Economista ciudadano

¿Prostitución y tráfico de drogas como signo de riqueza?

En un momento muy delicado de credibilidad de muchas instituciones, el INE español, a instancias de la Comisión Europea, ha avanzado cómo quedaría el PIB si se introdujesen  actividades delictivas como la prostitución, que incluye en muchos casos la trata de mujeres, y el tráfico de drogas. Sin embargo, a diferencia de otros institutos de estadística europeos, aquí no se ha aislado el efecto de este cálculo, y se ha mezclado con otros cambios metodológicos, como el censo nuevo de población y viviendas, el nuevo SEC 2010 que sustituye al SEC 95, etc. Esto ha introducido un sesgo de incertidumbre y confusión que se debería corregir, lo antes posible. En este sentido, el INE debería entender que las estadísticas no son para quien las hace, sino para los ciudadanos. 

El INE no ha aislado en su cálculo preliminar el impacto de los delitos de prostitución y tráfico de drogas en el PIB español

Los resultados de esta estimación global son portentosos para el ejecutivo, ya que de un plumazo el PIB recibe una inyección de entre un 2,7% y un 4,5% de renta adicional, el déficit se reduce estadísticamente un 0,3% y la deuda pública casi un 4%,lo que permitirá escapar del fatídico 100% que ya acechaba de forma inmisericorde, hasta que ha llegado la revisión estadística que tanto ayuda a los diferentes ejecutivos en apuros.

La revisión del PIB podría alcanzar una mejora de entre el 2,7% y un 4,5% del PIB, lo que también mejorará la ratio de deuda y el déficit entes de 2015

Esta nueva información llegará al mercado y a los ciudadanos en septiembre, cuando se publique el PIB del 2T de 2014 y entonces podremos saber exactamente cuán ricos somos por los cambios metodológicos y cuánto por los delitos de prostitución y tráfico de drogas y contrabando. Sin embargo, el INE ya ha avanzado que esta información solo la dará con periodicidad anual, no sabemos todavía por qué, y especialmente tampoco ha publicado cómo lo va a calcular. La buena noticia para el Gobierno es que los Presupuestos Generales del Estado para 2015, año electoral, se harán con estas nuevas cifras. Sin hacer nada, se encontrará con un cuadro macroeconómico muy aseado, y como siempre, se arrogará todo el éxito.

Otros países más transparentes y rigurosos sí han aislado el efecto de las actividades ilegales, incluso algunos con un nivel de riqueza inferior al nuestro, como puede ser Portugal. El país luso ha avanzado que el impacto sobre su economía sería de un 0,4%, unos 700 millones de euros. El Reino Unido, un ejemplo en materia de calidad e independencia estadística, lo ha cifrado en un 0,6%, unos 12.600 millones de euros. Pero por supuesto, el principal problema de esta nueva estadística, que nacerá viciada de origen, serán las fuentes de información. El INE debería publicar cuáles son sus fuentes y metodología de cálculo, porque si no corre el riesgo de que la ciudadanía y muchos estamentos privados, nacionales y extranjeros, desconfíen de sus estimaciones.  

Portugal y Reino Unido, entre otros, sí han cuantificado el impacto de la droga y prostitución sobre el PIB (0,4% y 0,6%)

Existe cierta incertidumbre sobre cómo se calculará el impacto de la prostitución y las drogas en la economía. No existen datos oficiales sobre prostitución, y además hay que constatar que esta actividad incluye la trata de blancas, por lo que es manifiestamente imposible, y poco ético, poder cuantificar el dolor y la vejación humana. Valorar las incautaciones de droga resulta excesivamente complejo, y además es una información opaca y en algunos casos con incrustaciones de la propia administración.  Sin embargo, el INE asegura que cuenta con fuentes, encuestas y observatorios de donde puede estimar lo que representa estas actividades ilegales en el PIB. Según el propio Instituto, ha contactado con las principales asociaciones de asistencia a las prostitutas y de clubes de alterne para recabar datos, pero no ha tenido mucho éxito. El INE, sin embargo, asegura que ese trabajo es solo un contraste para enfrentarlo a las cifras que ha calculado, pero no precisa de dónde las ha obtenido, algo que va en contra de una lógica de transparencia que se debe exigir a una institución pública.

El INE no ha publicado ni fuentes, ni método de cálculo de las actividades delictivas

Esta cuantificación de las actividades delictivas, algo muy en línea con las tesis del fallecido Nóbel Becker, choca con la ética y debería ser objeto, en primer lugar, de un profundo desprecio social, y nunca ser utilizado como si fuera una actividad económica más. De hecho, se instó a terminar la investigación abierta en el tema de la trata de mujeres en el Congreso, antes de publicar estos datos, que, en cualquier caso, están sujetos a un margen de error notable.

Sin transparencia, con un grado de ocultismo en las fuentes inaudito, sin cuantificar el efecto concreto sobre el PIB de las actividades delictivas, así saldrán las nuevas cifras del PIB en septiembre. Esperemos que alguien ponga luz a tantas preguntas, y especialmente deseamos muchos que estas actividades, que tanto dolor causan, no se banalicen y se conviertan en una rúbrica más de la riqueza de un país.        


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba