El blog de Josep Prats

Tipos y barriles

En Europa solo hay dos países con producción relevante de petróleo: Reino Unido y Noruega. Y ninguno de los dos se ha incorporado a la Unión Monetaria. La zona euro es un área que importa la práctica totalidad del petróleo que consume.

Y no es poco, aunque cada vez es menos. De acuerdo con las estadísticas publicadas por British Petroleum en su World Energy Report, el consumo de petróleo en los principales países de la zona euro se encuentra lejos de sus máximos históricos.

Francia alcanzó su pico de consumo total de petróleo en el año 1973 y Alemania e Italia lo hicieron en 1979. El consumo actual respecto a los picos históricos alcanzados es un 31% inferior en Alemania, un 37% menor en Francia y acumula una caída del 40% en Italia. En conjunto, las tres principales economías de la zona euro están consumiendo hoy los mismos barriles de petróleo (1.860 millones anuales) que consumían en 1968, hace más de 45 años. En la cuarta economía de la zona euro, en España, la evolución hacia un menor consumo de petróleo ha sido mucho más tardía. De hecho, la punta de consumo se alcanzó hace bien poco, coincidiendo con el pico de la burbuja, en 2007. Y desde entonces acumula una caída del 24%.

Los países centrales de la zona euro hace ya más de dos décadas que no ven aumentar su parque de automóviles, mientras que en España estuvo creciendo hasta el inicio de la última crisis. La renovación del parque ha sido más frecuente también en Francia, Alemania o Italia que en España, incidiendo de forma determinante en la reducción del consumo. Los coches de hoy consumen muchísimo menos que los coches de los años setenta. Ahí está la principal explicación (junto al abandono del fuelóleo como combustible para generación de energía eléctrica) de la reducción del consumo de petróleo en la zona euro.

Pero, siendo decreciente, la importación de petróleo representa todavía una factura relevante en las economías de la eurozona. Representa alrededor del 2,5% del PIB en Francia, Alemania o Italia, y cerca del 3,5% del PIB en España. Unas cifras muy similares al pago de intereses de la deuda pública.

Una subida del precio del petróleo de 10 dólares por barril tiene un impacto sobre la economía similar al de una subida de un 0,3% de los tipos de interés pagados por la deuda pública. En los últimos doce meses, el precio del petróleo ha subido un 7%. Si se mantuvieran los precios actuales, nuestra factura energética se habría encarecido en unos 2.400 millones de euros anuales, respecto a la del año anterior. En el mismo período, los tipos de interés  pagados por la deuda soberana española han caído desde el 4,6% hasta el 2,6%. Si se mantuvieran los tipos actuales, nuestra factura por intereses se vería reducida en unos 20.000 millones anuales.

Decididamente, en la eurozona, hoy por hoy, importan más los tipos que los barriles.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba