Startups

Business angels, cuando la inversión tiene nombre propio

La Asociación Española de Business Angels reúne 40 redes de business angels en 13 comunidades autónomas. Así, se asocian cerca de 2.000 inversores en el país y en el último año movilizaron recursos por valor de unos 40 millones de euros.

Business angels, cuando la financiación tiene nombre propio
Business angels, cuando la financiación tiene nombre propio VP

Tienen entre 35 y 54 años, dinero en el bolsillo, experiencia y olfato para invertir. Toman sus propias decisiones de inversión y aportan su propio dinero -a diferencia de las entidades de Capital Riesgo-. Trabajan por su cuenta o en redes y están, en su mayoría, en la Comunidad de Madrid o en Cataluña. Son los business angels y en los últimos cinco años han ganado presencia en el ecosistema startup. Aunque no se acoplan a todo tipo de proyectos, representan una mezcla de dinero, consultoría y red de contactos (lo que llaman 'dinero inteligente') para aquellos con una alta rentabilidad.

En la actualidad, la Asociación Española de Business Angels (Aeban) reúne 40 redes de business angels en 13 comunidades autónomas. Estas redes, según refleja en su portal web, asocian cerca de 2.000 inversores y en el último año movilizaron recursos por valor de unos 40 millones de euros.

En el informe de este año, José Herrera, presidente de la asociación, destaca el "rejuvenecimiento y el debut de nuevos inversores", lo que señala como una buena señal. Según los datos de la asociación, el 43% de los business angels tienen entre 35 y 43 años y el 8% se ha iniciado en la inversión durante 2016.

La Aeban reúne 40 redes de business angels en 13 comunidades autónomas

Pedro Trucharte, gestor de red de business angels, agrega que en el ecosistema hay muchos empresarios invirtiendo y "emprendedores jóvenes que vendieron su startup y con ese dinero están regando el ecosistema" al invertir en otros proyectos.

Profesionalización del sector

En los últimos años "ha habido un cambio muy grande", según ha dicho Trucharte a Vozpópuli, consecuencia de la profesionalización de los perfiles y la creación de más vehículos de inversión. "Cada vez empieza a haber más calidad y cantidad, así como escuelas y cursos de formación para inversores", señala.

Para Bruno Fernández, consejero delegado de Enisa, la participación de este tipo de agentes resulta positiva para el sector, dado que considera que "la capacidad de crecimiento sostenible que tiene una economía depende, entre otros factores, de la diversidad de instrumentos de financiación a las que tengan acceso los emprendedores o las empresas en general".

En términos de inversión, el 23,1% de los business angels aporta cifras por debajo de los 25.000 euros y el 2,8% invierte cantidades superiores al millón, según los datos del informe 2017 de Aeban. El porcentaje de agentes que se ubica en el primer renglón representa un crecimiento en relación a 2015, cuando solo el 13,8% hacía inversiones en dicho rango.

Pero no todo es dinero, también hay asesoría y contactos. Por ello, Fernández aplaude la profesionalización señalada por Trucharte y destaca que incluso se está desarrollando una especialización sectorial en fondos y redes de business angels. Según el informe de Aeban, la mayoría de este tipo de agentes ha acumulado experiencia principalmente en dos sectores: el de las TIC, con el 33%, y el financiero (incluyendo banca minorista, de inversión y otros servicios), con el 23%.

No son para todo el mundo

Los inversores, sin embargo, alertan de que no se trata de un tipo de financiación aplicable a todo tipo de startups. "Son una fuente de financiación alternativa para empresas invertibles, de altísima rentabilidad, y hay modelos que no son susceptibles de este tipo de financiación", explica Trucharte.

Desde las redes de business angels se les suele explicar a los emprendedores lo que supone incluir este tipo de agentes en su startup. "Se trata de comprar un recurso financiero que te hace falta con una parte de tu compañía y eso implica tener un socio nuevo, con cláusulas y al que tienes que hacerle un informe", señala el gestor de red de business angels.  

Jaime Novoa, inversor en KFund, advierte a las startups de la necesidad de "tener muy claro lo que supone meter inversión" y agrega que el que invierte lo hace porque cree que puede rentabilizar por 10. De hecho, diferentes agentes del ecosistema insisten en que "no hay nada peor que incluir un inversor cuando no se necesita".

Debido a los rangos de inversión, los business angels suelen participar en startups en etapas iniciales, según la Aeban. Para aquellos proyectos que ya estén en rondas de inversión superiores al millón de euros están las entidades de capital riesgo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba