España

Primer fracaso de Colau: se queda sola y retira los presupuestos que liquidaban el superávit de Barcelona

La falta de apoyos obliga a la alcaldesa de Barcelona a retirar las cuentas de la capital catalana para 2016. Preveían aumentar gastos, liquidar el superávit, más de 13 millones en propaganda institucional y un aumento del 5% de los impuestos directos.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau

El primer proyecto de Presupuestos para Barcelona de la alcaldesa, Ada Colau, ha durado poco más de una semana de debates. Las cuentas para 2016 de la regidora de Barcelona en Común han sido retiradas este martes al no aglutinar los apoyos necesarios. Pese a contar con el visto bueno de los antisistema de la CUP, el resto de la oposición le ha dado la espalda. 

Las cuentas presentadas por Colau y su número dos y hombre de confianza, Gerardo Pisarello, incluían, en buena parte, los compromisos de gastos y de inversión en publicidad institucional previstos el año pasado por el anterior equipo del alcalde de CiU Xavier Trias. Este capítulo es, precisamente, uno de los más criticados por la oposición ya que contemplaba el mantenimiento del gasto de alrededor de 13 millones de euros en propaganda municipal. A ello se suman el aumento del 5% de los impuestos directos y el incremento en las partidas del gasto. 

Colau ha mantenido en sus cuentas un gasto de 13 millones en propaganda municipal

PSC y ERC eran partidarios de la abstención, mientras que el resto de fuerzas -CiU, Ciudadanos y Partido Popular- tenían previsto su rechazo. “La situación de parálisis y de ingobernabilidad que se vive en la gestión de la ciudad de Barcelona es patente y la retirada de los primeros presupuestos de la alcaldesa Colau demuestran esta grave situación”, explican a Vozpópuli fuentes del PP municipal que dirige Alberto Fernández Díaz. 

Dos millones para dietas y 7,5 millones para otros gastos

Otras partidas controvertidas son los dos millones de euros dedicados a dietas y los 7,5 para gastos de funcionamiento administrativo del Ayuntamiento de Barcelona, incluso por encima de los cinco millones previstos por Trías para el año que viene. Pese a que las negociaciones con ERC y PSC se han mantenido hasta el último momento, estas no han sido lo suficientemente fructíferas para que votaran afirmativamente a la tramitación, que permitiría que se llevara al pleno del viernes 27 de noviembre. 

"La situación de parálisis y de ingobernabilidad que se vive en la gestión de la ciudad de Barcelona es patente", critica el PP

También figuraba como una “propuesta estrella” de Barcelona en Comú, que gobierna en minoría con tan sólo 11 concejales de un total de 42 ediles, utilizar todo el superávit dejado por el gobierno anterior para destinarlo antes de que acabara este año a la inversión de proyectos de “rehabilitación social” en distintos ámbitos de la ciudad, algo que deberá revisarse en la presentación del próximo proyecto presupuestario. 

Fuentes municipales explican a este diario que los presupuestos de Barcelona para 2016 no podrán ser aprobados en el pleno del 29 de diciembre ya que requiere de “unas semanas para su revisión en exposición pública”. A diferencia de los trámites para la aprobación de las ordenanzas fiscales –que incluyen las subidas de tasas como el IBI o las zonas de aparcamiento preferente para vecinos o las multas de tráfico en la ciudad, entre otras figuras impositivas-, que sí precisan ser obligatoriamente aprobadas definitivamente antes de acabar el año, esto no es necesario que ocurra para la aprobación del Presupuesto. 

Las cuentas rechazadas preveían un presupuesto total para 2016 de 2.708 millones de euros, un aumento del 6,2% que el presupuesto inicial homologado del 2015 que elaboró CiU.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba