Economista ciudadano

La burbuja de los ministros de Economía en España

Con la detención esperpéntica de Rodrigo Rato han vuelto los cánticos sobre el milagro económico español y las frases grandilocuentes sobre la grandeza de su legado. Más allá de la presunción de inocencia, que le asiste como a cualquier español, el delito que más debería penar es el de creerse o haber inducido a la creencia que es un economista brillante, que de facto no lo es, y que su acción política merece los elogios que le han destilado quienes hoy le despellejan.

La detención ha devuelto el falso mantra del supuesto milagro económico que él encarnó

El caso de Rodrigo Rato coincide también con la burbuja que revolotea alrededor de otra figura que en algunos ámbitos sigue muy sobrevalorada: Pedro Solbes. Luego ya vendrían otras figuras menores, como Elena Salgado, de la que es mejor no hablar mucho.

 Fue la época de la famosa Ley del Suelo de 1998 que consagró aquel principio tan liberal: todo el suelo susceptible de ser urbanizable, se debe sacar al mercado

En el caso de Rato, su impronta económica se sustancia en que fue el origen del modelo de acumulación capitalista estúpido, paleto y primitivo que supuso la enorme burbuja inmobiliaria y el desmantelamiento de los monopolios públicos, para convertirse en monopolios privados, dominados por los amigos de Aznar. Fue la época de la famosa Ley del Suelo de 1998 que consagró aquel principio tan liberal: todo el suelo susceptible de ser urbanizable, se debe sacar al mercado, porque ello contribuirá a la caída del precio. Su desconocimiento sobre el funcionamiento del mercado de la vivienda, un mercado de stocks y no de flujos, y donde el precio es el que dirige a la demanda, y no al revés, ya supuso el primer eslabón del conjunto de pruebas que cuestionan realmente su capacidad y conocimiento profundo de la economía.

El modelo de Rato, en dos palabras: pelotazo inmobiliario y especulación

Este modelo de burbuja inmobiliaria, desmantelamiento industrial y capitalismo de pelotazo, coincidió con la entrada de España en el euro, heroicidad que se disputan Solbes, el que inició el supuesto ajuste en el déficit público, y luego el ministro milagro, a quien debemos, sin duda, el cambio estructural en los tipos de interés y por tanto también el enorme caudal de empleo basura que se fue creando en esos años, coincidiendo con una fase expansiva europea e internacional. En estos años de vino y rosas, por supuesto, Rato diseño y planificó la economía para que dicho milagro se mantuviese en el tiempo y fuese el origen de una nueva teoría económica que se estudiaría en todas las facultades y su tesis doctoral, que él realmente no escribió, serviría de libro de cabecera para todos los mandatarios mundiales.

Todo era fachada, y quienes mejor le han definido han sido algunos de los funcionarios del FMI que han tenido la mala suerte de toparse con una persona tan poco brillante en lo intelectual y tan avariciosa en lo monetario

Esta falta de prudencia, humildad, propias de una sociedad acomplejada, siguen reviviendo ahora que el prócer de nuestro pasado más glorioso se ha topado con el infierno, acusado de fraude fiscal y alzamiento de bienes. El modelo de rentismo, especulación y acumulación grosera de capital, en un país globalmente pobre y atrasado, se ha puesto de manifiesto en toda su crudeza al conocer su ristra de cuentas, patrimonio (el conocido), pero ni rastro de publicaciones, escritos, libros o ideas brillantes sobre el devenir económico de nuestro país. Todo era fachada, y quienes mejor le han definido han sido algunos de los funcionarios del FMI que han tenido la mala suerte de toparse con una persona tan poco brillante en lo intelectual y tan avariciosa en lo monetario.

En otro plano, se encuentra el sucesor en la inflación de elogios vacíos, Solbes. Otra gestión vacía de contenido, en la que la única palabra que se repetía era la austeridad y el control fiscal, sin ninguna alternativa verdaderamente reseñable, muy mediocre intelectualmente y que tampoco se ha preocupado de estudiar y de aportar nada que no venga dictado por los grandes lobbys económicos y financieros. La gran diferencia es la estética y la ética, más austera la de Solbes, pero también aferrado al gusto de los Consejos de Administración de empresas otrora reguladas. Su política económica fue una mera continuación del modelo burbuja inmobiliaria, por más que algunos aconsejáramos un cambio, sostener un crecimiento desbocado y frágil durante la primera legislatura y un desconocimiento profundo a la hora de acometer la lucha contra el pinchazo de una enorme burbuja favorecida por la complicidad de sus actuaciones.

Solbes también encarnó la burbuja alrededor de la supuesta excelencia de los ministros

Esta incapacidad, junto a las luchas fraticidas con otros miembros del ejecutivo por torpedear gran parte del programa electoral de Zapatero, favorecieron su salida y alumbrando, sin duda, a la persona más incapaz que haya ostentado la cartera de economía en la Europa del euro: Elena Salgado. Con ella, se cerró el círculo de la enorme burbuja que ahora se ha pinchado con la detención de Rodrigo Rato.

Elena Salgado ha sido la peor ministra de Economía de la democracia

La enorme crisis financiera alumbró otra figura entre los guardianes del botín: los gestores de bancos de inversión que han sido mandados a galeras (Ministerios, Tesoros nacionales o el BCE) para defender el fuerte y que el pueblo y los que quieren un cambio real de modelo económico y financiero asalten los palacios de invierno. Por ello, ahora tenemos a De Guindos en España, Dragui en el BCE, el titular francés, italiano y otros.

En resumen, cuando se ensalce la figura de los diferentes ministros de Economía en España, hay que mirar siempre cómo han acabado y dónde han puesto el énfasis en sus decisiones y políticas. Ello nos resumirá para quien han trabajado. Por supuesto, no miremos sus publicaciones, ni tesis doctorales, porque serán un conjunto vacio intelectual o simplemente un ejercicio de funambulismo mediático para que les pongan un birrete que esperamos les sea retirado cuanto antes.         


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba