El blog de Paula Mercado

En 2014 fondos de renta variable de Europa y España

El año 2013 ha supuesto un cambio de tendencia radical para los fondos de inversión que, tras un largo periodo de sequía, han comenzado a recibir nuevamente aportaciones significativas.

La causa de este giro, tras varios años de drenaje de patrimonio, ha sido no la comprensión de las bondades que los fondos de inversión ofrecen a sus inversores, sino más bien a los reducidos tipos de interés que, por recomendación del Banco de España, ofrecían los depósitos.

Se observa claramente el carácter conservador del transvase de capital de este tipo de inversores hacia fondos de inversión, cuando identificamos las categorías de fondos que más entradas netas recibieron durante el año. De los fondos de gestoras nacionales, los que invierten en activos de renta fija recibieron 12.458 millones de euros, casi tanto como monetarios (7.526 millones) y mixtos (5.788 millones) juntos y aproximadamente la mitad de lo que recibieron los de renta variable, sectoriales (6.455 millones).

De las categorías VDOS, Monetario Euro Plus fue la más beneficiada en el año, con 5.937 millones. En renta fija, las categorías de Renta Fija Euro Largo Plazo (4.354 millones) Deuda Pública España (3.552 millones) y Deuda Pública Euro (2.064 millones) suman, junto con los monetarios, más del 50 por ciento de las captaciones netas en el año, por valor de 23.716 millones de euros. En renta variable, las mayores suscripciones netas se canalizaron hacia Renta Variable España, con 1.470 millones de euros.

Pero la rentabilidad va unida al riesgo y los fondos que mejores resultados obtuvieron fueron el grupo de los que invirtieron en sectores como Biotecnología o Salud, con rentabilidades en el año de 50,15 y 31,56 por ciento respectivamente. También se beneficiaron de la política monetaria conocida como Abenomics los fondos de Renta Variable Internacional Japón, que se revalorizaban un 45,47 por ciento. Empresas de pequeñas y mediana capitalización, españolas y europeas, alcanzaron asimismo retornos notables, un 41,77 por ciento en el caso de la Renta Variable España Small/Mid Cap y un 33,17 por ciento la Renta Variable Euro Small/Mid Cap, mostrando la adaptabilidad de este tipo de empresas en un entorno económico difícil, y su importancia tanto en España como en Europa.

¿Qué podemos esperar de 2014?

El entorno económico ha cambiado notablemente en el último año. La economía estadounidense empieza a crecer lo suficiente como para que la Fed se haya decidido a iniciar el tan anunciado tapering, con los índices bursátiles en máximos y las cotizaciones de sus empresas en valoración. En Europa, la recesión ha tocado a su fin, a pesar de que la recuperación se anuncia lenta, pero cuenta con la ventaja de lo atractivo de sus valoraciones, en cuanto a la renta variable se refiere, y el alto grado de solvencia de sus empresas, que apoya la inversión en sus emisiones de renta fija corporativa. Los emergentes decepcionaron en 2013, principalmente por la reducción de flujos de inversión tras el anuncio de la Fed de la reducción en su programa de estímulos monetarios. Sigue habiendo oportunidades en China y en la región de Asia-Pacífico, pero hay que ser selectivos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba