El blog de José Luis Campos

¿Por qué si hay tanta crisis las terrazas están llenas?

- “No he encontrado sitio en el restaurante, ni billete para el AVE y estoy buscando hotel” ¡Qué me digan dónde está la crisis! En ciertos ambientes, y términos más o menos parecidos, se repite esta cantinela en casi todas las ciudades españolas. Sin embargo, analizando el perfil económico actual de la población de nuestro país, da con holgura para provocar esos síntomas y para mucho más.

Simplificando la situación actual de España, el 40% de la población está endeudada, el 20% lucha por su supervivencia y el 40% restante no tiene deudas personales.

El 40% sin deuda, supone cerca 18 millones y medio de personas y de siete millones y medio de hogares, de los cuales una parte importante, puede ayudar incrementando sus gastos reales, al resto de la población, que pelea para devolver sus deudas  o simplemente sobrevive al día.

Las cifras son impresionantes:

- Las economías domésticas (los hogares) al segundo trimestre del año actual tenían unas deudas de 835.000 millones y unos activos de 1.946.000 millones (casi dos billones), el excedente en activos financieros alcanzaba la cifra de nada menos 1.111.000 millones de euros, el PIB del país en un año, habiendo crecido fuertemente a lo largo de los años de crisis (más del 40% desde el 2010) lo cual indica en parte la magnitud del sesgo de atesoramiento que ha tomado el país y cuantos miles de millones hay para gastar e invertir en la economía real en una normalización gradual de la actual situación de incertidumbre en los próximos años, de todo este ahorro acumulado e infrautilizado.

En España, el 40% de la población está endeudada, el 20% lucha por su supervivencia y el 40% restante no tiene deudas personales

Así, una movilización del 1% del ahorro acumulado neto, 10.000 millones en activos financieros, que se movilizara a gasto real, sin tensiones financieras podría provocar un incremento del PIB superior al 1%, el tema clave es la motivación para hacerlo, la rebaja de la incertidumbre. Ya hemos comentado que la incertidumbre provoca que grandes masas de dinero se atesoren en una primera decisión en activos financieros, no llegando en su gran parte el impulso a la economía real.

Vicios públicos, virtudes privadas

Así, como se ha repetido tantas veces, una virtud privada, el ahorro, en ciertos momentos de la economía, si ese comportamiento de ahorro se extiende a la mayoría de los ciudadanos y en un grado excesivo, pude convertirse en un vicio público al colapsar la actividad económica por falta de demanda, como está ocurriendo ahora en nuestro país .

Los bajos tipos de interés nominales actuales son un incentivo para empujar al gasto de los particulares en bienes reales. Así mismo, la política fiscal si decide rebajar impuestos debe concentrar sus descensos de impuestos, dejando el dinero en las manos de los que se los vayan a gastar en un mayor porcentaje. La devolución a los que tienen mayores saldos puede quizás animarles al gasto, pero lógicamente seguirán atesorando hasta que vean síntomas más globales de reanimación de la actividad económica.

En ese sentido, la reforma fiscal española podría haber sido más progresiva, con mayor ahorro de impuestos sobre la renta disponible, de las clases medias y bajas, ya que se hubieran gastado casi al 100% ese ingreso mientras siguen devolviendo sus deudas.

Atesoramiento en todos los países

La obsesión del Gobernador del Banco Central Europeo, Draghi, por evitar la posible deflación y el atesoramiento, que para él pasa por conseguir un ascenso de la inflación al 2% (estamos en el 0.3% a septiembre) que se conseguiría incrementando las inversiones empresariales, podría incentivarse por ejemplo, desde un punto de vista fiscal, mejor que con una rebaja del impuesto de sociedades, concediendo el ahorro de impuestos por la inversión real directa realizada y limitar como así se ha considerado, el atesoramiento que supone el exceso de amortizaciones.

China, Japón, Arabia, Rusia y Suiza acumulan exceso de ventas en relación a sus compras de manera muy poco productiva

Este fenómeno del atesoramiento que dada la incertidumbre, está extendido en todo el mundo, incluso entre países, así China, Japón, Arabia Saudita, Rusia y Suiza, entre otros países excedentarios, acumulan el exceso de ventas a otros países en relación a sus compras, de una manera muy poco productiva para la economía mundial, ya que sus reservas de divisas van en gran parte a bonos del estado de los países desarrollados en unas proporciones muy superiores a lo que exigiría una gestión prudente de la liquidez.

En España, como en todo el mundo, es tan importante cuánto dinero se inyecta y en qué condiciones como en que manos se deja, para que la España abarrotada se extienda, y anime a la que no llega a un cuarto de entrada. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba