Economista ciudadano

El Plan Nacional de Reformas: pura colección de paja

La publicación del PNR2013 un compendio de casi 200 páginas apenas aporta novedades sobre un conjunto de deseos y verbos en infinitivo que recuerdan mucho a lo que mandaba Zapatero en 2004.

Los planes de reformas de Rajoy y Zapatero se asemejan mucho: puro humo

El punto de partida son unas previsiones macroeconómicas que reconocen que el país no generará empleo en toda la legislatura, que el nivel del PIB no retrotraerá a niveles anteriores a 2004 y que el número de inactivos y parados supera ya ampliamente el de ocupados. Esto es un punto de partida de una economía esclerotizada que sufre una gran crisis de demanda interna, pero también de crecimiento potencial. Las cifras previstas por la Comisión Europea, y por la mayoría de organismos nos anuncian un periodo de estancamiento y desempleo muy elevado al menos durante una década más.

España parte de una previsión de estancamiento para casi un quinquenio más

Frente a esta situación, que el gobierno actual sigue posando toda la responsabilidad en el anterior, mezclando la acción política de las Comunidades Autónomas con la del Estado, las únicas soluciones apuntadas por el ejecutivo de Rajoy han sido la deflación interna, subida de impuestos y desmontar poco el Sistema Nacional de Salud, el de Dependencia y poner en peligro la educación pública equitativa. Todo esto sin desmontar el entramado de gastos innecesarios de una gran parte del funcionamiento del Sector Público. La prueba de que el supuesto derroche es poco dinero, en términos relativos, es que para que el gasto público haya disminuido casi un 10%, se han tenido que tocas las grandes partidas: sanidad, educación y dependencia.

Las grandes reformas pendientes siguen en lista de espera, como una gran mayoría de ciudadanos cuando quieren ir al médico u operarse. El documento del Plan Nacional de Reformas rezuma autobombo y, especialmente, previsiones, e impactos, que están muy alejados de la realidad. En materia de Administración Pública, lo realizado hasta ahora se resume en que el gasto sanitario se ha reducido un 8%, básicamente porque ahora una parte la paga el usuario, con graves problemas de equidad, y que se han despedido a más de 350.000 empleados públicos. Esto ha causado un gran problema de funcionamiento en sectores como la educación, en el apartado de profesores de apoyo, sanidad, ha bajado la ratio de profesionales y se ha dejado de cubrir las plazas. Los grandes perjudicados de esta supuesta reforma han sido los mayores dependientes, las mujeres cuidadoras y los crónicos, la educación pública y la Universidad. Es decir, se ha confundido reformar el funcionamiento de la Administración con recortar gasto productivo y social.

El PNR propuesto no es más que un conjunto de recortes de gasto y derechos que no cambian la dinámica de la economía

En materia de pensiones apenas se ha hecho nada, salvo utilizar por primera vez el Fondo de Reserva para pagar pensiones, lo que da idea de la tensión de tesorería que atraviesa este organismo. Nada se ha modificado en materia de elevar las bases de cotización, y únicamente se ha legislado para endurecer jubilación anticipada y parcial, y se prevé una sensible reducción de la pensión media, curiosamente lo contrario a lo que debería hacerse.

En la fiscalidad, sus únicas aportaciones han sido subir los impuestos al consumo, hundiendo el mismo y perjudicando a los sectores de renta más bajos. También el IRPF se ha visto incrementado, y algo en sociedades. Ninguna medida para igualar rentas del trabajo y capital, y tampoco se ha tocado la fiscalidad financiera, especialmente las transacciones de acciones, bonos u otros activos, ni la imposición sobe beneficios bancarios y operativa especulativa.

En pensiones y fiscalidad solo se apuesta por reducir la pensión media y gravar el consumo

En materia del mercado laboral, la reforma ha consagrado dos cosas. Se impone el dumping laboral y salarial, y la eliminación progresiva  de la negociación colectiva para un gran conjunto de trabajadores. A esto hay que añadir que se universaliza el contrato temporal por debajo de 30 años para todas las profesiones y sin causalidad. Por tanto, se consagra un mercado laboral al estilo asiático, sin capacidad de negociar condiciones y precio aceptantes por parte del ejército de reserva acumulado.

Si algo falta es una estrategia de extensión empresarial seria. Los planes de emprendimiento son una broma, que tratan de engañar con propaganda al conjunto de personas que tratan de crear una empresa. Elevar la densidad empresarial pasa por crear una base de financiación pública ad hoc que acompañe al conjunto de empresas y que sufrague el precio del riesgo que supone el emprendimiento. Las trabas administrativas no se resuelven por las recomendaciones presentadas, sino que pasan por remover la mentalidad de muchas secretarias y gerentes de Juntas de Distrito Municipal.

El mercado laboral consagra la transformación de las relaciones laborales de tipo anglosajón

Finalmente, la lectura del impacto de la supuesta reforma del mercado de alquiler, más de 1 p.p en 2014 del PIB, es casi una broma. Las escasas medidas son inocuas y no abogan por un gran parque público de alquiler y por un verdadero mercado profesional privado.

En resumen, todo lo expuesto  y publicado, no cambiará nada de la fisonomía de la economía española y demuestra el escaso apego que tienen los gobiernos a escuchar a los expertos que no están sufragados por los lobbys.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba