Economista ciudadano

Otro gol de las eléctricas: el autoconsumo fulminado

La lectura de un libro muy recomendable: “La Energía de lo Pequeño”, de Pau Solanilla y Alvaro Ponce, me ha inspirado para escribir este artículo en el momento que se está conociendo los planes del ejecutivo respecto al autoconsumo eléctrico y el balance neto de los hogares.

Este texto hace una descripción maravillosa del potencial de nuestros pueblos y ciudades para reconvertirse en ciudades y pueblos inteligentes. Estas “Smart Cities” nos ofrecen nuevas aproximaciones y oportunidades a través de la gestión racional y más sostenible de la energía, lo que a su vez abre una gran oportunidad de empleo, algo curiosamente despreciado y ninguneado por los negacionistas que habitan en el gobierno, asesorados y financiados en la sombra por el gran lobby eléctrico.

El desarrollo de ciudades inteligentes pasa por facilitar la participación de todos los agentes en mejorar y aumentar la calidad de vida de las urbes

Un ejemplo de ciudad verde y sostenible es Vitoria, nombrada capital verde europea en 2012. Esta ciudad ofrece al ciudadano ventajas concretas, como transporte público ecológico, edificios eficientes, políticas de ahorro y eficiencia energética, proyectos sociales integradores, etc., lo que redunda en una mayor calidad de vida, algo peligroso para los desarrollistas que sostienen a este gobierno, y también al anterior. No hay que olvidar que quien comienza e inicia el gran golpe a las renovables en España es el ejecutivo de Rodríguez Zapatero. 

Vitoria es un ejemplo de ciudad sostenible, donde todos los sistemas de transporte, generación de energía y políticas de ahorro se han conjurado para obtener el premio

La clave para este cambio de paradigma es constituir comunidades y ciudadanos activos y no pasivos. Es decir, los actores principales dejan de ser meros consumidores y espectadores para convertirse en actores y productores de información, de productos, de medios, y también de energía. Las nuevas tecnologías habilitan ya la posibilidad de que los hogares dejen de ser derrochadores de energía al servicio de las grandes compañías y pasen a ser ahorradores y productores de energía limpia que les permita consumir solo en función de sus necesidades. Y además, en muchos países, se permite a un coste razonable incluso vender su propia energía al sistema o en su defecto volcada a la red.

Esta pequeña revolución responde a los nuevos retos del futuro que solo serán posibles por la cooperación e interacción entre los ciudadanos y la administración pública, aplicando las nuevas tecnologías. Una nueva cultura de la planificación, gestión y operación eficiente de los recursos económicos, sociales y energéticos para ganar competitividad, fomentando la participación de las personas, organizaciones y empresas en la vida civil.

Este ideario lo han entendido muy bien países como Holanda, EE.UU. Alemania, Dinamarca, Japón o recientemente Brasil. Pero como siempre, Spain is different. La pesadilla con las energías limpias comienza con el ejecutivo de Zapatero, cuando se cambiaron las reglas y la cuantía de los pagos por la producción varias veces, creándose una gran inseguridad jurídica para los miles de productores de energía renovable, especialmente fotovoltaica. Es cierto que se permitió en exceso el uso de los huertos solares, frente a la alternativa de Alemania de fomentar el uso de la energía solar en hogares y empresas. Esa diferencia marca, por ejemplo, la potencia y superficie instalada en Alemania, más de 3 millones de metros cuadrados, un país con muchas menos horas de luz, lo mismo que Holanda o Dinamarca.

Las mejores prácticas de ahorro y autoconsumo se dan en el norte de Europa y EE.UU. fruto de sociedades maduras y participativas

Por tanto, una vez solventados los problemas técnicos de instalación en los hogares, los que defendemos el autoconsumo y el balance neto, pensábamos ingenuamente que ante el encarecimiento del coste de la energía para tantos hogares, y el déficit tarifario, cualquier gobierno, especialmente uno de izquierdas, permitiría y fomentaría el ahorro y la eficiencia energética en los hogares. El gobierno de Zapatero arrastró los pies y dejó sin terminar el borrador de reglamento de autoconsumo, por la presión de las eléctricas, y el premio ya se ha visto. Dos de los últimos ministros de Economía socialistas se han integrado en consejos de administración de grandes compañías eléctricas.

En España, fue Zapatero quien inició la sentencia de muerte de las energías renovables, fruto de la presión de las eléctricas y Rajoy lo ha culminado.

El trabajo de presión y chantaje de estas compañías ha surtido efecto también con el ejecutivo de Rajoy. Así el borrador de reglamento convierte en casi imposible, por caro, el autoconsumo energético. Así, se reserva el derecho de subir o bajar las tasas o peajes específicos, denominados de respaldo, en función de la cuenta de resultados de las grandes eléctricas. De igual forma, a diferencia de otros países OCDE, no se remunerará la energía vertida a la red, lo cual es un claro desincentivo al ahorro y el autoconsumo. Tampoco se podrá recuperar lo almacenado por los hogares o las empresas cuando se necesite. En conjunto, la tenencia  de una instalación para autoconsumo, el llamado peaje de respaldo, supera en un 27% la tasa por el uso de red que tienen que pagar quienes compran la energía directamente a las eléctricas. El resultado último es que la amortización para un hogar o comunidad de vecinos de una instalación pasa de 12 a 23 años, lo que supone matar el autoconsumo. En suma, es una medida recaudatoria para que las eléctricas recauden más.   

En resumen, el lobby eléctrico ha logrado su objetivo. Las renovables son historia, el ahorro energético no tiene sentido y el autoconsumo es una quimera al alcance solo de acaudalados. El caramelo de los Consejos de Administración es demasiado tentador para los que se fueron y para los que esperan una silla en breve, si Bárcenas no lo remedia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba