El blog de Paula Mercado

Esa inversión líquida

La región del Golfo es el único mercado verdaderamente sólido. Liderado por Arabia Saudí, esta zona geográfica supera al resto del mundo en la cifra per capita de inversión. El norte de África y el resto del mundo árabe continúan lastrados por la inestabilidad política que comenzó con la Primavera Árabe. Brasil, que fue uno de los mercados de mayor crecimiento durante 2013, probablemente ha tocado máximos. Un crecimiento económico ralentizado y presiones regulatorias parecen indicar una desaceleración de su inversión. Por el contrario, las perspectivas de crecimiento económico de Méjico han mejorado y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) ha publicado unas estimaciones bastante optimistas.

Por su parte, China ha sustituido a EEUU como el mayor mercado mundial de infraestructuras de agua, pero se observa una fuerte divergencia entre los datos oficiales y la experiencia de los partícipes en el mercado. Globalmente las estimaciones apuntan a un crecimiento en el mercado que lleva casi a duplicar la inversión en el sector en 2025, con respecto a 2007 (véase gráfico).

Los fondos que invierten en la industria del agua son un número bastante reducido, pero con unos resultados excelentes por rentabilidad tanto en el año como en los últimos tres años. El mejor dato lo obtiene la clase B en dólares de JULIUS BAER MULTIPARTNER - ROBECOSAM SUSTAINABLE WATER FUND con un 14,03 por ciento de revalorización en lo que llevamos de año, según VDOS. Encuadrado en la categoría VDOS de Ecología, el fondo obtiene una rentabilidad de 27,94 por ciento a un año, con una controlada volatilidad de 9,07 por ciento. Su cartera incluye acciones de una selección de empresas que ofrecen tecnologías, productos o servicios relacionados con la cadena de creación de valor del agua, otorgando una especial importancia a la sostenibilidad. Sus mayores posiciones en cartera corresponden a las estadounidenses Danaher Corp, Thermo Fischer Scientific y American Water Works y a las francesas Suez Environnement SA y Veolia Environnement SA.

Un 11,60 por ciento, según VDOS, es la rentabilidad obtenida por la clase R en dólares de PICTET WATER, que en el último año se revaloriza un 25,29 por ciento, con un coste de volatilidad de 8,22 por ciento. Un dato bastante controlado de volatilidad que lo sitúa entre los mejores de su categoría por este concepto, en el quintil cinco. Invierte su cartera principalmente en empresas productoras de agua, de acondicionamiento y desalinización, de distribución, embotellado, transporte y envío, o bien especializadas en el tratamiento de aguas residuales, alcantarillado y tratamiento de residuos sólidos, líquidos y químicos, además de compañías que operan estaciones depuradoras o que proporcionan equipamiento, consultoría e ingeniería en el sector del agua. Sus principales posiciones en cartera incluyen compañías como las estadounidenses American Water Works y Xylem, las francesas Suez Environnement y Veolia Environnement y la británica Pennon Group.

De la gestora Gesiuris AM (grupo Visega Patrimonios) PANDA AGRICULTURE & WATER FUND obtiene en lo que va de año una rentabilidad de 11,55 por ciento, según VDOS. A un año, gana un 18,35 por ciento por rentabilidad, con una volatilidad de 8,40 por ciento. La cartera del fondo distribuye sus activos entre el sector agrícola y del agua, tomando como referencia el índice S&P Global Agribusiness en un 80 por ciento y el S&P Global Water en un 20 por ciento. Gestionado por Marc Garrigasait, las mayores posiciones en la cartera del fondo se asignan a compañías como la estadounidense del sector agrícola Archer Daniels Midland Co, la también agricola noruega Yara International ASA, la estadounidense del sector del agua Lindsay Corp, así como el ETN (Exchange Traded Note) sobre el índice ELEMENTS Rogers International Commodity Agriculture y el ETF (Exchange Traded Fund) sobre el índice PowerShares DB Agriculture.

La demanda de agua puede crecer de forma exponencial. El término punto límite, que ha tomado prestando de la industria del petróleo y que está siendo utilizado con mayor frecuencia por estudios de académicos, asesores gubernamentales e inversores, sugiere que estamos acercándonos al límite de un recurso limitado.

En los últimos cinco años el índice S&P Global Water ha generado una rentabilidad anualizada de 8,53 por ciento. En el mismo periodo, el S&P/TSX Global Gold Index se anota un retroceso anualizado por rentabilidad de 13,21 por ciento. Puesto que la exposición en el sector de agua se consigue fundamentalmente a través de compañías de servicios públicos e infraestructuras, hay siempre riesgos asociados con estos negocios. Por otra parte, muchas industrias innovadoras relacionadas con el agua están conectadas con sectores tales como energías renovables, cuya cotización puede verse afectada por factores que no están relacionados con el agua. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba