El Blog de Vontobel

¿Por qué sigue teniendo sentido apostar por renta fija corporativa europea?

En un momento en el que la percepción sobre el mercado de bonos parece estar bastante dividida entre quienes claramente siguen viendo valor y quienes consideran que el momento de esta clase de activo ya ha pasado, nosotros nos situamos en el primero de los grupos. Es cierto que son muchos los analistas que están alertando sobre la compresión de los diferenciales, pero igual de cierto es que el mercado de renta fija europeo todavía cuenta con un importante recorrido. Es más, pensamos que los diferenciales no están caros. En nuestra opinión, considerar que estamos ante un potencial escenario de aumento de diferenciales es sinónimo de creer que estamos ante la repetición de una crisis sistémica, como la que vivimos en 2008. No obstante, vemos muy poca probabilidad de que esto ocurra. Y mucho más tras la última intervención del Banco Central Europeo. Como anticipamos, entre otras medidas, el BCE ha decidido reducir la tasa de depósito hasta situarla en territorio negativo. Sin duda, esto forzará a las entidades bancarias a prestar más dinero y en el caso de que no encuentren oportunidades, recurrirán a la inversión en bonos, tanto públicos como privados.

En este contexto, nuestra apuesta siguen siendo las emisiones con rendimientos superiores a los del índice y, sobre todo, seguimos pensando que la selección de los nombres es fundamental. En este sentido, preferimos las emisiones subordinadas y los bonos de alto rendimiento con calificación BB. Más concretamente, vemos valor en la deuda subordinada de algunas operadoras de telecomunicaciones y de compañías de servicios, en emisiones subordinadas TIER 1 de entidades financieras y en la deuda pública española. Frente a la deuda corporativa, cuyos diferenciales no son tan interesantes, los bonos del tesoro español nos parecen atractivos. Nuestro gestor de renta fija corporativa europea, Mondher Bettaieb, es bastante optimista respecto a los países de la periferia europea y en particular considera que España se encuentra bastante más avanzada que Italia en el proceso de reformas. Con todo, en términos más generales, la falta de crecimiento y de inflación en la zona euro nos llevan a seguir sin encontrar interés en las duraciones cortas. Incluso más ahora que tenemos la total certeza de que  seguiremos contando con tipos bajos durante un largo período de tiempo. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba