El tiempo recobrado

La Corea del Norte del Mediterráneo

El espectáculo que ofrece Artur Mas sometiéndose cual gimiente Justine a las sevicias del sádico camarada Baños sería risible si no fuera dramático. España entera asiste sobrecogida al desarrollo progresivo del proyecto separatista en Cataluña consciente de que está en juego la unidad de la Nación y con ella el bienestar, la seguridad y la estabilidad de nuestra vida colectiva de las próximas décadas. Sin embargo, para uno de los protagonistas de este aquelarre siniestro, la CUP, la independencia de la nueva república catalana no es un fin, sino tan sólo un medio.

Su verdadera meta es liquidar la sociedad abierta en las cuatro provincias del Principado para instaurar allí un modelo colectivista, marxista y revolucionario

Los lanzadores de sandalias y las guerrilleras urbanas de este fósil ideológico viviente persiguen la instauración de un Estado catalán desgajado de España con una motivación muy distinta a la del pleno ejercicio de la identidad cultural y lingüística y a la del goce de una soberanía irrestricta, objetivos para ellos puramente instrumentales. Su verdadera meta es de carácter ideológico y consiste en liquidar la sociedad abierta en las cuatro provincias del Principado para instaurar allí un modelo colectivista, marxista y revolucionario que liquide la propiedad privada, prescinda del euro, abandone la Unión Europea e imponga la dictadura del proletariado. Los nacionalistas, Mas, Junqueras, Romeva, Forcadell y demás tropa, son meros comparsas a los que utilizan en su camino hacia el paraíso comunista. Su destrucción sistemática de Artur Mas, al que han reducido a un pingajo patético desprovisto del menor asomo de dignidad con tal de conservar la poltrona, es fruto de su odio de clase porque en el aún Presidente de la Generalitat ven encarnados todos los males y vicios que detestan, la codicia venal, la colusión entre lo público y lo privado, el tejido empresarial propio de un sistema productivo racional y el uso regular del jabón y de la corbata.

Una vez eliminado este obstáculo procederán a aplicar un delirante programa de nacionalizaciones, confiscaciones, reparto de lo ajeno y atropellos a la libertad que, lógicamente, arruinará a Cataluña debido a una masiva fuga de capital humano y financiero y a una parálisis total del dinamismo económico. En este destructivo propósito serán acompañados inicialmente por los secesionistas de Esquerra, Iniciativa y organizaciones castelleras y chirucairas diversas hasta que puedan meterlos también en los correspondientes gulags o enviarlos al exilio. Este es el plan de la extrema izquierda representada por personajes tan ejemplares como David Fernández y Anna Gabriel, cuya mera contemplación produce escalofríos a cualquier persona sensata.

La CUP es el castigo a los pecados de una burguesía cobarde, corrupta, rastrera y amorrada a las subvenciones

Pues bien, Artur Mas, ese genio de la estrategia política y referente moral de la mafia internacional, colabora activamente a la consecución de tan loables delirios porque ha perdido por completo el norte y la cordura, aterrado por su horizonte penal tras veinte años de chico de los recados del venerable capo di capi del tres per cent. La CUP es el castigo a los pecados de una burguesía cobarde, corrupta, rastrera y amorrada a las subvenciones. Si no fuera porque en su merecida caída arrastrarían a millones de honrados e inocentes españoles, hasta se podría disfrutar con su derrumbamiento. La esperanza radica en esa mitad de los ciudadanos de Cataluña que no han sucumbido al lavado de cerebro de treinta años de tribalismo cleptocrático y que están dispuestos a dar la batalla democrática capitaneados por una joven valiente y honesta, limpia de lacras del pasado, que habla sin papeles y sin complejos. Confiemos en que su trabajo nos libre de ver a Cataluña convertida en una Corea del Norte mediterránea y ayudémosla con todas nuestras fuerzas primero porque se lo merece y segundo y definitivo porque su victoria será la de la de la civilización frente a la barbarie.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba