Economista ciudadano

El sector privado colapsará por la deuda

Los analistas más próximos al Gobierno, que abundan, los medios de comunicación afines, la gran mayoría, y las instituciones multilaterales siguen tratando de buscar excusas para el no crecimiento real de España. Después de las denominadas reformas, reflotamiento de la banca y rezar a muchas Vírgenes, la realidad es tozuda y España, junto a Europa, se encuentra cerca de la tercera recesión, eso sí con el permiso de los que rigen las estadísticas en España.

El análisis de la situación de España, especialmente del sector privado, es realmente preocupante y sólo desde la heterodoxia y desde el conocimiento de la historia se podrá diseñar la hoja de ruta adecuada. En la actualidad, con las cifras de deuda privada de empresas no financieras y familias es imposible pensar en una recuperación sostenible en el corto y medio plazo.

La deuda privada es el principal freno al crecimiento y a la creación de empleo en España

El reciente estudio de Joaquín Maudos y Juan Fernández de Guevara, investigadores del Ivie y de la Universitat de València, titulado “Endeudamiento de las empresas españolas en el contexto europeo: El impacto de la crisis” es concluyente. Una parte relevante de las empresas españolas muestran una gran vulnerabilidad financiera. Los datos muestran, por ejemplo, que una de cada cuatro empresas españolas necesita el beneficio de diez años para devolver su deuda, casi el doble que la media europea. Asimismo, el nivel de endeudamiento del 25% de las empresas más endeudadas es más de 12 veces superior al del 25% de las menos endeudadas. 

Otras conclusiones relevantes son

  1. Las empresas españolas han sufrido un excesivo endeudamiento agravado por la falta de rentabilidad para afrontar el pago de la deuda
  2. El 36% de la deuda empresarial en España está en manos de las empresas más vulnerables, porcentaje que en los sectores de la construcción y actividades inmobiliarias alcanza en conjunto el 44%
  3. Pese a los esfuerzos de las empresas españolas destinando el beneficio a autofinanciarse, su endeudamiento sigue siendo superior a la media europea
  4. Los recursos propios y los préstamos son la fuente de financiación más importante tanto de las empresas españolas como europeas, si bien en España pesa mucho más el préstamo

Gráfico: Ratio de deuda con coste sobre activos de las empresas

La deuda empresarial explica la gran vulnerabilidad de la economía española

Como se aprecia en el gráfico anterior, España tiene una ratio de deuda con coste sobre activos empresariales, elevada, solo por debajo de Portugal, Grecia e Italia. Por el contrario, Francia o Alemania tienen ratios de deuda por debajo de la media, lo que les facilita que las empresas, y también las familias, puedan consumir, ya que su carga de la deuda no les asfixia, como es el caso de España.

En el caso de las familias, las circunstancias son aún más preocupantes. En la siguiente tabla se muestran las principales cifras y su comparación con otros países:

La deuda de las familias muestra el drama para rentas bajas y jóvenes

Por ejemplo, la mediana de endeudamiento sobre ingresos para menores de 35 años es del 217,4% en España, frente al 90% en EEUU o el 58,3% en Italia. En las siguientes franjas de edad, aunque menor, también alcanza valores cercanos o superiores al 100%. Pero incluso los desempleados tienen ratios de deuda sobre ingresos del 100%. Por el contrario, Italia tiene ratios de endeudamiento muy inferiores al español, aunque tiene el mismo ratio de propietarios de vivienda. De hecho, Italia es la economía con menor ratio de endeudamiento en hogares y menor número de hogares con hipotecas de la zona euro. En el caso, español, además, tiene el agravante que la mayor parte del endeudamiento se concentra en rentas bajas y jóvenes. Un dato demoledor es que Italia solo tiene un 2,6% de jóvenes con hipotecas, frente al 21,8% en España.

Las diferencias de endeudamiento con Francia e Italia explican por qué allí podrían darse políticas expansivas

La dinámica de la deuda privada nos diferencia de forma significativa de los principales países de nuestro entorno. Italia, pero sobre todo Francia, tienen ratios de deuda privada no bancaria muy razonables, e incluso Italia prácticamente no tiene apenas ciudadanos con hipotecas. Ello explica lo que permite a Francia y, en menor grado, a Italia bandear mucho mejor la crisis y podrían llevar a cabo políticas de expansión de demanda, aunque sus gobernantes no las estén llevando a cabo. En el caso español, si no se produce una reducción drástica de la deuda privada, verdadero freno del crecimiento, una gran parte del sector privado colapsará. La reducción producida hasta ahora ha sido gracias a la brusca caída del stock de crédito bancario, dado el enorme peso del préstamo en la financiación de las empresas en España. Espero que pronto comiencen las negociaciones a nivel global para reestructurar una parte de la deuda privada española, especialmente la de hogares y PYMES. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba