OPINIÓN

En España la tasa de paro ‘a la americana’ es del 28,9%

La EPA del primer trimestre de 2017 es clara: el desempleo en sentido amplio, como se mide en EEUU, es un auténtico drama, un 28,9%.

En España la tasa de paro ‘a la americana’ es del 28,9%.
En España la tasa de paro ‘a la americana’ es del 28,9%. EFE

La propaganda mediática sigue haciendo mucho daño sobre la conciencia real de la situación económica en España. Con el bombardeo de las imágenes del turismo que viene, las playas y hoteles llenos y la contratación de camareros/as, el país respira aliviado y coge confianza en el futuro. Esto se deja notar en las conversaciones a pie de calle, a lo que ayuda que eminencias como Daniel Lacalle o Rallo salgan permanentemente a constatar las bondades de nuestra recuperación, aunque es verdad que a veces tengan enfrente a economistas como Carmona, lo cual ayuda mucho a la perpetuar la depresión de algunos.

La propaganda de medios y economistas afines siguen dando una visión muy parcial del drama del desempleo

Pero lo más delirante ha sido la aprobación del Plan de Estabilidad enviado a Bruselas en el que De Guindos se atreve a afirmar que España tendrá una tasa de paro del 11,2% en 2020, seguramente tras ingerir alguna sustancia emanada del Excel que permite semejante osadía. Con estos mimbres y el estado primaveral que atraviesa el país, es difícil que otro análisis más sosegado y menos triunfalista se abra paso entre tanto merengue y peloteo de la prensa y los economistas a sueldo que engañan sistemáticamente a la población tradicionalmente poco formada en estos temas.

Las previsiones del Gobierno para 2020 no dejan de ser delirantes si se analiza en profundidad la realidad laboral

Pero por lo menos, hemos conseguido una cosa y es que el Ministerio de Empleo haya reconocido que, tras la publicación de la EPA del primer trimestre, las horas de trabajo todavía están por debajo de las que existían con anterioridad al estallido de la crisis. A esto hay que unir que faltan 668,000 empleos para igualar la tasa de empleo que teníamos entonces, aunque la población activa es sustancialmente menor en la actualidad, y con tendencia decreciente. Faltan 26 millones de horas de trabajo, por tanto, para que Rajoy pueda decir que devuelve la misma situación con la que España comenzó a detestar a Zapatero, allá por 2008.

Faltan 26 millones de horas de trabajo y 668.000 empleos para llegar a la situación de 2007.

Pero, a diferencia de EEUU, la única medida de tasa de paro que se publica es la standard, sin contemplar las diversas contingencias que hay detrás del desempleo. Como se puede apreciar en el gráfico siguiente, si sumáramos a la tasa convencional, los desanimados, los empleados a tiempo parcial involuntarios y los que no buscan empleo, pero desearían trabajar, nos encontramos con una realidad muy distinta: una tasa de paro del 28,9%, estable incluso a pesar de la cierta recuperación de empleo basura al que asistimos. Existe, por tanto, una realidad diferente a la que nos quieren arrastrar los que solo persiguen que el PP se perpetúe en el poder.

Si midiéramos el desempleo como en EEUU, la tasa real de paro estaría en el 28,9%.

Tasa de Paro U6 en España.
Tasa de Paro U6 en España. Fuente: F. Felgueroso (FEDEA)

Pero el mercado laboral español está mucho peor que lo que las cifras oficiales dicen, y sobre todo si se analizan las tripas, siempre con el sesgo de los datos que publica el INE que tienen algunas lagunas en su medición. En primer lugar, con la reforma laboral, cada hora de aumento del trabajo precario, ha costado la pérdida de diez horas de trabajo estable. Los menores de 45 años pierden el equivalente a 1,6 millones de empleos, mientras que los que superan dicha edad, aumentan en 900 mil. Se observa que los menores de 45 años pierden 1,1 millones de empleos fijos, el 16,1% y 172 mil precarios, el 6,1%. Por su parte, los mayores de 45 años aumentan un 16% sus empleos estables, 717 mil, y un 34% los precarios, 215 mil. En suma, se pierde empleo de las personas menores de 45 años, fundamentalmente empleo fijo (el 16,1%) y se gana empleo precario de los de más edad (34%).

Se pierde empleo fijo entre los menores de 45 años y se gana empleo precario entre los mayores de dicha edad.

El drama viene acrecentado cuando se constata la escasa empleabilidad de los parados de larga duración. El 43,4% de todas las personas paradas y el 54,2% de las que llevan más de cuatro años, carecen de formación mínima que les permita acceder a cursar Certificados de Profesionalidad de segundo nivel: es decir carecen de habilidades mínimas como leer y escribir con un grado de comprensión y soltura suficiente. Esto supone algo más de 1,8 millones de personas paradas, y casi 559.000 parados que llevan más con más de cuatros años en situación de desempleo.

Más del 50% de la población parada de larga duración carece de formación básica para acceder a Certificados de Profesionalidad, lo que reduce a cero su empleabilidad.

En resumen, desde la perspectiva del empleo, la tendencia es menos horas y más precario, y desde la óptica de las personas paradas, menos protección y menos políticas activas, algo que es responsabilidad del PP, pero también de algunos gobiernos autonómicos. Por ejemplo, Andalucía ha estado 5 años sin convocar ayudas a la formación y cuando lo ha hecho, se las ha adjudicado a una parte de la red clientelar que apoya y sostiene el ejecutivo de Susana Diaz.

Andalucía es un ejemplo de malas prácticas para con las políticas activas de empleo con más de 5 años sin ayudas a la formación

Concluyendo, la EPA del primer trimestre de 2017 es clara: el desempleo en sentido amplio, como se mide en EEUU, es un auténtico drama, un 28,9%, las horas de trabajo y asalariados siguen por debajo de 2007 y la calidad del empleo, así como la cobertura y la empleabilidad revelan un mercado laboral con graves carencias y problemas estructurales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba