Economista ciudadano

¿Son viables las fusiones bancarias previstas?

La teoría económica y financiera nos dice que una entidad es viable si su modelo de negocio es capaz de generar ingresos suficientes a medio y largo plazo para compensar los costes, generando una tasa de retorno atractivo para todos los agentes involucrados.

En este sentido, la carrera emprendida por este y el anterior Gobierno, con el beneplácito del Banco de España, nos ha llevado a ver reducido el número de fichas bancarias, sin que la viabilidad del negocio resultante haya sido analizada con el preceptivo rigor.  En este sentido, la presión de los modelos de negocio proviene del aumento de los costes de financiación de unas entidades que harán inviables estos modelos basados en el préstamo hipotecario a particulares o la promoción inmobiliaria. Con diferenciales muy pequeños y plazos de amortización muy largos, a lo que hay que añadir la elevada morosidad, este tipo de negocio, aunque la dimensión haya aumentado, no permitirá mantener un número tan elevado de entidades haciendo casi lo mismo.

La única obsesión de reducir el número de fichas bancarias por parte del Gobierno y el Banco de España, contradice la lógica que debería ser buscar entidades viables

Las primeras fases de la integración, FROB1 y FROB2 han supuesto el desembolso, es verdad que en forma de préstamos, más de 21.000 millones €, lo cual no ha solucionado el problema, pues los resultantes, en algunos casos, están a punto de dar como resultado la intervención de nuevo, porque su modelo de negocio no se sostiene.  En este sentido, en un ejercicio teórico de análisis de viabilidad financiera, los resultados, con toda la cautela, son preocupantes.

Las entidades cuyo activo presenta un porcentaje de hipotecas y promoción sobre crédito más elevado, por ejemplo UNNIM con un 84%, CajaEspañaDuero del 74% o Bankia con un 68%, presentan una viabilidad financiera muy complicada. Otras entidades, que pueden ser financieramente viable, pero presentan una presión estratégica elevada, podrían ser Unicaja (con una 62% de ratio) o Kutxabank con un 73%. En este punto, las entidades que serían financieramente viables son las más grandes y saneadas, BBVA, Santander o Caixa.

Las entidades del primer grupo tendrían otras ratios muy preocupantes, como margen de explotación en el entorno del 0,5%-0,6% y provisiones sobre el margen  del 2%-7%. Frente a estas ratios, las entidades más solventes presentan márgenes de explotación superiores al 1,2% y provisiones sobre el margen inferiores al 1%.

Un análisis teórico de viabilidad financiera arroja un resultado preocupante: solo el Banco de Santander, BBVA y la Caixa lo serían.

En un ejercicio de posibles acuerdos de integración, entre entidades ya integradas, el ejercicio arroja un mapa distinto al que se está intentando obligar a las entidades. Las fusiones de CajaEspañaDuero con Unicaja o Kutxabank, así como al suma de Ibercaja con Cajatres y Unnim, muestra un grado de viabilidad financiera muy débil. Por el contrario, la suma de Unicaja y Kutxabank, o la de La Caixa con CajaEspañaDuero, sí serán financieramente viables, siempre desde una óptica teórica y con los datos disponibles.

Las integraciones que se están planteando, por ejemplo con CajaEspañaDuero o Unnim, solo serían viables si se produjeren con entidades muy grandes y solventes, como La Caíxa.  

En conclusión, estamos ante un único camino para solventar el grave problema de solvencia financiera que tienen la mayoría de Cajas de Ahorro. Este pasa por integrar a las tres grandes entidades del país,  Santander, BBVA o La Caixa con los grupos resultantes de los primeros grupos fusionados. Esto daría algo de diversificación económica y financiera y generaría economías de escala. El resto es abocar a una parte del sector a la intervención en un futuro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba