El blog de Paula Mercado

Nuevo post sin título

En la rueda de prensa, tras la reunión del Banco Central Europeo, el presidente Mario Draghi mantenía los tipos sin cambios, anunciando al mismo tiempo la posibilidad de que en la reunión de diciembre se ampliara el actual programa de expansión cuantitativa, dependiendo de la evolución de la economía en ese momento. Puesto que el dinero sigue estando barato, la noticia influyó positivamente en los mercados de renta variable, aunque puede revelar una situación económica algo más deslucida de lo que las cifras parecen indicar.

Con los tipos de interés a niveles tan reducidos, la búsqueda de rentabilidad está llevando a los inversores a tomar un riesgo mayor de lo que habitualmente tomarían. Sin embargo, la renta fija no puede quedar totalmente descartada de las carteras. Aunque correlacionada con la deuda soberana, la deuda corporativa ofrece la oportunidad de obtener retornos modestos que, en el caso de las emisiones europeas, cuenta con un riesgo de impago muy reducido, permitiéndonos reducir el riesgo de la cartera. 

De una selección de fondos de inversión de la categoría VDOS Deuda Privada Euro, que incluye este tipo de activos en su cartera, con calificación cinco estrellas de VDOS, uno de los que mejor comportamiento tiene en el último año es la clase A de acumulación, con cobertura en dólares, de SCHRODER ISF EURO CORPORATE BOND con un 7,84 por ciento de revalorización. A un año se revaloriza un 14,61 por ciento, registrando un dato de volatilidad de 13,02 por ciento, contando con un patrimonio gestionado de 5.179 millones de euros. Entre sus mayores posiciones en cartera se incluyen emisiones de Yorkshire Building Society (1,44%) Discovery Communications Inc (1,02%) la filial de la empresa gasista australiana APT Pipelines Ltd (1%) así como Lloyds Bank Plc (0,95%) y Wells Fargo & Co (0,94%).

La clase P de capitalización en dólares de LO FUNDS – EURO BBB-BB FUNDAMENTAL gana un 5,05 por ciento por rentabilidad durante 2015 y un 10,88 por ciento a un año, con una volatilidad de 13,09 por ciento. Un fondo con un patrimonio bajo gestión de 776 millones de euros, que invierte mayoritariamente en emisiones corporativas en euros, de grado de inversión y de high yield (elevado rendimiento) con calificación BBB, BB o equivalentes. Se propone obtener retornos superiores a las emisiones tradicionales con calificación de grado de inversión. Las mayores ponderaciones en la cartera de este fondo corresponden al sector de Industria (70,10%) Instituciones Financieras (19,70%) y Servicios Públicos (7,60%) mientras que por calificación crediticia BBB representa un 58,20 por ciento, BB un 35,50 por ciento, B un 1,8 por ciento y A un 1,4 por ciento de la cartera.

De la gestora DWS Investments (Spain), la clase A de DWS BONOS 2016 se revaloriza durante 2015 un 1,89 por ciento, según VDOS, y un 0,88 por ciento a un año, con una controlada volatilidad de 1,79 por ciento, en este último periodo, que lo sitúa entre los mejores de su categoría por este concepto, en el quintil cinco. Su objetivo en obtener una rentabilidad no garantizada de 4% TAE para suscripciones realizadas hasta 28/03/2012. Gestionando un patrimonio de 133 millones de euros, las mayores posiciones en la cartera de este fondo incluyen emisiones del fondo de titulización AyT Cédulas Cajas Global, de las empresas rusas del sector energético Lukoil International, TNK-BP Finance y del grupo bancario español Santander.

Los datos económicos continúan siendo positivos en Europa y la política del BCE se mantiene ultra-expansiva. Al mismo tiempo, los balances corporativos mantienen su fortaleza y los bancos continúan aumentando su capitalización. Aunque la Reserva Federal pospuso la subida de tipos en septiembre, eventualmente los incrementará en algún momento de los próximos meses, generando volatilidad. Por otra parte, la caída en los precios de las materias primas y la ralentización de la economía china generarán una reducción de la inflación en los países desarrollados, lo que limitará una subida de tipos a corto plazo. Este entorno de crecimiento global positivo, aunque reducido, y de baja inflación, es típicamente beneficioso para el mercado de bonos corporativos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba