Madrid

Carmena inaugurará la reforma del Mercado de Legazpi sin que se haya concluido la obra totalmente

El Ayuntamiento ha optado por “recepcionar por fases para poder inaugurar en el mandato actual la mayor parte posible del complejo” que no estará terminado hasta 2020.

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid.
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid. EFE

El Ayuntamiento de Madrid, que preside Manuela Carmena, inaugurará la reforma del Mercado de Legazpi, donde se invertirán 67 millones de euros, por fases para poder presentarlo antes de las próximas elecciones aunque la obra no estará terminada hasta el año 2020.

Desde que comenzó la crisis los ayuntamientos presentan pocas obras a los ciudadanos. Madrid no ha sido una excepción y en los últimos tiempos la inversión en nuevos proyectos ha sido casi nula.

Ana Botella prometió, pese a las denuncias de la oposición, “sí o sí” (y así lo dijo en el Pleno municipal) que se iba a construir un centro comercial en lo que fue el antiguo Mercado de Legazpi.

Nadie entendió en aquellos tiempos la cerrazón de la alcaldesa por adjudicar la reforma a una empresa con muchas denuncias y zonas de sombras. Por suerte, la oposición de los vecinos y convocatoria de elecciones salvó el mercado.

Fue uno de los primeros temas de trabajo del Gobierno de Ahora Madrid. Dos años después de tomar posesión la Junta de Gobierno de Manuela Carmena ha aprobado el contrato de obras de rehabilitación que supondrá una inversión de 67,3 millones de euros.

Ya han gastado tres millones de euros en restituir la arquitectura original y subsanar patologías de las estructuras

Ya han gastado tres millones de euros en restituir la arquitectura original y subsanar patologías de las estructuras. Estas obras previas no terminarán hasta el primer trimestre de 2018. El Ayuntamiento señaló que ha conjugado las peticiones vecinales, aunque no todas, con la sostenibilidad económica y un modelo urbanístico equilibrado.

La inversión será 67,3 millones de euros, de los que 12,6 se gastarán en el año 2018; en el ejercicio siguiente se destinarán 34,2 millones y 20,3 para el año 2020. El plazo de ejecución es de 24 meses. El Ayuntamiento estima que las obras empezarán en febrero de 2018. La intención es recepcionar por fases para poder inaugurar en el mandato actual la mayor parte posible del complejo. El Ayuntamiento informó que el antiguo Mercado de Frutasy Verduras albergará nuevos equipamientos para el distrito de Arganzuela –biblioteca, locales de uso vecinal con huertos urbanos ubicados en sus cubiertas–, así como varios servicios de la Administración. La rehabilitación afectará a 37.131 m2 construidos sobre rasante y 7.380 m2 bajo rasante (con una dotación de aparcamiento mínima). Se completan con la intervención de la plaza central, vías públicas adyacentes y la creación de los huertos urbanos sobre las cubiertas de espacios vecinales.

Las peticiones vecinales

El Ayuntamiento ha contado que las obras se hacen de acuerdo con las peticiones de los vecinos, pero tuvo la oposición de uno de los colectivos más combativos contra Ana Botella: el Espacio Vecinal de Arganzuela (EVA). Esta asociación denunció que dos entidades internacionales han redactado escritos por considerar que el proyecto es un ataque al patrimonio.

Un portavoz de EVA se quejó de que el Ayuntamiento trajera a la fase de participación “un proyecto muy avanzado” en el que prácticamente dejaban elegir el color de algunos elementos. “Las decisiones estaban ya tomadas y traían todo muy decidido”, añadió. El representante de EVA señaló que ha habido diálogo, pero no negociación y que ahora están a la espera de cómo propondrán la gobernanza de estos espacios.

La Documentation and Conservation of buildings, sites and neighbourhoods of the Modern Movement (DOCOMOMO) ha incluido al Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi en su catálogo de Patrimonio amenazado tras los planes aprobados por el Ayuntamiento de Manuela Carmena, según EVA.

Las quejas tuvieron poco éxito, pues el Ayuntamiento ha estado negociando constantemente con los técnicos de Patrimonio los movimientos que iba a hacer y cuentan con el apoyo de la Comunidad de Madrid y del Colegio de Arquitectos.

Es un edificio con un "valor inestimable" y un "extraordinario testimonio de la arquitectura española de los años 30"

DOCOMOMO considera que el mercado es un edificio con un "valor inestimable" y un "extraordinario testimonio de la arquitectura española de los años 30" que se ve "en grave peligro".

El Ayuntamiento pretende trasladar a más de 2.000 funcionarios a los nuevos edificios y “en menor medida, albergar algunos espacios para los ciudadanos y dotaciones”, según EVA.

Esta organización considera que el proyecto “despoja de protección a dos de las naves, permitiendo así su demolición, y que el actual Consistorio no revierte”. Critican también “la demolición de parte del forjado que sustenta la calle superior, para abrir huecos de escaleras y ascensores". Creen que supone la destrucción de uno de los elementos estructurales más característicos, "como es la viguería de hormigón armado para tráfico pesado situada en la crujía central".

DOCOMOMO y los vecinos han recordado que "no es la primera vez que un comité de expertos internacionales denuncian la situación del Mercado de Legazpi". En Mayo de 2016 el Comité Internacional para la Conservación del Patrimonio Industrial (TICCIH) lanzó un comunicado alertando del peligro que suponía los planes del Ayuntamiento de Madrid.

Alertaban “del riesgo de alteración de este edificio, testimonio extraordinario de la arquitectura moderna española de los años 30"

El comunicado del comité alertaba “del riesgo de alteración de este edificio, testimonio extraordinario de la arquitectura moderna española de los años 30, y el único en su género que se ha conservado hasta hoy sin alteraciones irreversibles en la ciudad de Madrid”.

Según informó el Ayuntamiento, el plan elimina la edificación bajo rasante, manteniendo el carácter de espacio público, libre y ajardinado, e incorpora la petición vecinal de crear huertos urbanos, que se ubicarán en las cubiertas de los espacios destinados a asociaciones.

La Corporación se compromete a que las obras no alterarán la configuración, estructura y carácter del mercado, dado su gran valor arquitectónico. Es decir, el principio general del proyecto final es el de mínima intervención y máximo respeto a la configuración estructural del edificio.

“Se mantiene –señalan- además el objetivo de que el mercado ofrezca dotaciones municipales, con espacio para trabajadores del Ayuntamiento, espacios comunes, que tiendan a las necesidades del distrito y el conjunto de la ciudad, y espacios para entidades vecinales”.

El ahorro de alquileres en edificios, gracias al traslado de funcionarios, oscilará entre los 12,5 y los 15 millones de euros al año.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba