El Blog de J. de Mendizábal

La izquierda acepta que la guerra civil ha terminado

Sí, se puede decir alto y claro: desde el punto de vista electoral, por fin, la guerra civil ha terminado. Un poco tarde, sin duda, 72 años después de haberlo hecho en la práctica, ha terminado también como argumentario político de referencia de una izquierda que tendrá que reinventarse. Después de casi 8 años de soportar memorias históricas, supuestas intenciones de cerrar o volar el valle de los caídos, abuelos fusilados, desenterramiento de cadáveres y la campaña más radical del psoe (que viene la derecha más dura de Europa, el enemigo que quiere robar al pueblo los derechos que tanto nos ha costado conseguir a nosotros, los buenos), puede decirse que no ha funcionado. Ha pasado lo que tenía que pasar, lo que pasa en cualquier país más normal sin una historia tan trágica a sus espaldas: cuando uno lo hace rematadamente mal, sufre una derrota espectacular. 5 millones de parados, 4,5 millones votos menos. Lógico.

1. ¿España es de izquierdas?.Pues no, parece ser. Si consideramos los resultados conjuntamente del PP y CiU, el centro derecha ha arrasado. Así de simple. Cabreará a mucha gente la osadía de sumar los votos de CiU a los del PP pero es así: se podrá decir que CiU es nacionalista, soberanista o, incluso, independentista, pero desde luego lo que no se puede decir es que sea de izquierdas. El centro derecha ha sacado 12 mm de votos y la izquierda (psoe, iu, amaiur, bng, erc y UPyD) 10,6 mm y eso teniendo en cuenta a UPyD que es atípicamente de izquierdas. Deliberadamente no incluyo al PNV en ninguno de los dos bloques, porque ni ellos mismos saben dónde están exactamente. España, hoy, no es de izquierdas ni en Andalucía.

2. Los recortes pasarán factura y el nuevo gobierno durará poco.Pues no estoy tan seguro, oiga. El hecho cierto es que en 2 comunidades con gobiernos nuevos, donde ya han empezado los recortes, los ajustes "salvajes" en educación y sanidad y, como consecuencia, la contestación en la calle, las manifas y las huelgas, los nuevos gobernantes (CiU en Cataluña, el PP en Castilla La Mancha) han tenido resultados históricos. Históricos. Y eso por no hablar de Madrid, Baleares o Valencia donde también se está ajustando y el PP ha sacado más del 50% de los votos. A lo mejor es que la gente entiende que se ha acabado la fiesta y que es la hora de la austeridad y la gestión eficaz de la cosa pública.

3. El País Vasco.Aquí también parece la guerra ha terminado. Lo único malo es que aquí han ganado los malos. Sí, los que han puesto los muertos -pp, psoe, empresarios, fuerzas de seguridad...- han perdido las elecciones sin paliativos. La realidad es que hay 330 mil vascos que han votado a ETA/Batasuna y adláteres. Duele, pero hay que asumirlo. Hay 330 mil enfermos, desde el punto de vista moral, que justifican todo lo que ha pasado en aras del último fin: la independencia. Aparte del problema moral, que ya es decir, tienen otro problema: que a ETA le parecía bien el sistema de Albania. Veremos si además de la independencia, los vascos quieren un lehendakari de izquierda radical anticapitalista. Decidirán ellos mismos en breve porque el gobierno de Patxi López ha quedado francamente tocado y no sé yo si llegará al 2013 (fecha autonómicas). Y los buenos que queden en zonas donde arrasen los malos tendrán que preguntarse qué hacen allí. Así de duro.

4. El nuevo gobierno.Todo el mundo espera un gobierno de gestión seria y eficaz. Por lo que dijo ayer Rajoy, es lo que tiene en la cabeza. Un gobierno de gente competente y profesional sean o no afiliados al PP. Esperemos que sea así, es la última baza que le queda a España antes de ser intervenidos. O más intervenidos, si se quiere. Y no hay tiempo que perder. Ni un minuto. Suerte, Mariano.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba