El Blog de Vontobel

Una vez más, volvamos a considerar los emergentes

Aunque sin dar ningún detalle concreto, la semana pasada Janet Yellen reconoció que el banco central americano está preparándose para subir los tipos en el tercer trimestre de 2015, aclarando que dicha subida debería producirse más o menos en consonancia con las expectativas del mercado. Volviendo la vista atrás, hace ahora ya algo más de un año desde que la Fed empezó a hablar sobre una paulatina reducción de su programa de estímulos monetarios. Sin materialización inmediata, la noticia supuso un duro golpe para los mercados emergentes que en el segundo trimestre de 2013 sufrieron importantes ventas guiadas por el pánico ante la incertidumbre en torno a la futura política monetaria de Estados Unidos. Desde entonces, es cierto que esta incertidumbre de alguna forma se ha mantenido, pero igual de cierto es que las economías emergentes están atravesado un proceso de saneamiento, lo que se está traduciendo en una vuelta gradual de los inversores a unos mercados que nunca han dejado de presentar interesantes oportunidades.

En primer lugar, su momentum sigue siendo importante. En general, su nivel de deuda frente al PIB es notablemente más bajo que el de los países desarrollados. Por otra parte, algunos gobiernos están preparando la puesta en práctica de medidas imprescindibles para liberalizar sus economías. Si nos centramos por ejemplo en India, que constituye una de nuestras regiones favoritas dentro de esta área, la mayor parte de sus compañías están orientadas al consumo doméstico (proveedores de servicios y bienes de consumo), lo que hace que la economía sea lo suficientemente fuerte como para hacer frente a un deterioro de las condiciones económicas en Estados Unidos o Europa. Además hay que recordar que está incorporando a más de 135 millones de personas al mercado laboral, lo que repercute de forma directa en un incremento directo del consumo privado.

En pocas palabras, y como ya hemos comentado en otras ocasiones, creemos que estamos ante un claro punto de entrada en los mercados emergentes. Y esta convicción se aplica tanto a la renta variable como a la fija. En cuanto a la renta fija emergente, y teniendo en cuenta que se trata de una clase de activo que solo ha registrado pérdidas tres veces en las últimas dos décadas y que solo ha vivido dos años “negativos” de forma consecutiva, las estrategias pasivas no darán buenos frutos. Por ello, además de llevar a cabo una cuidadosa selección de los candidatos a formar parte de la cartera, hemos de poner el acento en los temas en los cuales confiamos y hemos de analizar y considerar alternativas fuera del índice de referencia. Dado que los tipos de interés a nivel mundial siguen estando en niveles muy bajos, la deuda emergente se ha convertido en una opción atractiva para muchos inversores gracias los buenos rendimientos de esta clase de activo, que en su mayoría cuenta con grado de inversión. Esto ha ayudado también a que los flujos acumulados entren en territorio positivo en lo que llevamos de año, alcanzando los 4.900 millones de dólares desde el comienzo de 2014. En el último mes, los mayores contribuidores a la rentabilidad del índice emergente han sido Argentina (+9%), Venezuela (+5,6%) y Ucrania (+2,6%), mientras que por el lado contrario destacan Irak, Guatemala y Mongolia como los principales detractares de su rendimiento.

En cuanto a los mercados de acciones, no cabe duda de que no volveremos a ver las rentabilidades de los años 2004 y 2008, pero una correcta selección de compañías permitirá obtener buenos rendimientos. La estrategia de comprar un índice y limitarse a esperar que este lo haga bien no será efectiva, por lo que resultará fundamental poner en práctica una cuidada composición de la cartera. Las acciones de buena calidad, aquellas que disfrutan de sólidos balances, crecimiento de los ingresos y fuertes ventajas competitivas, por mencionar solo algunas de sus fortalezas, serán capaces de batir al mercado en momentos alcistas y, en caso contrario, amortiguarán la caída.

Como mantiene Rajiv Jain, nuestro director de inversiones y gestor de nuestro fondo de renta variable emergente, con independencia de las condiciones del mercado, hemos de mantenernos fieles a nuestra estrategia de inversión y seguir la brújula de la calidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba