El blog de Josep Prats

Fuegos de artificio

Patrullas informalmente uniformadas tomaron la plaza central de Kiev hace unas semanas. Tras decenas de días de disparos, explosiones, fuegos, humareda, muchos heridos y algunos muertos, consiguieron derrocar al presidente, partidario de estrechar la alianza entre Ucrania y Rusia, y pusieron en su lugar a unos nuevos dirigentes que parecen más proclives al acercamiento hacia la Unión Europea. 

Patrullas informalmente uniformadas están tomando las plazas de las diversas ciudades de lengua rusa existentes en Crimea. No habrán de faltar disparos, explosiones, fuegos, humareda, muchos heridos y algunos muertos. Aunque teniendo en cuenta que los militares de la base rusa de la península del Mar Negro deambulan por la zona, podría ser que el gasto en pólvora y el coste en vidas humanas fuera inferior. Es previsible que consigan imponer un nuevo statu quo para la región, de tal forma que, en la práctica, el gobierno efectivo sobre la península quede en manos de dirigentes favorables a un entendimiento con Rusia, que mantendrá pleno control sobre su base naval en Sebastopol.

Estados Unidos y la Unión Europea se ofenderán ante la vulneración de la soberanía de Ucrania. Y Rusia se ofenderá ante la vulneración de las garantías en Ucrania para la vida pacífica de los ciudadanos de lengua rusa. Los mercados bursátiles quedarán temporalmente conmocionados. Las acciones de las compañías gasistas rusas se verán perjudicadas por la posibilidad de que se interrumpa el suministro a Europa. Las eléctricas germanas caerán por el mismo motivo. Los eternos agoreros dirán que esta vez sí, que por fin vendrá el definitivo derrumbe de las bolsas. Como el cuento de la retirada de los estímulos está claro que no ha funcionado, bienvenida sea la posibilidad de una guerra en Crimea.

Mientras tanto, Bayer, Basf, LVMH, Danone, Daimler, BMW, Volkswagen, Unilever, Coca-Cola, Disney, McDonalds, L'Oréal, Air Liquide, Allianz, Generali, Nestlé y tantas y tantas grandes compañías multinacionales con tres cuartos de siglo o siglo y medio a sus espaldas seguirán vendiendo, comprando y ganando dinero en todo el mundo. Cuando uno ha superado un par de guerras mundiales, las algaradas locales coyunturales son puros fuegos de artificio.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba