El Blog de J. de Mendizábal

Lo que no es normal

No es normal que un ministro de fomento se "reúna" en una gasolinera con un presunto delincuente.

No es normal tener 25 años de director financiero -tesorero- a un señor con 50 millones de euros en Suiza, supuestamente no enterarte y, encima, mandarle un SMS diciéndole que sea fuerte.

No es normal rehacer un pabellón de caza a tu amante en El Pardo a 1 kilómetro de La Zarzuela.

No es normal que el expresidente de la CEOE esté en la cárcel y, en lista de espera se encuentren algunos de los otrora aspirantes a sucederle (ver patronal andaluza o madrileña).

No es normal que el abogado de la Infanta de España sea independentista catalán.

No es normal que la propia infanta se declare, a todos los efectos, anormal profunda.

No es normal que los sindicatos tengan montado un tinglado -a través de los cursos de formación- que les ha permitido forrarse a algunos y comprar miles de voluntades/votos para los partidos afines.

No es normal que los únicos políticos que se atreven a decir algo parecido a la verdad de lo que piensan, de lo que pasa en realidad, sean los jubilados; los que no ya esperan prebenda alguna.

No es normal que el actual presidente de la CEOE (última E de España) se muestre permanentemente equidistante entre los independentistas catalanes y los españoles.

No es normal que un tipo que ha ocultado en Suiza miles de millones de euros, dé clases de ética, moral y filosofía básica de sexto de bachillerato (gracias a Dios, sólo de vez en cuando) en el periódico de referencia de la izquierda española.

No es normal que jueces condenados e inhabilitados den clases de comportamiento a la sociedad.

No es normal que la Nación Catalana, con financiación española, tenga todo un entramado de embajadas, comunicadores, foros varios y consulados en todo el mundo ¡atacando a España!

No es normal que comunidades autónomas gobernadas por el PP recurran al Tribunal Constitucional decisiones o leyes del Estado Español, gobernado por el PP.

No es normal que el partido en el poder incumpla prácticamente todos los puntos de su programa electoral 2011 (impuestos, renovables, corrupción...) y esgrima el mismo para anunciar la reforma de la Ley del Aborto (cuestionada, además, por su propio partido).

No es normal que, 532 días después de declararle terminal, caso único en el mundo, Bolinaga esté tomando chatos y quieran que creamos que no hay pacto alguno. Dicho esto, Parot aparte, que ya es dejar aparte.

No es normal que las leyes estatales o sentencias firmes no se cumplan en buena parte del país.

No es normal que no se puedan defender las fronteras de España, elemento básico de lo que se supone que es un Estado: las fronteras.

No es normal que el Poder Judicial dependa, cada vez más, del Ejecutivo y de los pactos entre el PP y el PSOE (el Poder Legislativo se limita a apretar el botón, como confiesan algunos de los que se van).

No es normal que haya miles de casos de corrupción ligados a ayuntamientos, comunidades autónomas y organismos públicos (la lista es interminable y crece cada día).

No es normal que el ex-presidente de Bankia y responsable de su "exitosa" salida a bolsa esté presente en la última cena organizada para el príncipe Felipe en Barcelona.

Y no es normal que dicha cena se celebre en casa del Conde de Godó, cuyos medios llevan años alimentando el separatismo y traicionando a España

En fin, cabrían miles de casos y cosas que no son normales en España pero que, a fuerza de repetirse, se nos han hecho cotidianas; normales, por tanto.

Pues no.

No lo son.

Son anormales y son la causa principal de nuestros males, de nuestras desgracias como nación. Hay que hacer algo; por lo menos, decirlo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba