El Blog de Vontobel

¿Dónde hay oportunidades en el mercado de bonos de alto rendimiento?

En primer lugar en el sector energético. Sin duda, la fuerte caída registrada por los precios del petróleo desde el verano del año pasado, ha creado interesantes oportunidades de inversión a largo plazo. Centrándonos en un plazo temporal más cercano, esperamos que los precios del petróleo se mantengan cerca de los mínimos recientes o incluso disminuyan un poco más, ya que los fundamentales de la oferta no han cambiado significativamente y el mercado necesita absorber el exceso de oferta de crudo. Por tanto, los precios del petróleo deberían recuperarse modestamente en el segundo semestre de 2015 y en 2016. Dentro de este segmento, las empresas dedicadas a la producción y exploración en Estados Unidos nos parecen una alternativa a considerar e incorporar en las carteras. En muchos casos se trata de compañías que cuentan con múltiples motores y herramientas a su disposición, para aumentar la liquidez y mantener el endeudamiento bajo control, por lo que sus bonos resultan muy atractivos.

En términos macroeconómicos, esperamos que el crecimiento del PIB en Estados Unidos sea algo mayor en 2015 en comparación con 2014, impulsado por el gasto de los consumidores. Aunque todo el mundo espera que la Reserva Federal adopte una política monetaria más restrictiva, pensamos que los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos sólo deberían subir modestamente y poco a poco, sobre todo en la parte larga de la curva de rendimiento. Además, el sólido crecimiento económico debería ayudar a que las tasas de impago se mantengan en niveles bajos y manejables. En este contexto, y teniendo en cuenta sus actuales niveles, nos gusta el mercado norteamericano.

Por su parte, al otro lado del Atlántico, la recuperación europea está cobrando impulso, con el apoyo de la política monetaria, la debilidad del euro y los bajos precios del petróleo. Ante este escenario, en términos generales, las tasas de impago deberían seguir siendo reducidas en la mayoría de los sectores. Por todo ello creemos que podríamos estar ante un buen momento para aumentar la exposición a los emisores europeos con calificación B y triple C, centrándose siempre en créditos estables y que ofrecen un carry por encima del índice.

En general, seguimos siendo de la opinión de que los continuos bajos rendimientos (y negativos) del efectivo y los bonos gubernamentales hacen que los diferenciales de los bonos corporativos sean más atractivos. La reciente ampliación de los diferenciales en la deuda de alto rendimiento en Estados Unidos, ha generado un interés de compra renovado. En este sentido, un rendimiento del 6,5% parece ser un punto de entrada atractivo para los compradores de bonos estadounidenses de alto rendimiento, un nivel que podría alcanzarse este mes. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba