Día de la Hispanidad Miles de personas recorren Barcelona para celebrar un 12-O marcado por el desafío secesionista

Apenas dos días después de la declaración de independencia 'en diferido' de Puigdemont y tras la exitosa manifestación del domingo en favor de la unidad, una nueva manifestación conmemora la Fiesta Nacional en la ciudad condal, que ha terminado con un altercado entre radicales en la Plaza de Cataluña.

Banderas de España durante la manifestación este mediodía en Barcelona bajo el lema "Cataluña sí, España también".
Banderas de España durante la manifestación este mediodía en Barcelona bajo el lema "Cataluña sí, España también". EFE

Barcelona ha conmemorado el día de la Fiesta Nacional solo veinticuatro horas después del ultimátum dado por el Gobierno de Mariano Rajoy al presidente Carles Puigdemont para que aclare si ha proclamado la independencia unilateral de Cataluña y deponga su actitud si quiere evitar la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que permite suspender la autonomía. 

Las calles de la ciudad condal llevan dos agitadas semanas con intensas movilizaciones ciudadanas en favor y en contra del secesionismo. Además, el pasado martes tuvo lugar una huelga general masiva que paralizó casi por completo la capital catalana en protesta por las cargas policiales para evitar la consulta ilegal del 1 de octubre.

Tras la gran manifestación del pasado domingo en favor de la unidad de España, este jueves varias entidades partidarias de la permanencia han convocado una concentración en el centro de la capital. En la manifestación programada, entre otros por Societat Civil Catalana (SCC) bajo el lema "Cataluña sí, España también", no estaba previsto repetir la cifra histórica de asistentes de hace sólo unos días. Según cifras de la Guardia Urbana han acudido unas 65.000 personas, mientras que a la del domingo fueron entre 350.000 -según el Consistorio- y más de un millón de personas, según SCC. En cualquier caso, supone 13 veces más que el año pasado.

Los organizadores del acto de este jueves no han dejado pasar por alto en el manifiesto que se ha leído al final de la manifestación el hecho de que este martes el presidente Puigdemont llegase a declarar la independencia para suspender acto seguido sus efectos en busca del diálogo y la mediación internacional. Una "confusa pantomima más propia de patio de colegio que de sede parlamentaria", han calificado la declaración del jefe del Ejecutivo catalán. "Déjese aconsejar y deje de hablar en nuestro nombre porque usted no nos representa", ha dicho el secretario de SCC Manuel Miró logrando el aplauso del público.

La marcha ha comenzado a las 11 horas en el Paseo de Gracia a la altura de La Pedrera y ha discurrido hasta la Plaza de Cataluña, donde esperaban miles de personas.Además de SCC, también han llamado a la movilización otras entidades como Espanya i Catalans, Empresaris de Catalunya, Regeneración Democrática, Movimiento Cívico 12-O, Profesores por el Bilingüismo, España Generosa, Concordia Cívica, Convivencia Cívica Catalana y Españoles de a pie. 

Desde SCC reclamaron que la marcha discurriese en un clima calmado, alejado de los extremismos. También solicitaron que no se acudiese con símbolos preconstitucionales o que atentasen contra los valores democráticos. Sin embargo, un grupo de radicales ha reventado la jornada provocando un altercado en la terraza del conocido café Zurich de la Plaza de Cataluña, que ha tenido que cerrar sus puertas. Un guardia urbano ha resultado herido leve y los Mossos investigan lo ocurrido.

Entre las consignas más coreadas por los manifestantes están las que se han podido escuchar en las concentraciones de estas semanas: Puigdemont a prisión', 'Viva Espanya y visca Catalunya', 'España unida jamás será vencida' o 'Somos españoles, no somos fachas'.

Además de representantes de la organización, han encabezado la marcha la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas; el diputado de la formación naranja en el Congreso José Manuel Villegas y los diputados en el Parlament Fernando de Páramo y Carlos Carrizosa. Del ayuntamiento de Barcelona han asistido la líder del partido naranja en el Consistorio, Carina Mejías, y el líder municipal del PP, Alberto Fernández.

Por su parte, Democracia Nacional entre otras formaciones de ultraderecha también han celebrado en la plaza Sant Jordi de Montjuïc un acto de reivindicación de la Hispanidad que se viene repitiendo en los últimos años. Bajo el 'Hoy como ayer. A defender España', unas 350 personas según la Guardia Urbana han quemado banderas esteladas y propaganda independentista, al tiempo que cantaban el 'Cara al Sol' y coreaban consignas como "Artur Mas, a la cámara de gas" o "Rajoy traidor, defiende a tu nación". La concentración ultraderechista ha tenido su réplica cerca de la estación de Sants en la que se han congregado otras 400 personas de corte antifascista, en la que no se ha registrado ningún incidente. 

Imagen de la quema de esteladas.
Imagen de la quema de esteladas. EFE


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba