicio por la primera etapa del caso que se inicia el próximo 4 de octubre en la Audiencia Nacional. La UDEF y el que fuera juez instructor, Pablo Ruz, sospechaban que esta explotación agraria sirvió presuntamente para blanquear parte de la fortuna del ex tesorero, aunque los Sanchis siempre han negado dicho extremo y justificaron el dinero que recibieron de Bárcenas como un préstamo, y el que le entregaron, como los pagos por unos supuestos servicios comerciales que permitieron a La Moraleja SA incrementar las cifras de limones vendidos.

Ahora, el escrito incorporado al sumario, y al que ha tenido acceso Vozpópuli, tiene otro objetivo: denunciar los supuestos perjuicios económicos que ha provocado "la difusión mediática" de dicha relación. El gerente de La Moraleja SA asegura que estas noticias "impactaron fuertemente en nuestro desarrollo comercial de fruta fresca (limón), principalmente en España" y que, de hecho, "se generó una drástica pérdida de mercado, dándose el caso de perder todas las exportaciones de limón fresco acordadas con nuestros clientes en España". El escrito incide en que éste se inició en "el primer trimestre de 2013", cuando saltó a la prensa el escándalo Bárcenas, y que se ha mantenido en los años siguientes. "El crecimiento de ventas y posicionamiento de mercado desarrollado durante los años 2011 y 2012 se desintegró", lo que se tradujo en el fin de las exportaciones con destino a nuestro país.

4.000 'pallets' anuales

En este sentido pone como ejemplo el acuerdo que la compañía argentina había alcanzado con Mercadona en 2012 tras la visita al latifundio del representante de compras de la empresa española, Manuel Calahorro, que iba a suponer un aumento considerable del volumen de limones que iba a suministrar a dicha cadena. Ese acuerdo hizo que aquel año "el suministro por parte de La Moraleja de fruta fresca, limón, a España se cincrementó en cinco veces y las proyecciones de suministros futuros se estimaban en no menos de 4.000 pallets anuales, lo que representarían un aproximado de 250.000 cajas anuales". Todo ello, continúa el escrito, iba a suponer una facturación anual de 3,7 millones de dólares. Un negocio redondo que, según el relato del gerente de la finca, se vino abajo en febero de 2013, poco después de que saliera a la luz las vinculaciones de Bárcenas y sus cuentas suizas con la empresa argentina.

El gerente de la finca argentina asegura que iba a enviar 250.000 cajas anuales de limones a España cuando estalló el escándalo Bárcenas 

En aquella fecha, un representante de Mercadona comunicó durante la celebración de una feria del sector en Berlín que la compañía de Juan Roig había decidido suspender "cualquier tipo de relación comercial con nuestra empresa por motivos exclusivamente mediáticos. Mercadona no quería tener relación alguna con una empresa vinculada a una causa política", recalca. El escrito remitido a la Audiencia Nacional concluye que aquella decisión supuso "un shock muy grande y veíamos con mucha preocupación que comercialmente nuestros clientes tomen decisiones de esta naturaleza". Sin embargo, el gerente de La Moraleja SA asegura que la situación finalmente se ha reconducido y que, "salvo Mercadona", sus clientes no han dejado de comprar "a nuestra empresa por esta situación".

El otro escrito notarial de La Moraleja SA

No es la primera vez que La Moraleja SA remite un escrito notarial a la Audiencia Nacional. Ya lo hizo en octubre de 2013. Entonces, envió un documento firmado por el "contador público" (notario) Guillermo Ricardo Vilaseca, con despacho en la provincia argentina de Salta, la misma donde se encuentra la explotación de cítricos, en el que se certificaba que ni Bárcenas, ni su esposa, Rosalía Iglesias, ni el presunto testaferro Iván Yáñez, habían sido accionistas en el latifundio de limones ni habían ejercido "función ejecutiva" en el mismo. Incluso, recalcaba que en sus cuentas oficiales no había detectado ninguna entrada de dinero procedente de las cuentas secretas que el extesorero tenía en el país helvético. El escrito notarial sólo admitía, de hecho, una relación entre Bárcenas y la compañía: el acuerdo para comercializar sus productos que firmaron en el verano de 2011.

La Moraleja ya envió otro escrito notarial en 2013 en el que intentaba justificar sus pagos a Bárcenas con un incremento en la venta de limones 

"En base a la documentación que tuve a la vista -afirmaba el notario argentino en aquel documento aportado también por la defensa de los Sanchis-, pude constatar que el 16 de junio de 2011 se firmó un convenio de comercialización entre La Moraleja SA y Conosur Land [una empresa de Bárcenas y su esposa] y que a partir del año 2011 se produjo un incremento en el volumen de cajas de fruta exportadas anualmente en relación al periodo base 2011". El escrito detallaba incluso el número exacto de cajas comercializadas en 2011 (56.835), el año siguiente (166.134) y el ejercicio en curso (163.112), así como que el incremento supuso cerca de un 200% más de ventas. Comparadas las cifras, el documento apuntaba a que en los dos últimos años la compañía ha vendido 215.576 cajas más de las previstas gracias a la intervención del extesorero del PP. 

Las dudas del juez y la UDEF

Sin embargo, la Fiscalía Anticorrupción y la UDEF siempre han mantenido sus dudas sobre la veracidad de dicho contrato, que consideran una coartada más del extesorero del PP para intentar justificar algunos de los trasvases de dinero que hizo desde sus cuentas suizas tras estallar el 'caso Gürtel'. De hecho, su existencia se conoció después de que el Servicio de Prevención de Blanqueo de Dinero (SEPBLAC) alertase de que una cuenta bancaria abierta en Madrid a nombre de la empresa de Bárcenas y su mujer había recibido entre el 1 de abril de 2012 y el 30 de abril de 2013 transferencias  por un valor de 140.460 euros. De ellos, una parte “muy significativa corresponde a trasferencias ordenadas por la sociedad La Moraleja SA”, destacaba el informe. En concreto, esta mercantil argentina envió desde una cuenta en el Atlantic Capital Bank de Atlanta (EEUU) 90.000 euros a la cuenta del exsenador en concepto de “prestación de servicios por parte de Conosur Land SL”. El juez acordó entonces el envío a las autoridades norteamericanas de una comisión rogatoria para bloquear el depósito origen de este dinero.

El latifundio de los Sanchis rescindió el contrato con Bárcenas cuando estalló el contacto. Consideraba que la imagen del ex tesorero "no era conveniente para vender"

Esta decisión judicial llevó entonces a la defensa de los Sanchis a remitir el propio contrato. En el mismo, se recogía que Conosur Land SL, la empresa de Bárcenas y su mujer, se dedicaría a "informar, asesorar y gestionar actuaciones en la Unión Económica Europea (UEE), en el comercio internacional y en negociaciones entre empresas dentro y fuera de la UEE" al latifundio de cítricos. El documento, incluso, fijaba la renovación automática anual a partir de 2014. Sin embargo, el mismo fue rescindido antes de la fecha de vencimiento precisamente por el escándalo provocado tras el hallazgo de las cuentas suizas del extesorero del PP, según reconocía sociedad argentina en el escrito que acompañaba el documento mercantil. "Evidentemente, la imagen de Bárcenas no era conveniente para vender productos de La Moraleja SA", aclaraba.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba