El Blog de Syz

El brillo de las acciones japonesas

El experimento llevado a cabo por el Banco del Japón (BoJ) no está libre de riesgo, pero el quantitative and qualitative easing (QQE) ha mejorado los fundamentales de las compañías japonesas. La debilidad del yen hasta finales del año pasado restauró los márgenes de las compañías internacionales y estimuló el sector del turismo (los visitantes a la tierra del sol naciente han aumentado de 8 millones en 2012 a más de 15 millones de turistas esperados este año). 

El clima de negocios ha mejorado significativamente gracias a los estímulos presupuestarios y  monetarios. Además, continúan los bajos tipos de interés que han animado a los inversores domésticos a equilibrar su cartera en favor de las acciones domésticas y los activos extranjeros. 

Y no solo el BoJ está apoyando a los activos de riesgo. El fondo de pensiones soberano (GPIF, por sus siglas en inglés) también contribuye. Hacia finales del año pasado, el GPIF (el mayor fondo de pensiones del mundo, con más de 1 billón de dólares en activos) revisó su política de inversión  para duplicar su objetivo de asignación a acciones domésticas al 25%. Esta reasignación, la cual está actualmente alrededor del 20%, todavía representa más de 50.000 millones de dólares en compras, que progresivamente continuarán ofreciendo un apoyo extra a las acciones japonesas, especialmente en los momentos de volatilidad en la economía y los mercados globales. Otro punto positivo para la salud actual del mercado es que los fondos especulativos y los flujos que han sacudido a los índices japoneses cada vez que entraban y salían del mercado en masa no han sido muy evidentes este año. Esto significa que no más ‘turistas’ que dificultan a los inversores con un horizonte temporal más allá del semanal tira y afloja.

Y, por si fuera poco, las valoraciones se mantienen atractivas a pesar del aumento de más del 100% de los índices japoneses en los últimos tres años, con un ratio precio-beneficio de 13 veces y un ratio de valor en libros de alrededor de 1,2 veces. Los precios de las acciones no parecen reflejar totalmente la dinámica positiva de los beneficios. No solo el crecimiento de los beneficios esperados es más elevado que en otros grandes mercados, sino que también es el único que ha sido revisado al alza en los últimos meses – y sin la ayuda de un yen más débil. 

Es probable que el RoE también mejore. Abenomics, que empujó los tipos de interés reales a territorio negativo con el QQE, también introdujo nuevas normas de gobierno corporativo, que han dado a las compañías motivos para gastar su dinero de forma más eficiente. Así, las recompras de acciones han aumentado significativamente, mientras que las adquisiciones (sobre todo en el extranjero, incluyendo la compra de la aseguradora HCC en Estados Unidos por Tokio Marine por 7.500 millones de dólares) también han aumentado. Aunque los márgenes de beneficios y el RoE ya han subido notablemente, su potencial de mejora está lejos de agotarse. El RoE del índice Topix,  que incluye más de 1.800 compañías, es alrededor de un 50% inferior a la media del S&P 500 de los últimos 20 años… La presión de los accionistas es probable que continúe y se deje sentir tanto en el RoE como el gobierno corporativo. Especialmente con la obligación futura de tener al menos dos directores independientes sentados en los consejos de las compañías. Sólo el 22% de las compañías del Topix cumple actualmente estos criterios, mientras que más de un tercio (700 empresas) no tienen director independiente. En comparación, según Bloomberg, los directores no ejecutivos en los consejos representan el 87% del S&P 500 y el 77% en el Eurostoxx 600. 

A la luz de esto, esta vez el sol parece brillar de forma sostenible para el mercado japonés. Esta visión constructiva también se refleja en nuestras mesas de asignación de activos, con una sobreponderación en este mercado, a una escala que yo no había visto anteriormente en mi trayectoria profesional y que parece que va a mantenerse incluso en caso de que aparezcan nubes de tormenta en los mercados internacionales. Como dice un proverbio japonés, la lluvia siempre cae más fuerte en un techo con goteras.

* Fabrizio Quirighetti, CIO y responsable de Multiactivos y renta fija de SYZ Asset Management


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba