El blog de Josep Prats

Normalidad

Los distintos servicios de estudios de los principales bancos y organismos internacionales tienden a estimar, para el conjunto de 2014, un crecimiento global próximo al 3%, que se desglosaría en algo más del 1% en Europa, un poco menos del 3% en Estados Unidos y una cifra próxima al 5% en el resto del mundo, con más de un 7% en China.

Si repasamos los resultados publicados correspondientes al primer semestre de las compañías industriales y de consumo globales, el pronóstico de crecimiento del 3% para la economía mundial puede no andar muy desencaminado.

Apple ha vendido un 3% más de móviles y tabletas; Coca Cola, un 3% más de litros de refresco; LVMH, un 3% más de botellas de champagne; Danone, un 6% más de botellas de agua; Unilever, un 2% más de kilos de detergente y alimento procesado; Basf, un 6% más de toneladas de productos químicos; Daimler, un 3% más de automóviles Mercedes…

Crecimientos de ventas en unidades físicas, por lo general, de dígito bajo, que se traducen en incrementos de ventas, a tipo de cambio constante, de dígito medio, y mejoras de beneficio próximos al doble dígito en dólares y al dígito bajo en euros, como consecuencia de la revalorización de la divisa europea en el último año.

Dentro de quince días, cuando hayan publicado sus cuentas la mayor parte de las grandes empresas, podremos confirmar si la tendencia apuntada por las que ya lo han hecho es general. Todavía no lo sabemos todo, pero creo que las multinacionales anteriormente mencionadas son buenos botones de muestra.

No conocemos todavía los resultados de los grandes bancos europeos. Aunque sí han publicado ya sus cifras las entidades medianas españolas y nos pueden dar alguna guía. La actividad crediticia sigue cayendo, aunque ya muy poco. Los menores intereses percibidos se ven compensados por la menor retribución de los depósitos y por el aumento de las comisiones y la reducción de los gastos operativos, de tal forma que el margen de explotación, antes de dotaciones por insolvencias, se estabiliza o incluso aumenta ligeramente. Aunque el beneficio neto declarado sigue en niveles muy inferiores a lo que sería un nivel de ciclo medio, debido a un grado de dotaciones por insolvencias todavía muy elevado.

Veremos qué resultados declaran los grandes bancos. Aunque lo que realmente quiere saber el mercado no es cuánto ganarán este año, sino si tendrán que ampliar o no capital como consecuencia de las pruebas de resistencia del BCE. Ésta y no otra es la gran cuestión del año bursátil, en Europa, que puede determinar una vuelta a una percepción normal de riesgo, como normal está empezando a ser ya, la marcha general de la economía.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba