El blog de Paula Mercado

El tamaño importa

Es sabido que para obtener mayor rentabilidad a largo plazo el riesgo que hemos de asumir es también mayor, de la misma forma que un menor riesgo normalmente genera también retornos inferiores.

Pero a corto plazo la relación entre riesgo y rentabilidad no está tan clara. Posiblemente porque con frecuencia se identifica riesgo con volatilidad (número de subidas y bajadas en la cotización de un valor) aunque en realidad no es más que un tipo de riesgo.

Si tomamos como referencia los índices Ibex, vemos cómo en lo que llevamos de año la rentabilidad del Ibex 35 es de 5,75 por ciento, frente a un 6,42 por ciento del Ibex Medium Cap y un 19,02 por ciento del Ibex Small Cap. De estos resultados puede desprenderse que la inversión en empresas de pequeña capitalización es la más rentable de las tres opciones. Sin embargo, si ampliamos el periodo hasta cinco años, la percepción es algo diferente. El principal referente de las 35 compañías de mayor capitalización gana un 14,26 por ciento, mientras que el representante de las empresas de mediana capitalización avanzó un 47,58 por ciento en los últimos cinco años y el Ibex Small Cap retrocedió un 18,22 por ciento.

En el periodo más largo se reflejan riesgos inherentes a cada grupo de compañías, quedando las de pequeña capitalización en posición bastante negativa respecto al resto, mientras que las Medium Cap son las ganadoras absolutas. Una de las razones de esta evolución puede ser debida a la liquidez, o la facilidad para comprar o vender un valor en el momento deseado, que va ligada a la volatilidad de ese valor. Una compañía de tamaño grande verá variar su cotización cada segundo, puesto que hay miles de operadores negociando el valor. En el otro extremo, una empresa de pequeña capitalización puede ser menos volátil puesto que se cruzan menos operaciones sobre sus acciones. Hay menos cantidad de acciones disponibles para negociar y, por tanto, se negocian con menor frecuencia.

Para un gestor de fondos, tener en cartera un valor escaso, pero de gran demanda supone una ventaja, puesto que su cotización aumenta. Sin embargo, si la tendencia cambia puede ser muy difícil venderlo a menos que sea a un precio muy inferior, llevando al valor a una bajada histórica. Invertir en empresas de pequeña capitalización puede ser por tanto muy rentable, pero es importante entender los riesgos antes de decidir si invertir, cuando invertir y cuando deshacer la posición.

En fondos de inversión vemos un comportamiento mucho más uniforme, en base a la clasificación de categorías. El índice de la categoría VDOS Renta Variable España Small/Mid, que incluye las de pequeña y mediana capitalización, obtiene una rentabilidad en el año de 9,78 por ciento y de 52,19 por ciento a cinco años, mientras que el de Renta Variable España es de 9,58 por ciento en el año y 52,73 por ciento en los últimos cinco años. La pequeña diferencia se debe, en su mayor parte, al escaso número de fondos que invierten en cotizadas españolas de pequeña y mediana capitalización.

De los fondos que invierten en empresas españolas de pequeña y mediana capitalización, el de mayor patrimonio es Santander Small Caps España, con 341 millones de euros y una rentabilidad en el año de 9,69 por ciento, según VDOS, y de 69,85 por ciento a cinco años. El más rentable en el año (10,88%) es, sin embargo, Bankia Small & Mid Caps España con 32 millones de euros de patrimonio y una revalorización a cinco años de 57,06 por ciento, según VDOS.

En Renta Variable España, el de mayor patrimonio es Fidelity Funds-Iberia Fund, un fondo con calificación cinco estrellas de VDOS que suma más de 1.800 millones de euros, con una revalorización en el año de 11,84 por ciento, según VDOS, en su clase A de distribución en euros, y un 73,55 por ciento a cinco años. El más rentable en el año es Bankia Bolsa Española, con un 15,31 por ciento de revalorización, según VDOS, y un 45,15 por ciento a cinco años.

La conclusión que puede derivarse es que la mayoría de los fondos que invierten en renta variable española diversifican su cartera a lo largo del espectro de capitalización y, considerando que las Medium Cap son las más abundantes, son en realidad las que marcan la pauta de la evolución del conjunto del mercado. No son tan fáciles de seguir como las de gran capitalización, por tener una menor cobertura por parte de los analistas pero, precisamente por esta razón, tanto Small como Mid Cap suponen una mayor oportunidad para un buen gestor.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba