El Blog de J. de Mendizábal

El decálogo del desastre

1.La herencia recibidaHasta que no admita el PP que al mega-desastre Zapatero se unía el desastre popular valenciano, por solo poner un ejemplo de CCAA, no se avanzará en las soluciones. Por no hablar de las Cajas de unos y otros. Y los Ayuntamientos. Pero eso requiere cargarse a alguno de los "compañeros" vía intervención o fórmula alternativa. No se ha hecho.

2.El PP gestiona mejor¿Sí? Bien es cierto que se ganó por mayoría absoluta precisamente por esa creencia (no, desde luego, por la labor de oposición): "¡¡recuerden el 96!! Fuimos capaces". Sí, lo recordamos. Por eso votamos. Pero la gestión de ciertas CCAA ha demostrado todo lo contrario. 

3.El PP es más honesto¿De verdad? Pues no lo parece. No es cuestión de citar los tropecientos casos de unos y otros, pero no parece que la corrupción sea exclusiva de la izquierda. Desgraciadamente, no es así. Algunos casos de consejerías en grandes empresas, tampoco es que ayuden a la causa de dar una imagen de honestidad, ciertamente. 

4.Hemos hecho lo que hemos podidoNo es cierto. Es un clamor: todo sigue prácticamente igual en CCAA, ayuntamientos, miles de empresas y organismos públicos, senado, radiotelevisiones incluidas... Se han hecho cosas, pero desde luego, nada que ver con lo que hay que hacer. Lo peor es que muchos de los que están en el Gobierno, sí saben la receta. ¿Falta de criterio? No. Falta de valentía.

5.Arreglaremos las Instituciones que no funcionanUn país no se cambia en 8 meses, pero ¿qué ha cambiado de verdad? ¿Los Tribunales? ¿El Consejo General del Poder Judicial? ¿Se han terminado las subvenciones a Sindicatos y Confederaciones de Empresarios? ¿Se ha intervenido alguna CCAA o Ayuntamiento en quiebra? ¿La Fiscalía funciona cuando se asaltan supermercados o cierra en Agosto? Por no seguir.

6. Comunicación ¿Y eso qué es lo que es?Cierto es que para comunicar algo adecuadamente tienes que saber primero QUÉ quieres hacer. En términos coloquiales el tema es sencillo: qué quiero decir, dónde lo voy a decir, cuándo, cómo y ¡¡quién lo dice!! Es absolutamente increíble haber tenido a diferentes portavoces en 3 radios a la vez, el mismo día, diciendo cosas distintas sobre un mismo tema. O ver a la señora Secretaria General explicando lo que acaba de explicar la Señora Vicepresidenta del Gobierno el día anterior. O gente que sabe con dificultad lo que es la prima de riesgo... tratando de explicarla en alguna televisión. ¿Alguna conclusión? Sí: "No nos entienden, lo hacemos por ellos, para crear empleo en el futuro..." ¡Por favor!

7. La culpa la tiene Merkel o el BCE o el que pase por ahíSe entiende que el funcionamiento de la UE es un caos. Y que la zona Euro es absolutamente inviable así. Pero también se entiende que nuestros acreedores, vulgarmente hablando, no quieran soltar más pasta a fondo perdido. Barra libre, no. Con condiciones, sí. Quieren tener alguna certeza de que vamos a devolver el dinero y se va a terminar el dispendio. ¿Correcto? No para el Sr. Ministro de Asuntos Exteriores... o para el propio Presidente del Gobierno: "las condiciones las he puesto yo". Suponemos que perfectamente asesorado por su Oficina Económica en Moncloa: "aprieta Mariano, diles que, si no compran deuda española, quebramos el Euro. No somos Uganda". Resultado: rescate.

8. Hemos hecho cosas que Uds. nunca se hubieran atrevidoEl absoluto abandono de las creencias, si es que las había, se resume en esta frase. Es algo así como "somos más de izquierdas que Uds." Nos hemos atrevido a subir el IRPF, las plusvalías del capital/ahorros... y, en breve, el IVA. Y todas las tasas y ¡todo lo que se pueda!. Subir impuestos y tasas: ¡que viene la derecha! Exactamente lo contrario de lo que, un suponer, se ha votado: "creemos que el dinero donde está mejor administrado es en el bolsillo de cada uno" (Mariano Rajoy en su libro pre-electoral). Ajá. Entendido el mensaje.

9. Las empresas tendrán que pagar su parteEn otra cabriola ideológica digna del mejor contorsionista, el Gobierno traslada el nuevo mensaje: "las empresas tendrá que pagar su parte en el ajuste". Es decir, más impuestos. Esto es exactamente el revés del programa electoral del partido y, se supone, del pensamiento liberal que lo sustenta. Para muestra, un botón: la cacareada reforma energética en realidad se pretendía solucionar con impuestos adicionales a las empresas, en lugar de atacar de raíz el problema: la formación de la tarifa.

10. Hemos vivido por encima de nuestras posibilidadesOtro de los mensajes estrella. No es cierto que todos hayamos vivido por encima de nuestras posibilidades. Sin duda, el Estado, en sus diferentes versiones (estatal, autonómico y local) sí y por eso hay que recortar los gastos y ajustarlos a los ingresos. Pero de verdad. Lo que es inaudito es que se castigue el ahorro (los ahorradores que no han vivido por encima de sus posibilidades) y el trabajo (lo del IRPF ha sido letal).

Colofón: Si lo que se pretendía con todo lo anterior era evitar un estallido social, se pueden ir olvidando. La izquierda ya ha demostrado por dónde van los tiros y prepara una especie de revuelta en Septiembre que, unida a la excepcional situación que vive Cataluña y que va a vivir en breve el País Vasco, hacen que España sea un polvorín a punto de estallar.

Se impone un cambio de rumbo sideral y una explicación urgente a la ciudadanía.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba