El blog de Josep Prats

¿Mileuristas o millonarios?

En este mundo solo hay dos maneras de ser millonario: siendo muy rico o siendo muy pobre. La primera es la que se da en aquellos países en los que los sueldos mensuales se cuentan por cientos o millares de unidades. La segunda es la que se da en aquellos países en los que los sueldos mensuales se cuentan por cientos de miles o millones de unidades.

Grecia, antes de entrar en el euro, pertenecía al segundo grupo de países. Al tipo de cambio de entrada en el euro, un griego que cobre hoy un salario medio, de unos 1.500 euros al mes estaría ganando medio millón de dracmas mensuales, unos seis millones al año. El salario mínimo superaría los tres millones de dracmas anuales.

La generación más joven de griegos no ha sentido el placer de cobrar nóminas millonarias, como sí lo hicieron sus padres. Aunque éstos, que cobraban unos pocos millones al año, ya habían retrocedido bastante con respecto a sus abuelos, acostumbrados en los años cincuenta a cobrar nóminas anuales de miles de millones, antes de que 1.000 viejas dracmas tuvieran que ser canjeadas por una nueva.

En África se concentran la mayor parte de multimillonarios del mundo. Hay millones de personas que ganan millones cada mes

En África se concentran la mayor parte de multimillonarios del mundo. Hay millones de personas que ganan millones cada mes. Eso sí, en su moneda local que, sin ser falsa, podríamos decir que por lo menos no es muy fiable. Quizás por ello millones de multimillonarios tienen como gran aspiración vital llegar a ser, algún día, mileuristas.

Los griegos tienen ante sí una gran oportunidad para volver a contar cotidianamente en millones. Los ‘sin corbata’ han estado trabajando para conseguirlo, o por lo menos han amagado o amenazado con hacerlo. Draghi se lo está poniendo difícil, empeñado como está en seguir procurando billetes para que los cajeros automáticos sigan dispensando euros. Pero si se obstinan en mantener un nivel de gasto consistentemente superior al de ingreso, no tendrán más remedio que volver a convertirse en millonarios.

Quedan pocos días, muy pocos días, para saber si quieren recorrer el camino opuesto al que están tomando los países en vías de desarrollo, si quieren dejar de ser mileuristas para convertirse en multimillonarios. Siempre he estado convencido de que Tsipras y Varoufakis iban de farol, puesto que no parecen ni tontos ni malvados.

Un poco de demagogia es hasta disculpable en período electoral. Pero cuando se tiene la responsabilidad de cobrar impuestos y gastarlos en beneficio de la comunidad, la realidad termina por imponerse. Por ello estoy convencido de que, Merkel mediante, los griegos seguirán siendo mileuristas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba