Blockchain

Startups y blockchain: de contratos inteligentes a criptomonedas

El blockchain controla a través de una cadena de bloques ordenados e inmodificables las transacciones
El blockchain controla a través de una cadena de bloques ordenados e inmodificables las transacciones William Bout en Unsplash

Ya lo decían hace más de cinco años en el mundo tecnológico; comparaban la llegada del blockchain (cadena de bloques) con la aparición de internet. El resto del mundo aún no entendía muy bien de qué iba; los gobiernos ni siquiera se enteraban. Hoy por hoy, el término suena cada vez más. "El blockchain traerá no solo oportunidades sino también más eficiencia en la sociedad", decía este miércoles el ministro de economía, Luis de Guindos, sobre el sistema que hasta ahora solía asociarse solamente con criptomonedas, pero que cada vez gana más terreno, incluso entre las startups

El blockchain es una tecnología que controla, a través de una cadena de bloques ordenados e inmodificables, las transacciones. En 2009, con la aparición de criptomonedas como el bitcoin -que utiliza esta tecnología en sus procesos- se empezó a hablar del abanico de posibilidades que engloba este nuevo sistema.

"El bitcoin fue una revolución antisistema. Nació como una alternativa para no utilizar los puntos regulados y estándar de compra y venta de pagos. Del 2013 al 2015, evolucionó el bitcoin y, por ende, el blockchain", explica a VozpópuliMontserrat Guardia, directora de transformación digital de Banco Sabadell.

El blockchain traerá no solo oportunidades sino también más eficiencia en la sociedad"

Luis de Guindos, ministro de Economía

En 2013, añade Guardia, con la definición de estructuras y tecnología del blockchain se empezó a vislumbrar el futuro de este nuevo sistema. El Foro Económico Mundial incluso ha estimado en uno de sus informes que para 2027 el 10% del PIB se almacenará en blockchains.

En el caso español, el director tecnológico de Nuevos Negocios Digitales de BBVA, Carlos Kuchkovsky, explicó ya en una entrevista a Vozpópuli que se están haciendo pruebas con México "y transacciones que antes tardaban en realizarse tres días ahora duran tan solo tres segundos". 

El Foro Económico Mundial incluso ha estimado en uno de sus informes que para 2027 el 10% del PIB se almacenará en blockchains

Según el Foro Económico Mundial, los posibles impactos de este tipo de sistema van desde la llegada de mayor transparencia a los diferentes ecosistemas a nivel mundial, como la desintermediación de las instituciones financieras y la suma de garantías a los procesos. 

"Con el blockchain los datos pasan a estar autocontenidos en la tecnología. ¿Qué va a pasar? Si no almacenas datos (en una matriz), al final están distribuidos en esta red", explica Guardia, quien insiste en que ello se traducirá en mayor transparencia en los procesos. "Es un cambio de paradigma", añade.

Este domingo, Javier Martín -un agente activo en el ecosistema startup español- explicaba en el blog Sngular cómo esta tecnología de bloques permite que las personas y empresas puedan "depositar su confianza en un software basado en criptografía", algo que, insiste, "va a tener aplicación en multitud de industrias y sectores de la economía". 

El blockchain y las startups

Tradicionalmente, el emprendedor tenía dos opciones para obtener capital: los préstamos o los inversores. La llegada de otros instrumentos como las plataformas de financiación participativa (crowdfunding) dio paso para que las startups recibieran fondos de otras fuentes.

El año pasado, las startups levantaron en España unos 16 millones de euros a través del equity crodfunding (financiación participativa a través de acciones). Pero hay quienes sostienen que este tipo de financiación no tiene suficientes garantías. Y es ahí donde el blockchain aparece como una alternativa para las startups.

Los especialistas consultados por este diario aseguran que los smart contracts (contratos inteligentes) podrían utilizarse para hacer cumplir los acuerdos de inversión o préstamo firmados entre inversores y startups. Es una forma de escribir lo que se precisa hacer con el valor digital encriptado en esa cadena de bloques. "Es una manera para autenticar información y darle credibilidad de forma segura", explica a VozpópuliVictor Mulas, encargado de la agenda de innovación y emprendimiento del Banco Mundial, en su visita al South Summit. 

Los contratos inteligentes podrían utilizarse para hacer cumplir los acuerdos de inversión o préstamo firmados entre inversores y startups

Sin embargo, alerta el analista, se trata de un proceso "por ahora" seguro. "Lo de forma segura es dinámico, es en este momento. Hoy se está encriptando la información con el autentificador. Y ese encriptado hoy funciona y en un año y en dos, pero puede ser que cinco años alguien lo desencripte", explica. Así, advierte de que hay que tener cuidado y mantener las actualizaciones de forma constante en el sistema. "Eso es algo que aún no está solucionado", insiste. 

ICOs, acciones en criptomoneda

El blockchain no solo promete ser una solución a nivel de procesos y contratos para el ecosistema startup. El pasado junio la revista Forbes registró al menos a 10 startups que ese mismo mes habían lanzado sus propias criptomonedas para financiar sus empresas.

Las Initial Coin Offering (ofertas públicas de monedas, ICO por sus siglas en inglés) funcionan de forma parecida a las ofertas públicas iniciales (IPO en inglés). ¿Cuál es la diferencia? Las acciones están en forma de fichas de criptoconversión. Uno de los ejemplos más populares en el ecosistema es Ethereum, que inició su propio financiamiento a través de una preventa de Ether (su propia criptomoneda) en 2014. 

"Estamos en algo parecido a lo que en su momento fue el .com", decía hace par de semanas Carlos Picazo, de Unlimiteck, en el congreso Smart Money celebrado en Madrid. Y aunque suena prometedor, los especialistas insisten en que el mayor problema hasta ahora es la (falta) de regulación.

Estamos en algo parecido a lo que en su momento fue el .com"

Carlos Picazo, Unlimiteck

"Las criptomonedas no están reguladas en Europa. Solo Japón lo ha regulado", recuerda la directora de transformación digital de Banco Sabadell, a la vez que hace hincapié en el elemento de riesgo que estas divisas conllevan. El pasado septiembre, Vozpópuli estableció contacto con fuentes de Hacienda y aseguraban que en Madrid "no hay nadie trabajando ni en criptomoneda ni en moneda virtual".

Pero si hay ecosistema que entienda lo de 'elemento de riesgo' es el de las startups, por la naturaleza propia del modelo de negocio de este tipo de empresas. De ahí que Víctor Mulas recuerde que "todo en el ecosistema startup es posible". La pregunta -sostiene- radica en "cuánto equity van a tomar los inversores con las ICOs". 

"La mayoría de las ICOs que se han levantado es para empresas de criptomonedas. Y tiene sentido: están vendiendo su propia historia. Pero es una promesa", añade Mulas.

Las ICOs tienen que madurar y los usuarios también

Raúl López, Icovend

Para algunos, es cuestión de tiempo. "Las ICOs tienen que madurar y los usuarios también. A medida que se vaya regulando y madurando vamos a estar en un espectro increíble. Es un momento histórico que tenemos que aprovechar", explicaba Raúl López, de Icovend.

Por ahora, insiste Mulas, es pura especulación: "se asume el riesgo máximo para tener el máximo retorno de la inversión sabiendo que puedes perderlo todo". Ramón Recuero, de YCombinator, sostenía la misma teoría en el Smart Money celebrado en The Cube. "La especulacion ha traido crecimiento". Pero, como señalaba Picazo, "la gente está dispuesta a pagar ese sobreprecio".

Los consultados por este medio coinciden en que las criptomonedas son el futuro. Varios, sin embargo, se preguntan cuántas de estas criptomonedas -y startups que trabajan con criptomonedas- tendrán éxito. La respuesta: no todas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba