Mercados

La quita sobre Banco de Valencia comienza a hacer estragos en fondos y sicavs, con pérdidas de hasta el 4%

El canje de deuda de esta entidad está causando fuertes agujeros en varios fondos de inversión y sicavs españoles, que alcanzan hasta el 4% en algunos casos. La conversión se realizó el pasado lunes y comienzan a aflorar las pérdidas. 

El pasado lunes tuvo lugar un canje de deuda subordinada de Banco de Valencia y sus efectos ya comienzan a verse en las carteras de fondos de inversión y sicavs. Conforme aparece en los registros de la CNMV, entidades como Fineco, Ahorro Corporación, Renta 4 o Privat Bank han sido las primeras en aflorar pérdidas que van desde el 1% en el menor de los casos hasta el 4%.

Esta conversión se realizó aplicando una quita del 85% del nominal, lo que ha provocado un agujero más que sensible en los fondos y sicavs. De hecho, el gestionado por Ahorro Corporación (promovido por la antigua Caja Ávila) es garantizado y esta merma tal vez requiera del respaldo de la entidad garante (CECA) para asegurar el capital al vencimiento, que tiene lugar en junio de este año.

Algo parecido ocurre con un buen número de sicavs y sin duda en días posteriores irán apareciendo más instituciones de inversión colectiva. Una caída del 4% en el patrimonio de un instrumento de renta fija es un importante agujero. Para empezar, precisará de un 4,16% al alza sólo para anular esa minusvalía, algo nada sencillo en productos conservadores. Un 4% puede suponer la ganancia de uno o dos años.

Los títulos de Banco de Valencia en cartera no son algo extraño, aunque el banco sea uno de los estandartes de la crisis bancaria de España. La entidad levantina era considerada, hasta el estallido de la crisis, un paradigma de pequeña entidad bien gestionada y rentable. Su comportamiento en bolsa era magnífico y la rentabilidad y rating de su papel corporativo, más que aceptable.

Habitual

Ha sido habitual ver en las carteras acciones y bonos de esta entidad, cuya intervención era impensable en España hace tan sólo algo más de dos años.

El problema ha surgido cuando, una vez estallada la crisis bancaria, ha sido casi imposible liquidar esos activos en cartera, al no existir prácticamente contrapartida o, si la había, los precios eran irrisorios. Eso sí, algunos casos se han podido encontrar. Morinvest, la mega sicav de Alicia Koplowitz, tenía una fuerte posición en estos activos, cercana a los 7 millones de euros, pero la deshizo en la parte final del pasado año.

Todavía faltan por ejecutarse más quitas de deuda de entidades financieras y sin duda tendrán su impacto en las carteras. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba