Economista ciudadano

De Guindos ya no tiene miedo a perder el empleo

Entre las frases desafortunadas, por ser educado, merece la máxima atención lo dicho por el Ministro de Economía, De Guindos esta semana. No se sabe si la Navidad, muy dada a algunos excesos, provoca esta vaporización cerebral, o por el contrario forma parte de la larguísima campaña electoral que nos espera en 2015. La famosa frase: “Los españoles ya no tienen miedo a perder el empleo”, resulta insultante para más de tres millones de asalariados que tienen un contrato temporal/tiempo parcial u otras formas de precariado que tanto gustan a los más liberales del Gobierno.

El miedo a la pérdida de empleo se mantiene entre los precarios

La realidad social es muy distinta a la descrita por el titular de economía, máxime cuando tras las vacaciones de Navidad, miles de contratados serán despedidos o no renovados sus míseros contratos y volveremos a la dinámica de la economía española. Esta tónica, además, viene agravada por las secuelas terribles de la reforma laboral aprobada unilateralmente por el gobierno de Rajoy, aunque parte del trabajo ya se lo habían hecho las sucesivas reformas de los gobiernos del PSOE. Los trabajadores indefinidos tienen una espada de Damocles encima porque sus contratos, especialmente en empresas pequeñas donde no hay representación sindical, apenas valen 20 días por año trabajado y eso a día de hoy es muy financiable por parte de múltiples empresarios que ven en esta sustitución de trabajadores indefinidos por temporales, una ventaja comparativa muy apetecible.

Los trabajadores indefinidos tienen una espada de Damocles encima porque sus contratos, especialmente en empresas pequeñas donde no hay representación sindical

La Reforma Laboral es su salvoconducto a la pérdida de empleo indefinido

Por tanto, visto lo acontecido, la probabilidad de ser despedido en un entorno de caídas de las ventas y la facturación durante los tres trimestres anteriores es muy elevada, y eso lo debería conocer, si se dedicase a estudiar, el Ministro de Economía. Por tanto, incluso en un entorno de cierta mejoría de la actividad, como anuncia la propaganda, el empleo sigue descendiendo como es el caso del comercio al por menor. En 2014, a pesar de la intensa liberalización de horarios en algunas zonas como Madrid, el empleo ha seguido descendiendo (un  1,4% en la Comunidad de Madrid durante el periodo enero-noviembre de 2014).

Los mayores de 45 o 50 años tienen la soga al cuello porque hay un sentimiento mal disimulado de que ya sobran en la mayoría de las empresas

Pero hay sectores todavía más afectados por la situación de estancamiento secular que vive la economía española. Por un lado, los mayores de 45 o 50 años tienen la soga al cuello porque hay un sentimiento mal disimulado de que ya sobran en la mayoría de las empresas. Un ejemplo claro es lo que se hizo en RTVE, donde salieron prácticamente todos los mayores de 52 años, eso sí pagado con dinero público. Pero otras empresas, como Telefónica, o los grandes bancos han hecho una purga de trabajadores de esa franja de edad, permitido y alentado por los diversos gobiernos de PP y PSOE. Ese percentil de población va a ser, junto a jóvenes, mujeres o discapacitados, los grandes perdedores en esta sociedad del ocio obligado en la que hemos entrado.

Los mayores de 45 años, los jóvenes, mujeres y discapacitados preferidos para el ajuste en empleo

Por eso, y sabiendo la realidad desde dentro, sorprende que políticos lleven a cabo estas afirmaciones que duelen y muestran la peor cara de la política, aquella que busca burlarse de los que más sufren y tratan de tapar su propia incompetencia. Ya no se trata de elevar el discurso fácil de que De Guindos jamás sufrirá el desempleo, ni nadie de su entorno, porque sería tachado de populismo, sino de que al menos digan la verdad a los que les pagamos su salario, es decir los ciudadanos. La realidad económica en España es manifiestamente peor de lo que los voceros del establisment nos quieren hacer creer.  

Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera, el ahorro y la inversión solo se igualan a tasas de interés cercanas a cero, o incluso negativas

Estamos entrando en una era de lo que se llama estancamiento secular. Esto es así por factores que tienen mucho que ver con la evolución demográfica, el empleo y el ahorro y la inversión. Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera, el ahorro y la inversión solo se igualan a tasas de interés cercanas a cero, o incluso negativas. Por eso algunos economistas como Summers sólo hay dos opciones: o crecimiento mínimo o burbujas. Solow incide en que en los últimos 20 años únicamente las burbujas han añadido crecimiento. Por el contrario, Richard Koo demuestra que cuando una burbuja es financiada con deuda, como España o Japón, los procesos de desapalancamiento sin quitas provoca recesiones profundas, algo en lo que España está inmersa.

Hemos entrado en una fase de estancamiento secular

Pero el gran problema es la crisis de población que se nos viene encima. Todas las estimaciones nos muestran que el crecimiento del PIB mundial en el siglo XXI será inferior al del siglo anterior por el envejecimiento de la población, el desempleo y la caída de la tasa de fertilidad. Ni siquiera los que confían en los shocks tecnológicos pueden sobreponer estas estadísticas. Las cifras son demoledoras: la tasa de fertilidad mundial caerá de 2,53 a 2,24 en el periodo 2045-2050 y a 1,99 en 2050-2100. En España, en la actualidad está en 1,3 y bajando. La tasa de longevidad aumentará, lo que agravará el problema del envejecimiento y las políticas sociales.

Frente a esto, España contrapone con políticas regresivas para la mujer, sin políticas de familia y conciliación y con una estructura productiva tan frágil, como ineficiente de cara al empleo de calidad, indefinido y con salarios dignos. Mientras sigamos mirando las cifras del paro registrado del mes anterior y no enfrentemos los graves problemas de fondo, seguiremos votando a personajes como De Guindos, Zapatero o ahora la gran esperanza blanca: Pedro Sánchez.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba