El Blog de J. de Mendizábal

Franco, Franco, Franco

Como Tierno Galván, "¡colocaos!", Felipe González, entendió muy bien la movida: "Llamarme Felipe a secas, soy del pueblo como vosotros"... estableciendo una clara diferenciación entre "el pueblo" y "los otros". Los otros, con Franco a la cabeza -aún muerto, seguía entre nosotros- éramos todos aquellos que no pensábamos como ellos. No llevar la Biblia, léase 'El País', a cualquier reunión en los años 80 te hacía sospechoso. Leer el 'Abc' y no digamos llevarlo debajo del brazo era directamente una provocación intolerable. Por fin, habían ganado la guerra. Y por mayoría absoluta: más de 200 diputados.

Una vez cautivo y desarmado el enemigo, es verdad que el compañero Felipe, muy pragmático, contuvo a las bases, renunció al marxismo por imperativo de los compañeros socialdemócratas alemanes que financiaban buena parte del asunto y dejó de levantar el puño en los conciertos, quicir, en los mítines. En éstos, nunca consiguió que se viese una bandera española, pero al menos los servicios de seguridad trataban de que no se viesen muchas republicanas. El Rey daba palmas con las orejas, ¡había conseguido ser el rey del pueblo! Sin embargo, fueron sorprendidos ambos porque ETA, esos socialcomunistas descarriados, continuaban matando e incluso también a compañeros socialistas. Felipe no cambió las leyes para luchar contra ETA, pero montó los GAL y empezó a matar etarras y allegados (de paso y en autoreconocimiento a su labor, hubo compañeros que se empezaron a llevar la pasta de los reservados). En paralelo, prácticamente destruyó el PCE, pero no del todo, porque le venían muy bien para marcar distancias y consolidar su imagen de izquierda moderada ante Europa. Ese era el panorama en los 80 y buena parte de los 90. En los extremos, los comunistas y "los otros" (franquistas blanqueados, la derecha) y, en el centro tocando el balón, el pueblo, es decir, el PSOE, el partido que replicaba los gustos, tendencias y anhelos de la gran mayoría de los españoles. Duró 14 años y acabó como acabó: España era un lodazal de corrupción y, sobre todo, estaba en quiebra. Muy socialista.

Y, entonces, se produjo una anomalía histórica, uno de esos hechos que no caben en la cabeza a los seres humanos de bien pero que, desgraciadamente, a veces, ocurren: ganó Franco, el doberman, ¡¡¡la derecha!!! Pensaban y lo decían: "Algo hemos hecho muy mal para que hayan ganado los otros y el pueblo haya perdido". Este fracaso colectivo duró 8 años y las cosas volvieron a su cauce natural: el pueblo recuperó el poder -con alguna ayudita exterior vía holocausto 11-M, cierto- pero era lo normal, los buenos "tenían" que ganar.

Esta vez sí, esta vez había que ganar la guerra del 36 definitivamente. La declaración de intenciones inicial de Zapatero ("Yo es que soy muy rojo") trajo consigo la memoria histórica, Garzón pidiendo el certificado de defunción de Franco, el encuentro interplanetario con Obama, la alianza de civilizaciones, el matrimonio homosexual con orgasmos políticos de Zerolo cada 2x3 y un NeoLenguaje en el que cabían todos y todas, lo uno y lo contrario; el crecimiento negativo mientras lo "social" llegaba al paroxismo, rentas de emancipación, derechos por doquier sin deber alguno. El informe PISA era anti español. Un mundo feliz, el pueblo unido jamás será vencido. Todo era posible: hasta bajar impuestos era de izquierdas. Para repetir y aunque ahora reniega, Solbes ayudó todo lo que pudo -el cargo es el cargo- y Botín -"es un pequeño catarro de la economía, se pasa rápido"- también contribuyó a la estabilidad. Botín, siempre unido al BOE. En consecuencia, en 2008 derrotaron de nuevo a Franco y volvió a ganar el pueblo.

Muy lógicamente, España de nuevo quebró y la UE dijo ¡basta!, que nos quebráis a todos. Vuestra deuda es imposible. En mayo de 2010, se acabó la fiesta y fuimos intervenidos. Intervenidos, sí. El 20-N 2011, atención a la fecha elegida, Franco resucita y vuelve a ganar unas elecciones. En realidad, Franco no hizo nada por ganarlas, se mantuvo en su tumba. Rajoy, tampoco, excepto publicar "En Confianza", un librito de memorias que le daría vergüenza releer, básicamente en lo tocante a sus promesas de futuro. No digamos releer su programa electoral. Pero ganó con mayoría absoluta. Arriola suponemos que cobró su bonus doble: no decir nada, nos lleva a la absoluta. ¡Bingo! Arriola también conoce al pueblo.

Y llegamos al presente. Rajoy y Montoro&co. han dejado sin discurso al PSOE. Es el Gobierno más socialdemócrata que nunca pudo imaginar la izquierda. "Hemos hecho cosas que la izquierda nunca se hubiera atrevido". Cierto. "El presupuesto 2014 es tremendamente social". No sólo social, sino tremendamente,...¡ay! Es insostenible, pero eso da igual porque mantiene el estado del bienestar... Es decir, el bienestar del Estado. Básicamente trata de contener las revueltas sociales. No habrá revolución, porque ya la está haciendo Montoro.

¿Y qué puede hacer el PSOE cuando le han arrebatado el discurso impositivo radical? Virar a los orígenes: somos los rojos. Los auténticos rojos. Felipe dice que es rosa y moderado, entre otras cosas porque está forrado, pero eso es un pequeño matiz subsanable. Los rojos, la mayoría, el pueblo, somos nosotros, el PSOE. "Es posible que les engañemos y vayamos recuperando poco a poco, sin perder votos con IU". Para empezar agua, gas y electricidad gratis en Andalucía. Franco no conseguirá ganar nunca en Andalucía. Ni, ya que estamos, tampoco en Extremadura donde el teórico representante de la derecha neoliberal, ha declarado que no existe la derecha, ni la izquierda, que existe el sur, en línea con Kiko Veneno, que lo dijo mucho antes pero con más gracia.

Así, al PSOE el único hueco que le queda es el rojerío, lo antisistema, prometer lo imposible y, por supuesto, Franco. Porque Montoro se atreverá a acabar con los ricos vía impuestos (de paso, también acabará con toda la clase media), se atreverá a decir cualquier cosa, incluido "asombraremos al mundo", pero seguro que no se atreve a decir que es rojo.

¿Y quién pagará todo esto? Los "otros", que siguen a la intemperie.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba