Economista ciudadano

Si bajas el salario, no creces

El maltrecho estado del mercado laboral español ha seguido recibiendo malas noticias, incluso en verano cuando se supone que, como dijo la actual vicepresidenta del Gobierno, el sol sale en verano y se crea empleo.

No solo la EPA ha arrojado un enorme jarro de agua fría al ejecutivo, sino que los datos del SEPE, que suele ser el escape para todos los gobiernos en verano, resulta que sigue reflejando que el empleo, ajustado por estacionalidad, sigue cayendo. En julio, los datos de afiliación a la Seguridad Social mostraron un descenso de más de 57.000 afiliados, mientras que los trabajadores inscritos aumentaron en 7.591, algo que se ha mantenido durante todo el verano. Desde el mes de abril, los afiliados a la Seguridad Social se han reducido en casi 85.000 cuando ajustamos la serie por la estacionalidad. Es decir, lejos de mejorar, el empleo sigue acelerando su destrucción durante el periodo estival, respecto al mismo periodo del año anterior.

España sigue destruyendo empleo y la tímida reducción del desempleo, ajustado por estacionalidad, se debe a la caída de la actividad

Si observamos la contratación, únicamente 6 de cada 100 contratos que se han firmado son indefinidos, ampliándose la brecha entre los trabajadores estables y precarios, lo cual dice muy poco de las bondades de la reforma laboral que buscaba consagrar la estabilidad en el empleo y fomentar la contratación indefinida. El éxito, como se puede ver, es notable. Con estas cifras, la ministra de Empleo se atrevió a informar en el Consejo de Ministros del pasado viernes que la reforma laboral ha sido un éxito y que ha evitado la destrucción de más de 225.000 empleos, sin aportar ninguna metodología o fuentes de información. Esta falta de rigor denota un gran desconocimiento de conceptos estadísticos, económicos y econométricos y sólo se entiende por un deseo irrefrenable de transmitir noticias positivas, aunque sean falsas, inventadas o falten a la verdad estadística.

La reforma laboral únicamente ha logrado destruir los derechos de muchos trabajadores, reducir salarios y ajustar las plantillas

La realidad de la reforma laboral es que ha expulsado del mercado laboral más de 3,8 millones de empleos, ha cercenado el derecho a la negociación colectiva a más de 6 millones de trabajadores, ha reducido el salario mediano de la economía española un 12% y ha inclinado el poder de negociación completamente del lado del empleador. Esta dinámica ha empeorado significativamente las condiciones de trabajo más intangibles, más allá de salario, de la jornada laboral o de la movilidad, aquellas que tienen que ver con el respeto por el ser humano, con su situación familiar y personal, lo que sin duda terminará por afectar a la productividad no aparente y al rendimiento laboral. Esta sima afectará, de forma estructural, a las estructuras del mercado laboral, a la dinámica empresarial y al abismo entre empresa y trabajador, lo que nos retrotraerá al clima empresarial de los peores años de la dictadura, reabriéndose sin duda la lucha de clases.

Otra consecuencia de la reforma laboral es que la cobertura del subsidio de desempleo sigue descendiendo y se encuentra en el umbral del 60%, consiguiendo para el Estado un ahorro que podría llevar a un gran número de familias a la exclusión social, sin que un gran número de desempleados puedan volver al mercado laboral.

Esta dicotomía de reducción de salarios y prestaciones por desempleo explica gran parte del desplome del consumo interno y de la inversión privada, que en ningún caso podrá ser sustituido por las exportaciones, las que apenas pesan un 33% del PIB. Pero este mantra se mantiene entre la academia y, por extensión, entre los que siguen gobernando el FMI. Es precisamente el último informe de esta institución sobre España lo que ha devuelto el debate de cómo se podría volver a la senda de creación de empleo en España.

La teoría de la deflación salarial como palanca para el crecimiento no puede ser más negativa para la realidad española

El informe es demoledor y rompe todos los esquemas de falso optimismo insuflado por los agentes que más han contribuido a esta situación, los distintos gobiernos, el sistema financiero y las grandes corporaciones que han logrado desfiscalizar completamente sus cuentas de resultados. Si el FMI supiese que la demanda efectiva, y no los costes relativos, es lo que mantiene a la economía en recesión y que, si no trunca esta inercia, se cumplirán las peores expectativas del FMI y de algunos economistas entre los que me encuentro.

La recomendación de reducción adicional de salario del 10% solo podría acrecentar la depresión del consumo interno, aumentar la brecha salarial entre percentiles de renta, consumar el liderazgo de inequidad y abocar a la pobreza a millones de hogares. El argumento es que el empleo no se recupera porque el nivel salarial excede al salario de equilibrio, por lo que si lo redujéremos, ceteris paribus, las empresas comenzarían a contratar, independientemente de la demanda interna o externa. Adicionalmente, las cotizaciones a la Seguridad Social habría que reducirlas drásticamente, lo que agudizaría el déficit del ente y pondría en serio peligro las pensiones públicas del futuro. Este mecanismo de deflación salarial que, supuestamente, estaría detrás de la recuperación de las exportaciones, curiosamente lideradas por grandes multinacionales que se consagran por la concesión de obra civil fuera de nuestras fronteras.

La recomendación de la rebaja salarial por parte del FMI reducirá, aún más el crecimiento en los próximos años

En un contexto de recesión de balances, con exceso de endeudamiento privado y público, reducir aún más la masa salarial, junto al ajuste fiscal, es la única política posible para permitir la quiebra de las economías afectadas. Es muy recomendable la lectura de Richard Koo para entender este mecanismo perverso en el que hemos entrado, gracias, sin duda, al buen trabajo del FMI y sus socios europeos. Solo los que han violado este principio dogmático están creciendo y saliendo de la crisis. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba