El blog de Paula Mercado

El futuro del consumo global

Según el Banco Mundial, los aproximadamente 4.500 millones de habitantes de países emergentes de baja renta consumen más de 5.000 billones de dólares (aproximadamente 4.698 billones de euros) al año. De hecho, el volumen de consumo de los segmentos inferiores supone un volumen mayor que el de los segmentos medio y alto juntos.

Sólo en alimentación y bebidas su volumen de consumo representa 2.300 billones de dólares (aproximadamente 2.361 billones de euros). Lo mismo puede decirse de energía. En otros sectores, incluyendo vivienda, calzado, equipamiento del hogar, educación, salud, o agua, los volúmenes son bastante similares. Sólo se incrementan en el segmento medio y alto en transporte, servicios financieros y tecnologías de la información y comunicaciones.

De forma general, los consumidores buscan valor. Demandan productos y servicios que puedan mejorar sus vidas. Por eso las oportunidades de negocio se encuentran no tanto en sus necesidades, como en lo que están dispuestos a pagar por lo que desean.

En los últimos diez años, la renta disponible ha aumentado de forma sostenida en los países emergentes a una tasa media anual de 7,30%. En 2011, las economías emergentes generaban 6.600 dólares (aproximadamente 6.202 euros) de Producto Interior Bruto per capita, un aumento notable desde los 1.900 dólares de hace 20 años y desde los 3.200 dólares de hace tan sólo diez años. Para 2017 se espera que el PIB aumente hasta 9.000 dólares, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional.

Los efectos del creciente nivel de renta disponible entre las clases medias se están notando ya. La tasa compuesta de crecimiento anual de renta disponible en los hogares chinos fue de 20% en 2011, comparada con una tasa algo inferior al 5% en EEUU y tasas negativas en Reino Unido. Tal como ocurrió en los países desarrollados, y sucede ahora en los países emergentes, el aumento en la renta disponible supone gustos de consumo más sofisticados y un aumento del aprecio por las marcas, trayendo consigo un incremento en la comercialización de artículos discrecionales.

De acuerdo con esta evolución global del consumo, los fondos que invierten en empresas de este sector han tenido también un comportamiento positivo en el último año. De los fondos de la categoría VDOS sectorial de Consumo, destaca la clase A de capitalización en dólares de INVESCO GLOBAL LEISURE con una revalorización desde enero de 3,22%. Referenciado al índice MSCI World Consumer Discretionary, a un año obtiene una rentabilidad de 41,19%, con un dato de volatilidad de 10,54%.

Invierte en una cartera internacional de empresas cuya actividad principal es el diseño, producción o distribución de productos y servicios relacionados con actividades de tiempo libre. Las mayores posiciones en la cartera de este fondo corresponden a Amazon (10,59%) el holding de medios de comunicación Comcast Corp (4,34%), el proveedor de televisión de pago DISH Network Corp (4,10%), la empresa de videojuegos Activision Blizzard (3,92%) y la matriz de Google Alphabet (3,86%).

Focalizado en la cadena de valor del vino, MARCH INTERNATIONAL MARCH VINI CATENA gana un 1,80% por rentabilidad en el año en su clase A en dólares, avanzando un 26,06% por rentabilidad en el último año, con un coste por volatilidad de 8,42%. Tomando como referencia el índice MSCI WORLD, su cartera invierte en empresas de todo el mundo cuya actividad se centre en la industria del vino y los licores, así como en la cadena de valor de la industria vinícola (distribución, bodegas, productores, sociedades agrícolas, industria auxiliar del vino).

Las mayores posiciones en la cartera del fondo corresponden a la empresa española de viñedos y vino Barón de Ley (4,08%), la inglesa de bebidas alcohólicas premiumDiageo (4,06%), la francesa de bebidas alcohólicas Pernod Ricard (3,83%), la también francesa LVMH Moet Hennessy Louis Vuitton (3,81%) y el distribuidor alemán de vinos Hawesko Holding (3,59%)

También con calificación cinco estrellas de VDOS, la clase A en dólares de MSIF GLOBAL BRANDS FUND obtiene una rentabilidad de 2,73% en el año y un 21,48% en el último año, con un controlado dato de volatilidad de 4,72%, que lo sitúa por este concepto en el quintil cinco, entre los mejores de su categoría. Referenciado al índice MSCI World (Net) Index, invierte principalmente en una cartera centrada de empresas cuyos resultados estén respaldados por una sólida imagen comercial.

Las mayores posiciones en la cartera de este fondo incluyen nombres como la fabricante británica de productos para el cuidado del hogar y la salud Reckitt Benckiser Group (8%), la tabaquera British American Tobacco (7,76%), la francesa de cosméticos y belleza L’Oreal (6,98%), Microsoft (6,83%) y la multinacional británico-holandesa Unilever (6,24%).

Los consumidores de EEUU y otras economías desarrolladas han sido la fuente principal de demanda global y un importante impulsor del crecimiento global en los últimos 50 años. Sin embargo, los vientos de cara que estas economías están afrontando cuestionan su capacidad para seguir liderando el crecimiento global, como habían venido haciendo. Al mismo tiempo que los retos aumentan en el mundo desarrollado, sin embargo, el mundo emergente presenta unas condiciones que podrían llevarlos a tomar el relevo del crecimiento global en las próximas décadas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba