El Blog de J. de Mendizábal

Italia 90 vs. España 2014

A principios de los 90 la maravillosa Italia, un caos administrativo sin precedentes en Europa, entró en un proceso de auto destrucción sólo comparable a los procesos que, de cuando en cuando, tratamos de hacer con España...los españoles. Aquel proceso de "Mani Pulite" (Manos Limpias en español; ¿les suena?) dejó varios jueces y fiscales asesinados por la mafia, y supuso la desaparición de la mítica Democracia Cristiana italiana y del Partido Socialista de Bettino Craxi (acabó huido y refugiado en Túnez). Ambos partidos eran los reyes de la política como el arte de lo posible. Y, casi, de lo imposible. Básicamente se trataba de conservar el poder -es decir, cómo repartirnos el dinero de los contribuyentes presentes y futuros, léase deuda pública- como fuera. Y, dentro de lo que cabe, repartir pasta a los sindicatos en aras de la paz social=que se lleven su parte.

Durante años lo consiguieron. Engañando, manipulando, corrompiendo, corrompiéndose, comprando medios y voluntades...y, de repente, se acabó y todo se fue al traste. Gracias a Jueces y Medios. Nacieron nuevos partidos: la Liga Norte que pretendía separarse del pobre sur, ForzaItalia de Berlusconi (que era íntimo de Craxi, por cierto)...¿y qué pasó? ¿Dónde están ahora?

Después de 20 años, el país sigue siendo un caso de estudio. Por lo mal que gestiona sus recursos públicos, por leyes y normas por doquier que nadie cumple, un auténtico caos normativo, por unos partidos casi igual (o más) de corruptos que los anteriores, por unos potentísimos sindicatos alimentados por el dinero público que impiden cualquier atisbo de reforma y recuperación, con una deuda pública sideral, con una clase política -ahora con camisa blanca también- que dice, anuncia, proclama, vende...pero que no 'hace' NADA.

Paralelamente, ha surgido un movimiento Neo-comunista/verde, capitaneado por un cómico que casi tiene el 25% de los votos. Italia, sigue manteniendo un norte pujante con empresas líderes en diferentes campos que para nosotros quisiéramos y una marca potente en el mundo en la restauración, en la moda, en la industria alimentaria o automovilística...pero el país continúa hundiéndose en un pozo que parece no tener fin.

¿Les suena todo esto? A mí, sí. No encuentro un país más similar a España en toda la UE. Grecia, ni qué decir Uganda, tiene nada que ver con nosotros. Pero, Italia, sí. En mejor para ellos, en mi opinión, pero sí es un caso comparable. ¿Por qué nuestra clase dirigente no aprende algo de ellos? Para no repetir errores, digo, no para copiarles. Ya está experimentado el caso. Pero no. Ni caso.

El futuro que nos espera -digan lo que digan las encuestas que, por cierto, ahora dicen lo mismo- es un país ingobernable dividido a su vez en 17 comunidades ingobernables. Con más leyes y normas que Italia -¡ay! el Derecho Romano y su afán de legislar hasta la caída del fruto en la finca de al lado... -imposibles de cumplir y que, por otra parte, todo el mundo (incluidos, en primer lugar, los responsables políticos que las hacen) trata de no cumplir.

El profundo anormal, con todos los respetos y dicho esto en el sentido de 'fuera de la realidad, de lo normal', que asesora a nuestro Presidente del Gobierno no parece que se haya dado cuenta que con un 24% de paro y otro porcentaje espeluznante de gente trabajando a tiempo parcial con 1000 € o menos al mes, el fenómeno que él califica de "friki" -Podemos- tiene muchísimas posibilidades de convertirse en la fuerza clave de la gobernabilidad de España, comunidades y grandes capitales incluidas.

Si fuese un grupo regeneracionista, con ánimos de cambiar las cosas desde otro punto de vista, no sería tan preocupante. El asunto es que su ideología es marxista. Veremos si sólo marxista-leninista (no nos matarán mucho) o pasaremos al stalinismo (nos matarán).

Pues eso. Habría que hacer algo. Creo. Como en el chiste de Eugenio: ¿hay alguien ahí?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba