El blog de José Luis Campos

Si la banca no inyecta dinero ¿por qué drenar el ya inyectado por el Tesoro?

La situación de emergencia en la que nos encontramos se manifiesta por una caída record del crédito privado que supera con holgura el 30% para las pequeñas y medianas empresas en estos últimos cinco años. En la banca rescatada, la bajada del crédito del 25 al 30% en el periodo de reestructuración, la imponía la propia Comisión Europea.

Esta caída se debe a razones de restricción de oferta bancaria esencialmente, aunque lógicamente con el tiempo, se ha eliminado gran parte de la demanda solvente que nos va llevando a una debilidad que se puede convertir en crónica. Cada banco, ha elevado sus exigencias de solvencia, en un momento en que esta, descendía en el sistema empresarial español. El incremento de morosos más la adjudicación de activos por impago, unido a unas necesidades de capitalización, son razones todas, que llevaron a una fuerte baja del crédito y a cada banco, a un cierre de brusco de sus préstamos.

Pero todo lo anterior, sin control ni coordinación, contemplado en su conjunto, ha llevado a un comportamiento nefasto para la propia banca, y para gran parte pequeñas y medianas empresas, que según la Comisión Europea y El Fondo Monetario Internacional tienen unos pasivos bancarios entre 250.000 y 350.000 millones, con dificultad para pagarlos y que constituyen la Santa Bárbara de nuestro país, condicionada su suerte al grado de crecimiento a corto de la economía.

Como el crédito bancario crea dinero en forma de depósitos bancarios (1), la grave caída del mismo ha dado lugar a una aportación negativa del crecimiento de la creación monetaria española a lo largo de estos años de crisis (en la que se incluye además de los depósitos bancarios a corto, los billetes y monedas en manos de público y otros activos llamada en su conjunto M3), y asimismo a la expansión monetaria europea (la M3 europea está también muy por debajo de objetivo, el 4,5% anual y ha descendido a niveles de crecimiento del 1%), lo que indica una situación muy restrictiva de liquidez para la actividad del país, cuyo ahogamiento nos lo demuestra el paulatino descenso de la inflación.

España es el único país de dimensión del euro que se encuentra en esta situación de la M3 y recorta mucho a la M3 europea

Ante la gravedad de la situación (España es el único país de dimensión del euro , que se encuentra en esta situación , Italia salió en el 2012 de los crecimientos negativos ) es absolutamente necesario considerar entre otros factores, el de no drenar al menos en parte, el dinero ya inyectado por el Tesoro ,( ya que este paga sus gastos adeudando en números rojos en su cuenta en el Banco de España es decir creando dinero) permitiendo un monetización parcial del déficit público, sin emitir Deuda Publica para financiar el déficit en la parte consiguiente ,hasta que las aportaciones de la M3 española a la europea, entren en el territorio positivo de crecimiento que se considere adecuado, en cantidad y tiempo, (lo que haría a su vez incrementarse la M3 europea aproximándola a sus objetivos). Es una opción de inyección monetaria, que se debe considerar en estos momentos fundamentales para el futuro de nuestro país, ya que incrementaría la probabilidad de devolución de los créditos de unas empresas, de la petición solvente de créditos por otras, y de la inclinación a ofertar más créditos adecuados por parte de la banca.

En tiempos de emergencia, si se consideran métodos no ortodoxo para la banca deben considerarse también para el Tesoro

En tiempos de emergencia si se consideran métodos no ortodoxos para la banca, se deben considerar asimismo también para el Tesoro, sobre todo cuando los beneficios (que incluirían una disminución del déficit público debido a los menores pagos de deuda pública) pueden ser muy superiores a los riesgos en estos momentos.

(1) Cuando el banco concede un crédito, no utiliza sus reservas liquidas, sino que realiza un abono en la cuenta de pasivo del receptor del crédito, un apunte contable, con lo cual en el activo del banco aparece el crédito y en pasivo el deposito creado en su contabilidad, a nombre del receptor de dicho crédito.

es decir creando dinero ,)permitiendo un monetización parcial del déficit público , sin emitir Deuda Publica para financiar el déficit en la parte consiguiente ,hasta que las aportaciones de la M3 española a la europea, entren en el territorio positivo de crecimiento que se considere adecuado, en cantidad y tiempo, ( lo que haría a su vez incrementarse la M3 europea aproximándola a sus objetivos ) . Es una opción de inyección monetaria, que se debe considerar en estos momentos fundamentales para el futuro de nuestro país, ya que incrementaría la probabilidad de devolución de los créditos de unas empresas, de la petición solvente de créditos por otras, y de la inclinación a ofertar más créditos adecuados por parte de la banca.

En tiempos de emergencia si se consideran métodos no ortodoxos para la banca, se deben considerar asimismo también para el Tesoro, sobre todo cuando los beneficios (que incluirían una disminución del déficit público debido a los menores pagos de deuda pública) pueden ser muy superiores a los riesgos en estos momentos.

(1) Cuando el banco concede un crédito, no utiliza sus reservas liquidas, sino que realiza un abono en la cuenta de pasivo del receptor del crédito, un apunte contable, con lo cual en el activo del banco aparece el crédito y en pasivo el deposito creado en su contabilidad, a nombre del receptor de dicho crédito.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba