Economista ciudadano

La insoportable brecha fiscal de las grandes corporaciones

La delgada línea que va entre elusión, uso abusivo de los instrumentos legales disponibles, y la evasión fiscal es cada vez más fina para el conjunto de grandes corporaciones y  grandes patrimonios en España. Esto está menguando notablemente la recaudación, en un momento en el que las bases clásicas de generación de ingresos, asalariados, pymes y pensionistas, están sufriendo el tremendo ajuste fiscal y económico.

La delgada línea entre elusión y evasión fiscal se está traspasando en las grandes corporaciones y patrimonios

Ello se nota, particularmente, en si uno analiza las bases de liquidación, o tipos efectivos en el impuesto de sociedades. Estas cifras arrojan que las grandes corporaciones, por encima de seis  millones de euros de facturación, tributen con tipos hasta cinco puntos porcentuales inferiores a las PYMES o microempresas. Las vías de escape son las innumerables vías de escape que el Impuesto de Sociedades ofrece, fruto de las visitas que muchos lobbys giran al Ministerio de Hacienda, de las que fui testigo, y que han diseñado un impuesto a la medida de las grandes compañías. Esto ha dejado el tipo efectivo para muchas de ellas, por debajo del 16% inferior incluso al tipo medio de muchos asalariados en el IRPF. Por el contrario, las microempresas tributan al 22% y al 20% en el caso de PYMES y autónomos o el 19% en aquellas de mediano tamaño.  

Los grandes lobbys han forzado para que el tipo efectivo en el Impuesto de sociedades se reduzca hasta el 16%

A esta brecha fiscal hay que sumar los múltiples casos de conflicto de aplicación de la ley tributaria, en los que las personas con grandes patrimonios crean sociedades ex profeso para lograr reducir su carga impositiva, ya sea abusando de ventajas legales en determinados territorios, como las Sociedades de promoción de empresas en las Haciendas Forales, o mediante la creación de SICAVS.

Esta deficiente regulación, cuya responsabilidad en el Gobierno de Zapatero es elevada, ha permitido un desplome de los ingresos del Impuesto de Sociedades que, en cuatro años, del 2007 al 2011, ha descendido en 28.212 mill€, lo que supone una mengua del 63%, curiosamente en un segmento mucho menos afectado por la crisis económica. 

El desplome en recaudación del Impuesto de  Sociedades alcanza el 3% del PIB

El conjunto de deducciones de dudosa utilidad o equidad, como la libertad de amortización, fusiones, escisiones, fondo de comercio, doble imposición o el uso de las empresas de tenencia de valores extranjeros, se cuantifican en 42.711 miil€, según la liquidación del Impuesto de Sociedades del 2009, que podrían engrosar las arcas de la hacienda pública. Si a esto añadimos la pérdida de recaudación por la reinstauración de la desgravación por compra de vivienda, tendríamos una cifra aproximada de 50.000mill€ de ingresos adicionales que de alguna manera se regalan a un conjunto de agentes económicos, que no lo necesitan. Esto supone un 5% del PIB y permitiría una cierta alegría en el gasto público productivo que nos alejaría de la profunda recesión en la que estamos inmersos.

En suma, los  grandes patrimonios y las grandes corporaciones eluden tienen una fiscalidad nada acorde con un modelo fiscal de equidad y suficiencia recaudatoria, lo que nos acerca más a países de dudosa calidad democrática y justicia social. Existen soluciones fáciles, como sería la creación de un nuevo tipo impositivo del 35% para bases imponibles a partir del millón de euros, quedándose el tipo den el 30% para bases por debajo de dicha cantidad. Estas cifras son declaradas por empresas cuya facturación supera los 45 mill€/año. Esto añadiría una recaudación de 13.900mill€. Es decir, con una mejora legal mínima, se sumarían a la recaudación anual casi 65.000mill€, un 6,5% del PIB. El problema es que no hay voluntad política de que paguen realmente los grandes patrimonios, ni las grandes corporaciones.   


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba