El Blog de Robeco

Trend Investing: desviándose del índice (I)

Cuando en 2007 empecé a gestionar el fondo de inversión de bienes de consumo de Robeco, me quedé estupefacto cuando vi su índice de referencia. Estaba lleno de empresas que, en mi opinión, nunca reeditarían en el futuro sus glorias pasadas. 

Por ejemplo, el distribuidor minorista estadounidense BestBuy acusaba la competencia 'online' de empresas como Amazon, mientras que el futuro de la empresa de fotografía Eastman Kodak era incierto tras la llegada del iPhone. Empresas neerlandesas como TomTom también tenían que hacer frente al avance de nuevos actores de internet propiciado por aplicaciones gratuitas como Google Maps

Afortunadamente, se me concedió flexibilidad para desviarme significativamente del índice y decidí invertir siguiendo tendencias mundiales. Pero, ¿cómo se selecciona una tendencia y qué criterios debe cumplir? Para mí, las tendencias son pautas que avanzan en una dirección determinada durante varios años, que afectan a más de un sector y que acontecen en más de una región. También deben ofrecer unas oportunidades de inversión interesantes en número suficiente, estar contrastadas (sin ser modas o las denominadas acciones conceptuales) y, al mismo tiempo, deparar varios años de potencial de crecimiento. 

Robeco Global Consumer Trends invierte en función de tres tendencias mundiales: los consumidores dedican más tiempo y dinero a las compras 'online'; la creciente riqueza de los consumidores de los mercados emergentes; y el atractivo para el consumidor de las marcas reconocidas. La cartera se compone de acciones con sólidas posiciones competitivas que considero están satisfactoriamente posicionadas para beneficiarse de estas tendencias. 

El Trend Investing me dio la oportunidad de excluir a empresas como Eastman Kodak y BestBuy, y de, en su lugar, adquirir acciones de empresas que se beneficiarían de los cambios en la conducta de los consumidores. Empresas como Apple y Google del sector tecnológico, MasterCard como proveedora de soluciones e infraestructura virtual para el tráfico de pagos internacionales, y proveedores hoteleros 'online' como Priceline.com, propietaria de la muy conocida Booking.com

El Trend Investing ofrece unas ventajas enormes. En primer lugar, uno se puede centrar en los cambios estructurales a largo plazo. Además, las novedades a corto plazo – que normalmente son responsables de casi toda la volatilidad de los mercados bursátiles – son menos importantes. Eso significa que no tengo que preocuparme por las oscilaciones diarias de las cotizaciones. El Trend Investing también conlleva un planteamiento a futuro, mientras que la mayoría de los índices otorgan, en realidad,  la mayor ponderación a las empresas que en el pasado han tenido el mayor éxito. 

Sin embargo, el Trend Investing presenta dos desventajas. En primer lugar, a veces carece de flexibilidad, ya que la valoración no es el único criterio que sigue la política de inversión. Las acciones interesantes por fundamentales que no pertenezcan a una de las tendencias mencionadas no podrán ser incluidas en la cartera. Además, las acciones de empresas que anticipan tendencias estructurales suelen tener valoraciones más elevadas por haberlo descontado su cotización. Eso obedece a sus mejores perspectivas de crecimiento. 

Las ventajas compensan con creces a las desventajas, como queda patente en la rentabilidad a largo plazo del fondo. En próximos artículos abordaré con más detenimiento los pormenores de las distintas tendencias.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba