El blog de Paula Mercado

Inversión creciente en proyectos agrícolas

El creciente aumento de la clase media en el mundo emergente y su consecuente incremento en la demanda de alimentos de mayor calidad, ha generado una búsqueda de recursos naturales en la mayoría de estas economías.

En EEUU la Casa Blanca anunciaba a finales de julio la creación de un Fondo de Inversión Rural de 10.000 millones de dólares (aproximadamente 7.472 millones de euros) que permitirá invertir en proyectos agrícolas a fondos de pensiones y grandes inversores. Proyectos que incluirán sistemas de aguas residuales y desarrollo de infraestructuras en la America rural.

Bajo la denominación de Rural Infrastructure Opportunity Fund, estará apoyado por CoBank, una cooperativa de bancos miembro del Sistema de Crédito Agrícola, una red de bancos patrocinados por el Gobierno que prestan a la industria. CoBank se ha comprometido a aportar los primeros 10.000 millones de dólares al fondo, que estará gestionado por Capitol Peak Asset Management y el Departamento de Agricultura del Gobierno ayudará a identificar proyectos para el fondo. Los inversores podrán invertir tanto en formato de acciones como de bonos, en proyectos individuales o empaquetados, obteniendo ganancias del principal, además de intereses. A la conferencia de presentación del fondo se anunció la asistencia de 600 ejecutivos financieros, inversores y oficiales del Gobierno, en la que aparecen como conferenciantes el Secretario del Tesoro, Jakob L. Lew y Ken Wilson, vicepresidente de Blackrock, la mayor gestora del mundo.

La iniciativa ha sido consecuencia del giro que un gran volumen de flujo inversor está haciendo hacia inversiones menos tradicionales, como hedge funds, acciones de empresas no cotizadas e industria agrícola. Una de las regiones de EEUU en que la inversión es más necesaria es en California, que se enfrenta a una de las mayores sequías de la historia, por lo que hay una oportunidad para proyectos relacionados con el necesario aporte de agua a la zona.

Pero el estadounidense no es el único caso. Las compañías agrícolas israelíes anunciaban la semana pasada su intención de visitar Filipinas en noviembre próximo para explorar oportunidades de inversión en productos lácteos, irrigación y gestión del agua entre otros proyectos. Afimilk Ltd, productor líder en Israel de lácteos, ha expresado ya su interés en invertir en Filipinas, en la misma línea de su inversión en Vietnam, donde cuenta ya con 30.000 cabezas de ganado. Aunque Israel dispone de abundantes recursos hídricos, reutiliza el 90 por ciento de su agua reciclada para su producción agrícola. El país es, además, líder en tecnología de invernadero, una tecnología que ha revitalizado gran parte de zonas agrícolas españolas, antes improductivas.

También a finales de julio, la agencia estatal angoleña ANGOP anunciaba que un representante del gobierno de Corea del Norte ha expresado interés en invertir en agricultura e industrias relacionadas al Norte de Angola, en la provincia de Malanje.

De acuerdo con el informe Greener Pastures de ANZ/Port Jackson Partners, el sector agrícola australiano necesita una inversión de 600.000 millones de dólares (aproximadamente 448.332 millones de euros) para los próximos 35 años, si quiere maximizar su retorno de la creciente demanda recibida de los países asiáticos, particularmente de China.

Las exportaciones están ya sucediendo a gran escala. Sólo la provincia de Guangdong, al sur de China, cuenta con 100 millones de habitantes, que consumen 12 millones de toneladas de grano al año. Pero la demanda de cereales es unas dos veces esa cantidad, ya que la provincia lo utiliza para alimentar la ganadería y otros usos industriales. Australia exporta unos 26 millones de toneladas de grano al año, lo suficiente para satisfacer la demanda de Guangdong. El volumen de importaciones de grano procedente de otros países es de 24 millones de toneladas, pero comparado con un coste de fletes equivalente, la calidad del trigo australiano es mayor, según afirma Zhu Junming, presidente de China's Shenzhen Cereals Group.

Pero la inversión en activos agrícolas es frecuentemente más compleja que en otros activos. Son activos típicamente más dispersos y pequeños y la necesidad de contar con experiencia operativa y de gestión, así como de gestión de relaciones a pie de cultivo, convierten a este tipo de inversión en un reto para los inversores chinos, en comparación con los temas de ingeniería, políticos y de financiación relacionados con los proyectos de minería.

Entre los fondos de inversión registrados para su comercialización en España, que invierten en el sector agrícola, el mejor resultado en el año lo obtiene Allianz Global Agricultural Trends A–EUR con un 13,43 por ciento de revalorización, según VDOS. En el último año obtiene una rentabilidad de 18,74 por ciento, con un dato de volatilidad de 7,89 por ciento. Entre sus cinco mayores posiciones encontramos valores como Monsanto Co, Archer-Daniels Midland Co, Tyson Foods Inc Class A, CF Industries Holdings Inc y Pilgrims Pride Corp.

El fondo de Amundi Asset Management, Amundi Equity Global Agriculture alcanza en el año una rentabilidad de 7,84 por ciento, según VDOS, en su clase AE de capitalización, revalorizándose un 14,05 por ciento en el último año, periodo en que registra una controlada volatilidad de 6,82 por ciento. Las mayores posiciones en su cartera corresponden a Archer-Daniels Midland Co, Bunge Ltd, Tyson Foods Inc Class A, Associated British Foods PLC y Monsanto Co

Un 4,89 por ciento, según VDOS, es la rentabilidad obtenida por la clase E2 en euros de BGF World Agriculture Fund A un año, se revaloriza un 10,27 por ciento, con un coste por volatilidad de 7,39 por ciento. Entre sus mayores posiciones encontramos nombres ya presentes en las carteras de los dos fondos anteriores, como Monsanto Co, Archer-Daniels Midland Co, Tyson Foods Inc Class A y Bunge Ltd, además de los ADRs de la brasileña BRF SA.

Con los reducidos tipos de interés de la renta fija y la renta variable de los mercados desarrollados cotizando en valor, se intensifica la búsqueda de opciones que ofrezcan un retorno aceptable al capital invertido, incrementándose el nivel de tolerancia al riesgo. La inversión en agricultura ofrece un gran potencial de crecimiento, necesario para poder satisfacer la demanda de alimentos de la creciente población mundial que, de media, continúa aumentando su capacidad adquisitiva. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba