El blog de Mirabaud AM

La libra se depreciará más antes de fin de año

A raíz de la decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea, la libra esterlina se depreció un 10% frente al dólar y al euro pero, tras esa fuerte caída inicial, se estabilizó gracias, en gran parte, a los buenos datos económicos. Unos datos económicos que lejos de confirmar los peores augurios que sobrevolaban el mercado tras el resultado del referéndum, sorprendieron por su resiliencia y obligaron a los inversores a revisar sus previsiones al alza.

Pero no debemos dejarnos llevar por el optimismo ya que estos datos económicos no son suficientes para valorar el efecto global del Brexit y aún menos para pronosticar un escenario positivo para la economía británica a corto plazo. De hecho, a corto plazo y durante la transición al próximo año, prevemos una continuación de la depreciación de la libra y una desaceleración del crecimiento británico. La recuperación del crecimiento en la zona emergente, donde se destinan más del 20% de las exportaciones del índice británico, actuará a modo de apoyo.

El FTSE 100 se ha favorecido de la depreciación de la libra y de la estabilización de las materias primas.

En el actual momento de mercado, en el Reino Unido seguimos prefiriendo las empresas exportadoras en detrimento de las expuestas el mercado doméstico y al sector bancario. Si bien el índice FTSE 250 superó al FTSE 100 desde mediados de agosto debido a los reconfortantes datos mostrados por la economía británica -en especial los del consumo-, el índice FTSE 250, compuesto de pequeñas y medianas empresas domésticas, debería rendir menos que el FTSE 100, que se ha favorecido de la depreciación de la libra y de la estabilización de las materias primas, alcanzando rentabilidades superiores al 5% en los dos últimos meses.

En paralelo, la correlación de las ventas minoristas con el gasto en consumo de los hogares es de solo el 10%, que representa dos tercios del producto interior bruto en el Reino Unido. Además, la volatilidad de esta serie es muy elevada en base mensual y el efecto de base positivo de la depreciación de la libra en el gasto turístico se atenuará de aquí al final del verano.

A medio plazo, el déficit comercial y fiscal, así como la paralización de la inversión, actuarán como factores de depreciación de la moneda. Nuestras previsiones se sitúan por encima de las del mercado en cuanto a la próxima relajación cuantitativa del Banco de Inglaterra, que mantendría a la libra bajo presión.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba