El blog de Fernando Álvarez-Barón

Carta abierta a Doña Elvira Rodríguez

Muy señora mía: Me dirijo a usted como cliente particular de fondos de inversión españoles, y como ciudadano español que entiende la ciudadanía como algo más que cumplir con las obligaciones tributarias.

He leído, con una cierta perplejidad, que, en los próximos meses, dentro del Plan de Actividades de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, se va a iniciar una serie de acciones de “supervisión preventiva” de los fondos de inversión. Especialmente para vigilar el proceso de migración desde los depósitos bancarios, en un momento en el que la industria española de fondos de inversión recupera claramente el favor de los ahorradores.

Probablemente usted, como yo, sea uno de los ocho millones de españoles que es participe de un fondo de inversión. Seguramente, usted, como yo, haya sentido en estos años pasados viva curiosidad por la evolución de los mercados financieros, especialmente cuando desde septiembre de 2008 con la quiebra de Lehman Brothers, los ahorradores españoles nos hemos visto inmersos en la zozobra y en la incertidumbre.

Me imagino que como Directora General de Presupuestos, o Ministra de Medio Ambiente o como Consejera de Transportes de la Comunidad de Madrid no habrá tenido mucho tiempo para ocuparse personalmente de sus finanzas familiares. ¿Cuántos "test de idoneidad” y cuantos “cuestionarios  de conveniencia” de la insufrible normativa MiFID ha rellenado en estos últimos diez años? ¿Para que nos ha servido a usted, a mí, y a los clientes de 'preferentes' el requisito MiFID de medir la adecuación del producto al cliente al que se le ha vendido, cuando usted, como yo, y como todos, juzgamos a nuestras inversiones por su rentabilidad, lo que es una flaqueza de la razón, que la economía conductual denomina sesgo del resultado?

El 15 de mayo, día de San Isidro, es su cumpleaños. Lo que no ha sido obstáculo ni impedimento para que Elvira Rodríguez haya podido consultar el valor diario de sus fondos de inversión, o comprarlos  o venderlos, las 24 horas de los 365 días del año de estos últimos diez años. Y usted sabe por qué: porque los fondos de inversión (igual que los Índices bursátiles más reputados líquidos y transparentes) se valoran diariamente. Y porque la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en estos años pasados, ha supervisado razonablemente bien, que las valoraciones diarias de estos productos eran las correctas, como lo han sido los valores diarios de cierre del Índice Ibex 35.

¿Por qué no seguir por este camino? ¿Sabe cual es la verdadera prevención? Supervisar las partes menos liquidas y más opacas de las carteras de los fondos de inversión. Tiene usted que mandar sus inspectores a revisar todos los activos no valorados diariamente. Por ejemplo, las estructuras/contrapartes de los fondos garantizados y los fondos de capital riesgo que están en las carteras de las Instituciones de Inversión Colectiva españolas. Además de esto, someta a los fondos de Pensiones, a los mismos niveles de supervisión que los fondos de Inversión y muchos  salarios diferidos (actualmente en fondos de pensiones) podrán dormir tranquilos.

Elvira, seguro que como conocedora de los mercados bursátiles, ha pensado que es el momento de comprar algunas de las acciones del Ibex 35, del que todos esperamos un buen año 2013. Máxime, cuando todo inversor puede comprar con red acciones de la Bolsa Española; contratando un stop loss (limite de perdidas). ¿Ha pensado en promover esta sencilla herramienta informática, en defensa del inversor español de fondos de inversión? Sería una buena medida porque nos motivaría, a los clientes, a pensar en abstracto (es decir racionalmente) y sería una exigencia en beneficio, principalmente, del pequeño inversor.

Como usted sabe, hasta hace pocos meses España era el país mas bancarizado del mundo, y el segundo en número de cajeros automáticos per cápita tras Canadá. Esto significa que las mismas redes bancarias han vendido participaciones preferentes y fondos de Inversión, en muchas ocasiones a los mismos clientes. En el primer caso, todos sabemos al drama social al que ha conducido. Pero en el caso de fondos de inversión la rentabilidad media de los últimos diez años ha sido del 2,41%, modesta, pero sin ningún sobresalto. ¿Sabe cuál ha sido la diferencia? La valoración diaria de los fondos de inversión, que, como el índice Ibex 35, construyen la realidad económica y financiera diaria de los inversores. No hay justificación alguna para que el supervisor meta a ambos productos en el mismo saco.

¿Sabe que en estos años pasados ha funcionado una especie de S.M.N. (Sistema Multilateral de Negociación según la jerga MiFID) en cada una de las entidades financieras que tenían participaciones preferentes? ¿Por qué no investiga la CNMV las operaciones que se cruzaron y los precios a los que lo hicieron las participaciones preferentes en los “mercados secundarios” de cada entidad? Tal vez así, con la información recabada, nos encaminemos a una verdadera supervisión preventiva (aquella, que si se hubiera, ejercitado, hubiera hecho predecible el fiasco de las preferentes).

Al fin y al cabo, para la presidenta de la CNMV, como para muchos españoles , la actividad más importante que un ser humano puede lograr es aprender para entender, porque entender es ser libre (Baruch Spinoza).

Shalom, Elvira.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba