Educación a fondo

Los indignados ilustrados relevan a los perroflautas

Los chicos liberales de “Nada es gratis” se nos han rebelado. Y lo han hecho, of course, en el diario pendiente de mañana. Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón ahora se nos indignan. Esta es la nueva tesis de los chicos: «Necesitamos urgentemente un nuevo gobierno, con apoyo de todos los partidos mayoritarios y de nuestros expresidentes, compuesto por políticos competentes y técnicos intachables con amplios conocimientos de su cartera».

Otra vez la historia de que necesitamos un nuevo gobierno. Los indignados de Sol abogaban por una nueva forma de gobierno: democracia real, y la querían ya. Estos nuevos indignados quieren una aristocracia ilustrada, y la quieren ya. Y es que parece que a los Cebrián/Rubalcaba les ha fallado el plan de los indignados en Sol. ¿Les ha fallado? Bueno, el caso es que el 15 de mayo pasado se comprobó que han perdido fuelle considerablemente y ya no excita la atención de la gente. Así que han reforzado la cosa con un Plan B y el 1 de junio nos presentan a unos nenes indignados que trabajan en Inglaterra y Estados Unidos. Son los indignados de la Nube, por utilizar una referencia informática.

¿Qué piden los ilustres indignados? 

Vamos a ver: ¿España necesita un nuevo gobierno ahora, o hace 7 años? Volvemos a la vieja táctica: el 15 de mayo de 2011, en vísperas de un cambio de Gobierno, de pronto se nos indignan en la calle unos jóvenes; unos jóvenes que no se han indignado con un Gobierno que ha sumido a España en la miseria económica, ha creado más de 3M de nuevos parados, ha despilfarrado lo habido y por haber,… y se nos indignan justo cuando va a entrar el PP en el Gobierno.

Ahora los nenes de “Nada es gratis” quieren un Gobierno apoyado por los partidos mayoritarios. Justo ahora que Rubalcaba ha pasado a la oposición, después de 7 años de excluir a la oposición, de desmantelar el Estado, de derrochar el dinero público… ahora quieren que Rubalcaba vuelva a manejar. Y, ¿quieren un nuevo Gobierno con apoyo de los expresidentes? Parece que los nenes no se han enterado de que Felipe lleva años desconectado de la política real, ni de lo que ha significado para España el ínclito ZP, que ha hecho de la mentira y la confrontación un sistema de Gobierno.

“Nosotros, los expertos, sabemos lo que el vulgo necesita”

Al fondo de la propuesta de los nenes ilustrados hay una cuestión de calado. Los Indignados de Sol han tenido su efecto social porque han enarbolado un principio moral y político de naturaleza claramente justa, a favor de la democracia, y, por ello, han concitado la atención y la indignación reinante en la sociedad. El problema es que ni los medios eran tan loables, ni los fines sociales eran tan sociales, sino más bien partidistas (que de eso ya se encargaban Cebrián/Rubalcaba).

De modo semejante, los Indignados de la Nube también refieren principios loables, relativos a la competencia profesional de los gobernantes. Y, evidentemente, ese argumento surte su efecto en un momento en que la sociedad está más que harta de la incompetencia de la clase política. Y, por ello, se atreven a proponer una aristocraciailustrada como forma de Gobierno. La nueva aristócrata es, para estos nenes, la aristocracia de los expertos: “Nosotros, los expertos, sabemos lo que el pueblo necesita”. De resultas, vienen a defender un Gobiernodetecnócratas; eso sí, con la condición de que estén bien formados (¡menudo invento!).

Pero, ¿dónde queda la democracia? Que la democracia y los grupos profesionales son compatibles y deben colaborar, es cosa que no se discute. Ahora bien, que la democracia sea confundida con el Gobierno de los profesionales, es cosa bien distinta. 

La mente académica —que es la mente de estos nenicos— tiende a desgajar y aislar su campo de estudio del resto de problemas. Es decir, hacen un agujerico muy pequeñico (que eso es la ciencia que se maneja hoy en día) y luego creen que la realidad es lo que ven desde ahí, y desde su despacho con aire acondicionado. El agujerito académico les lleva a pedir al Gobierno, por ejemplo, que se deje de historias con Gibraltar. Y es que la miopía académica lleva a los nenicos a obviar la dimensión política del asunto, y a no ver más allá de la cosa económica.

¿Qué pasa, que como Gibraltar está pisando y machacando a unos pescadores, que son, para vosotros, insignificantes en comparación con los grandes intereses económicos que España tiene en Europa (especialmente los intereses del hombre de rojo que vieja con el Rey), pues que sigan dándoles por saco a los pescadores, verdad?

A eso se reduce el hipócrita recurso de la neutralidad científica que muchos (auto-denominados) científicos enarbolan: a dejar que sigan pisando al débil y a seguir llevando la palangana a los poderosos. ¡Y cuánta palabrería y jerga económica para venir a decir no más que España tiene que pedir a la EU que ayude a los bancos y a los grandes empresarios!

NadaEsGratis, pero siempre pagan los mismos

Lo curioso del asunto es que, en términos económicos, lo que proponen implicaría, a fin de cuentas, no más que una ligera recuperación económica, a beneficio de las grandes empresas y fortunas, que son quienes pagan a estos nenicos.

Los nenes ilustrados no advierten que España es más que su economía. Por tanto, no ven que el problema fundamental de la España de hoy no es el económico, sino el político e institucional. La crisis económica actual no se puede desligar de la situación política-institucional. El problema reside en la corrupción de toda la clase dirigente, de todas las instituciones públicas del Reino de España, incluida la académica(que no es más que una extensión del brazo político). Y, por tanto, o se reforma todo el sistema institucional de España, o no se hará nada (aparte de ayudar a los que viajan con el Rey).

Y a ver quién es el valiente que se atreve. Porque quien se atreva estará condenado a quemar su carrera política y profesional. Porque así se muestra España con los que más la cuidan. Porque así es España. Porque eso es España.

Así que, si queréis cambiar España, nenicos, bajad de la Nube y empujad desde abajo, en la sociedad, con el pueblo, sabiendo que ese mismo pueblo te va a clavar un puñal en la espalda cuando ya no te necesite. Porque así es España. Porque eso es España, nenicos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba