El Blog de J. de Mendizábal

Cebrián, ese hombre

En estos tiempos de tribulación, desconcierto y próximos a la suspensión de pagos de todo un sistema político-administrativo absurdo, por insostenible, es de destacar una figura irrepetible, uno de los personajes clave de nuestra transición de la dictadura a la democracia: Don Juan Luis Cebrián, ese hombre, ese faro intelectual que nos ha guiado durante 3 décadas.

A veces nos hemos encontrado perdidos y ÉL ha sabido encauzar los pensamientos de toda la nación junto a su íntimo amigo, otro faro que brilla todavía con luz propia, Don Felipe González Márquez. Sin ir más lejos, el mismo lunes de esta semana fatídica que comienza, han actuado al alimón señalándonos una vez más el camino a seguir: un gran Pacto de Estado (ahora que han perdido ellos, claro), un acuerdo amplio de las 2 grandes fuerzas mayoritarias del país (¿de El País? cabría preguntarse), un plante ante la Merkel y países del Norte, una exigencia de responsabilidad "nacional".

Cabría preguntarse dónde han estado los últimos 7 años ambos personajes. Pero eso, hoy, ya da igual, porque la desfachatez es infinita. Baste recordar las cifras de paro, déficit, deuda que dejó el actual consejero de GasNaturalUniónFenosa en el 96, Felipe Glez., con la inestimable labor de otro que se ha ido de rositas por dos veces: D. Pedro Solbes, ahora consejero de Enel y Barclays...Dos veces: un monstruo.

"Ponemos y quitamos ministros cuando nos da la gana", recordemos

Y da igual, porque por encima de los extraordinarios méritos de nuestra gauche divine patria, hay alguien que emerge como el indudable campeón mundial: Don Juan Luis. Acaba de ser nombrado Presidente Ejecutivo del otrora cañón Bertha: "ponemos y quitamos ministros cuando nos da la gana", recordemos.

Sí, Cebrián, ese hombre, Raza, ha conseguido quebrar prácticamente todas las divisiones de la empresa de los Polanco. Ha hecho, sigue haciendo, ERES en todas ellas (supongamos que acogiéndose a la repugnante reforma laboral de la extrema derecha en el poder), tiene la acción del conglomerado Prisa cotizando a 0,3 céntimos de €, menos de la mitad de lo que cuesta El País y continúa diciéndonos, aconsejándonos, instruyéndonos por dónde tendríamos que ir: la socialdemocracia es vuestra solución. Un visionario. Ese negocio tan lucrativo de la socialdemocracia, el sentir mayoritario del país.

En el entretanto, mientras llevaba sus empresas al abismo, se llevó 14 millones de € el año pasado, 2011. La Junta de Accionistas de Prisa aprobó su remuneración sin vítores, cierto, pero sin el linchamiento que hubiera sido lo esperable en una sociedad cotizada "normal". Catorce millones de euros. Olé.

No hay palabras. Es un crack mundial. No creo que haya un mejor ejemplo de cómo hundir tu propia empresa y forrarte paralelamente. Para terminar: su nombramiento de Presidente Ejecutivo se ha producido a propuesta de... ¡bingo!, Don Ignacio Polanco, hijo de. Crisis, what crisis?

Debería hacerle una película Oliver Stone. Seguro que son amiguetes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba