España Los cinco gritos en torno al altar que le han costado a Rita Maestre una condena penal

La juez sostiene que la portavoz del Ayuntamiento de Madrid cometió "una clara y grave falta de respeto al objeto sagrado y su significado y una ofensa a los sentimientos religiosos de los católicos" cuando se quedó en sujetador en el altar de la capilla de la Complutense y apoyó gritos como "contra el Vaticano poder clitoriano" y "sacad vuestro rosarios de nuestros ovarios".

Los gritos de "ni impura ni virgen, libre! Transmaricabollo! Viciosa! Maricón! Puta! Deseante! Autónoma! Lesbiana!"; "vamos a quemar la Conferencia Episcopal"; "menos rosarios y más bolas chinas"; "contra el Vaticano, poder clitoriano"; y, "sacad vuestro rosarios de nuestros ovarios" que el 10 de marzo de 2011 un grupo de mujeres pronunció en torno al altar de la Capilla del Campus Somosaguas de la Universidad Complutense de Madrid le han costado una condena penal a la actual portavoz del Ayuntamiento de Madrid Rita Maestre cinco años después.

En una sentencia hecha pública este viernes, la titular del Juzgado de lo Penal Número 6 de Madrid, la juez Esther Arranz, considera que estos hechos son constitutivos de un delito contra los sentimientos religiosos tipificado en el artículo 524 del Código Penal por lo que procede condenar a Maestre al pago de una multa de 4.320 euros. En contraposición, la Fiscalía pedía un año de prisión para la edil de Ahora Madrid.

En la resolución, la magistrada considera como hechos probados que la concejala y portavoz del Ayuntamiento de Manuela Carmena entró en la Capilla de la Complutense con un grupo de mujeres cuando había personas que estaban rezando en su interior "rodeando al altar, haciendo un círculo", y "se quitó la camiseta quedándose en dicho lugar en sujetador".

"Menos rosarios y más bolas chinas", "contra el Vaticano poder clitoriano" y "sacad vuestro rosarios de nuestros ovarios" son algunos de los gritos que se atribuyen a Maestre y sus colegas

La juez reconoce que no se ha podido determinar si la portavoz de Ahora Madrid profirió o no esos cinco gritos que se consideran hechos probados - las acusaciones también recogieron como expresiones ofensivas "el Papa no nos deja comernos las almejas", "arderéis como en el 36" o "me cago en Dios" pero la juez no los considera hechos probados porque los testigos no han sido uniformes al respecto- pero explica que ese dato no es determinante para considerar a Maestre coautora de un delito contra los sentimientos religiosos. "La ejecución del hecho se llevó a cabo de modo conjunto, lo que conlleva la existencia de la figura de coautoría en los términos del artículo 28 del Código Penal", concluye la magistrada de Madrid.

"La conducta acreditada y desarrollada por Rita lo que revela es la existencia de un acuerdo entre ella y el resto de las mujeres que se pusieron alrededor del altar, y, realizó actos ejecutivos: se colocó en el círculo con las otras mujeres y se quitó la camiseta al terminarse de leer el manifiesto quedándose en sujetador al unísono con las otras mujeres", subraya la sentencia.

"Una clara y grave falta de respeto"

"Es cierto que no queda acreditado que la acusada Rita fuera una de las personas que leyó el manifiesto, ni tampoco que de forma concreta gritara las expresiones acreditadas en los hechos probados o portara cartel alguno pero, atendiendo a la doctrina jurisprudencial expuesta, acreditado el elemento subjetivo y el objetivo de la coautoría rige el principio de la imputación recíproca que permite atribuir la totalidad del hecho a cada uno de los autores aunque cada uno de ellos, de forma individual únicamente haya realizado parte del mismo", añade la juez.

Contra esta sentencia cabe interponer recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid y Maestre ya ha anunciado que recurrirá el fallo

Por otro lado, la magistrada Arranz matiza que "no se trata de hacer a la referida acusada responsable de una culpa colectiva, es un caso de coautoría en que la acusada es responsables de todos los resultados que puedan considerarse previsibles y que no representen un exceso frente a ese acuerdo". Además, la magistrada va más allá al explicar que si otras de las personas que realizaron los hechos descritos y atribuibles a Rita no han resultado imputadas ni acusadas "se debe sencillamente a que no resultaron identificadas".

Por otro lado, la magistrado del Juzgado Penal Número 6 de Madrid considera de suma importancia a que Maestre y sus colegas leyeran el manifiesto ofensivo en el altar de la capilla y se quedaran en sujetador junto al mismo. "El altar, en el culto cristiano es la mesa consagrada donde el sacerdote celebra el sacrificio de la misa, siendo incuestionable que es una cosa sagrada. Estos hechos los realizaron alrededor del altar y en relación directa con el mismo y supone una clara y grave falta de respeto al objeto sagrado y su significado y una ofensa a los sentimientos religiosos de los católicos; no se trata de ofensas verbales sino de actos o hechos adecuados para producir ofensa en los sentimientos religiosos".  Contra esta sentencia cabe interponer recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid y Rita Maestre ya ha anunciado que recurrirá el fallo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba