El blog de Josep Prats

Parece mentira

Echo un repaso a los precios de las principales compañías europeas. Miro qué dividendo pagan y qué porcentaje de su beneficio representa. Veo que el dividendo pagado representa cerca del 4% del precio de la acción. Y que no excede, prácticamente en ningún caso, la mitad de su beneficio.

Compruebo cómo han ido los resultados en el primer semestre. Observo un crecimiento próximo al doble dígito en la mayoría de los casos. No tengo todavía datos contables del tercer trimestre, el correspondiente a un verano en el que, aparentemente, ha cambiado radicalmente el panorama bursátil, porque, presuntamente, China se hunde. No tengo datos contables, pero sí cuento con algunas magnitudes reales publicadas por algunas grandes compañías. Por ejemplo, las ventas de coches. Observo que las ventas de coches, en China, de las tres grandes marcas de lujo alemanas (Mercedes, BMW y Audi), no hacen más que aumentar. Septiembre ha sido un mes especialmente bueno, con crecimientos de ventas de más del 50% en Mercedes, de más del 10% en BMW y del 3% en Audi. Agregando todos los datos, alrededor de un 20% de crecimiento en coches de lujo. Acaba de publicar cifra de ventas LVMH. Se mantienen los crecimientos de dígito alto (7%) a tipo de cambio constante a nivel global, que se traducen en aumentos de ventas del 18% en euros. Se muestra cierta debilidad en Asia (caída del 6% de ventas), aunque por vez primera las ventas de cognac en China, tras dos años de caídas, vuelven a registrar crecimientos positivos. En Estados Unidos, Europa y Japón, los crecimientos, a tipo de cambio constante son de dos dígitos.

Las grandes aseguradoras europeas cotizan por debajo de PER 10 y por debajo de valor en libros. Las compañías de automoción a PER 8 y con dividendos próximos al 4%. Los bancos, prácticamente todos, con descuentos sobre valor contable notables.

Me voy al activo competidor de la renta variable, la renta fija, y veo que prestarle a España o a Italia a 10 años no me da ni un mísero 2%. Si voy al emisor más seguro, Alemania, apenas raspo un 0,5% anual. Tengo que estar 10 años cobrando intereses del bono alemán para recibir, en una década, la misma retribución que como accionista de Allianz o de una cartera diversificada de los diez grandes valores alemanes, obtengo con el dividendo de un año.

Parece mentira que no haya un trasvase masivo desde la renta fija hasta la renta variable. O, si no masivo, por lo menos sí lo suficientemente importante como para no tener, como tenemos, el Euro Stoxx 50 más cerca de 3.000 puntos que de 4.000. 

Parece mentira que siga imperando el temor genérico y no cuantificado a todo tipo de riesgos. China podrá crecer un poco menos, Yellen pagar un poco más y el asunto sirio mantenerse complicado durante un período más largo. Pero los números, finalmente, cantan. Espero que, con la publicación del resultado del tercer trimestre, los temores se cuantifiquen. Si así se hace, el absurdo de una bolsa que paga por dividendo el doble que los bonos a largo plazo con grado de inversión y el cuádruple que los soberanos de calidad, tenderá a desaparecer. Y podríamos ganar en los próximos dos meses y medio lo que hemos perdido en los dos meses y medio anteriores.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba