El Blog de J. de Mendizábal

Pues no votes al PP, tú verás...

"No es cierto que exista una corrupción generalizada, pero lo de Bárcenas es un torpedo en toda nuestra línea de flotación. Nos ha hecho mucho daño" (Luisa Fernanda Rudí, Presidenta de Aragón. El Mundo 2/Marzo/2015) 

¡Ah! ¡Qué alivio, no es generalizada! Ya estamos más tranquilos. Blesas, Ratos, Fabras, Matas, áticos, alcaldes, Olivas, Gurtel, sobres, Murcias...son un accidente, algo inesperado, sobrevenido, inesperado, casual...casi, anecdótico. Como consecuencia, no cabe otra que votar estabilidad, sensatez, orden y a la prima de riesgo y a Moreno en Andalucía -Grado en Eventos- y a su gemelo Bonilla, Master DJ. En breve, veremos quién nos tiene a bien poner de candidatos en el resto de territorios el Presidente.

En fin, uno escribe poco, porque en el hipotético caso de que le leyese alguien, no quiere darle un solo voto de más a Podemos, alternativa marxista-leninista matinal que, por las tardes en las tertulias, se transforma en socialdemócrata a la finlandesa. ¡Ja! Pero, dicho esto, hay cosas que -en fin- no sé cómo decirles, claman al cielo.

En el 93, el PSOE estaba en la últimas. Imputaciones por doquier, estaban muertos, no había más alternativa que el PP

Vamos a ver, algunos antecedentes

En el 93, el PSOE estaba en la últimas. Imputaciones por doquier, estaban muertos, no había más alternativa que el PP. Perdió. Recuerdo que en el Meliá Castilla, en la fiesta-funeral del PP organizada para la ocasión, me dijo mi hermano: "Es imposible, macho, da igual que roben, extorsionen, da igual que el Director General de la Guardia Civil o el Gobernador del Banco de España estén detenidos, da igual Filesa, da igual todo. Da igual. A este país le quedan 40 años de guerra civil, de Franco, pero al revés. Un whisky más y a la cama. Mañana hay que seguir currando"

En el 96, por fin, amarga victoria. Por la mínima, lo que exige un pacto vergonzante con CiU en el Majestic...por cierto, de aquéllos pactos, estos lodos: "¡en CAT mando yo!" Como hemos visto en la comisión de ¿investigación? no mandaba ni ÉL; en realidad, mandaba ELLA y sus hijos. Sea. Sea todo por la gobernabilidad de España (este es buen chiste). Pero, chistes aparte, lo cierto es que una mayoría de españoles votaron, no tanto derecha, como algo de limpieza, de regeneración, de "estos tíos, por lo menos, no van a robar". El PP era el partido limpio, honesto, serio, el que gestionaba bien la cosa pública, el dinero de los contribuyentes.

No sólo no robaron, sino que lo hicieron francamente bien en casi todos los aspectos. El público aplaudió la gestión: mayoría absoluta en el 2000.

Pero llegaron las autopistas, los museos, los aeropuertos, las ciudades temáticas, el despilfarro total. Y llegó la boda. Más que la mayoría absoluta -bestial celebración de la victoria con mi hermano- desgraciadamente lo que es un punto de inflexión determinante es LA BODA. Me cae muy bien la familia. Muy bien, repito en alto. Pero, visto hoy el asunto, pues ¿qué quieren que les diga de la lista de invitados y alguno de los testigos? La corte de los milagros ¿no?

Ahí empezó la debacle. Cierto que opino que sin atentados de Atocha no hubiera ganado ZP, ese personaje absurdo para la historia de España, pero tampoco hubiera ganado claramente el PP cuando toda la economía iba como un tiro. ¿Por? Porque bastante gente estaba empezando a estar hasta los huevos de.

Y este es el asunto central. Tu entorno social, profesional, laboral, político es el que es. Y, por tanto, se supone que nunca traicionarás al mismo. Claro. Pero, pongámoslo al revés: ¿y si tu entorno político, tu espacio natural, es el que te traiciona a ti?

Este es el tema.

Y no se habla de otra cosa en todas las comidas, cenas y en el trabajo y en casa. ¿Y, entonces, ahora qué? El dilema de la derecha. Si se le ocurre decir a alguien que va a votar a Ciudadanos, inmediatamente salta alguien diciendo que son socialdemócratas, si no  socialistas. Alguien entonces se atreve a decir si más o menos socialdemócratas que Montoro e, incluso, que no va a seguir alimentando el monstruo estatal-autonómico...y que no piensa encubrir un segundo más con su voto la corrupción, la no-separación de poderes, la bajada de pantalones ante el delito, la mentira, en definitiva. Que la cartera es importante, claro, pero que ya vale...toda esa gente que "lo sabe", sabe lo que ha pasado y lo que está pasando y que, a lo mejor, esta vez, no mira a otro lado al votar, no se queda en casa y habla. Que no puede más y no puede estar más alejada de Podemos.

Pues no votes al PP, tu verás. El dilema


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba