El blog de Josep Prats

¿Intereses o dividendos?

La renta fija nos paga un interés cada año y a vencimiento nos devuelve el principal. Siempre que el emisor de los bonos, el prestatario, sea perfectamente solvente. Si no lo es nos puede pagar menos o, simple y llanamente, no pagarnos ni intereses ni principal. La renta variable nos paga un dividendo cada año y no nos devuelve el principal a vencimiento, simple y llanamente porque es una inversión sin fecha de vencimiento. Solo en caso de disolución ordenada de una compañía se daría tal caso. A efectos prácticos, lo equiparable para un inversor en renta variable a lo que es la fecha de vencimiento para un inversor de renta fija, sería la fecha en la que decidimos desinvertir, vender, las acciones que compramos. Si las mantenemos durante un plazo largo, lo que podemos esperar es que el precio de la acción, el importe que obtengamos a “nuestra fecha de vencimiento” tenga cierta relación con el beneficio que la compañía obtenga, y con el dividendo que esté en disposición de pagar, a dicha fecha.

Hay emisores de deuda más solventes que otros. Y hay empresas que, en principio, tienen unas expectativas de beneficio más predecibles que otras. El emisor presuntamente buen pagador, por excelencia, en la zona euro, es el tesoro alemán. Ahora mismo, si queremos cobrar intereses del mejor prestatario, podemos esperar obtener, a un plazo largo, como diez años, una rentabilidad del 1,4% anual. Si alargamos el plazo hasta treinta años, la rentabilidad que nos ofrece es del 2,3%.

Entre las empresas presuntamente de menor riesgo, podríamos situar a las grandes compañías alemanas. Por lo general, su rating es mejor, por ejemplo, que el del Reino de España. Las catorce grandes empresas alemanas que forman parte del índice Euro Stoxx 50 ofrecen, a los precios actuales, las siguientes rentabilidades por dividendo: Allianz 4,3%, Munich Re 4,5%, Deutsche Bank 2,5%, Basf 3,1%, Bayer 2,0%, Siemens 3,0%, BMW 2,8%, Daimler 3,2%, Volkswagen 2,1%, Deutsche Telekom 4,0%, Eon 4,1%, RWE 3,4%, Deutsche Post 2,9%, SAP 1,8%. La rentabilidad por dividendo de todas y cada una de ellas supera la ofrecida por el bono alemán a diez años. La mayoría la duplica. La de algunas la triplica. En promedio, la rentabilidad por dividendo de las 14 grandes compañías alemanas alcanza el 3,1%. Claramente superior, incluso, a la rentabilidad del bono alemán a 30 años.

A largo plazo, algunas de estas compañías aumentarán más sus beneficios que otras. Siendo, en su inmensa mayoría, líderes globales, con implantación multinacional, es verosímil pensar que, en conjunto, la evolución de sus beneficios, y la de sus dividendos, no discurra muy alejada de la evolución de la economía global. Si el mundo crece, sus beneficios y sus dividendos crecerán. Y el valor (y el precio) de sus acciones, también. ¿Creen ustedes que las compañías mencionadas ganarán más dinero y pagarán más dividendo dentro de 30 años? Miren lo que ganaban y pagaban hace treinta años, compárenlo con la actualidad y se quedarán sorprendidos. No hay nada cierto en la vida (hace setenta años Alemania perdía una guerra), pero no me parece temerario afirmar que, con alta probabilidad, dentro de 30 años, las empresas mencionadas ganarán y pagarán más dinero que hoy.

Visto así, ¿prefieren cobrar intereses o dividendos?     


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba