Mercados

El BCE se 'comerá' el riesgo de la banca para que ésta pueda prestar a empresas y familias

El banco central aún no ha comunicado cómo resolverá el impacto de las compras de estos activos en su balance y reconoce que su encaje es "muy complicado". El banco central también comprará deuda con más riesgo si ésta es respaldada por garantías de los Gobiernos.

'Supermario' ha vuelto a las andadas
'Supermario' ha vuelto a las andadas efe

Es "muy complicado" estimar cómo las compras de activos bancarios a través de los bonos ABS (asset-backed securities) pueden impactar en el balance del Banco Central Europeo, aseguró este jueves su presidente Mario Draghi en la rueda de prensa celebrada en Fráncfort. En cualquier caso, la autoridad monetaria ha decidido compartir el riesgo con la banca privada para que, esta vez sí, no tenga excusa para dar créditos a empresas o hipotecas. Será una asunción de riesgo compartida: la banca titulizará bonos que incluyen préstamos a empresas o hipotecas y se los colocará al BCE a cambio de liquidez, que el banco pagará a vencimiento. De esta forma, el riesgo se comparte con Fráncfort y se pueden dar (en teoría) más préstamos. Draghi anunció que comprarán incluso deuda más insegura, aunque ésta deberá ser respaldada por garantías de los Estados. Todavía no se atreve el BCE a comprar directamente deuda de los Tesoros nacionales, algo que prohíben sus estatutos pero que podría acabar pasando, y por otra parte es habitual en la Fed o el Banco de Japón.

Aunque el italiano se da un mes de plazo para anunciar, ya en octubre, más detalles sobre el programa de compra, sí que dejó claro que el BCE daba ahora la vuelta a lo que venía haciendo en los últimos años: reducir el balance. Ahora, el nuevo "objetivo" de la institución es aumentar su balance hasta los niveles de 2012, cuando llegó a 3 billones de euros. Esto supondría aumentar el balance en aproximadamente un billón de euros, el equivalente a todo el PIB español. El analista de AFI David Cano lo mostraba en este tuit:

Hasta aquí bien pero, ¿servirán estas medidas expansivas para que llegue el dinero a las empresas y la ciudadanía?. El analista de XTBJavier Sánchez cree que es muy difícil saber en qué medida va a llegar a las familias, pero recuerda que la penalización por depositar el dinero en el BCE (del 0,2%) puede ser importante para que las entidades muevan su exceso de liquidez: "A los bancos no les gusta pagar y lo que van a tener que hacer ahora es intentar reactivar la economía".

Para el analista de Citi José Luis Martínez, "el mercado de ABS no es muy profundo. Es un mercado muy ilíquido que tiene sentido que el BCE intente darle liquidez comprando papel. La discusión de fondo es cómo aplicarlo. Los bancos tienen préstamos que hacen a empresas, los titulizan y los venden al banco central, esto les permite quitarse riesgo y por eso se dice que es una medida de crédito, el riesgo se lo queda el BCE".

Tipos de interés

Donde sí coinciden los analistas consultados es en que la bajada de tipos, hasta casi 0 (tan sólo 5 centésimas) apenas tendrá ya recorrido, porque sólo servirá para aumentar un poco más "la burbuja", en palabras del economista Daniel Lacalle a Capital Radio. Lacalle ha asegurado que esta nueva bajada de tipos manda el mensaje de que hay que seguir endeudándose, que es "al fin y al cabo, uno de los problemas que nos han traído hasta aquí".

Sánchez, de XTB, opina sin embargo que "la bajada tan drástica de tipos de interés lo que busca ahora es que llegue un punto en que los bancos ya sólo tienen la posibilidad del empuje de la expansión monetaria, buscan que no haya alternativa para el banco". Esto es algo que, según su criterio, no se daba hasta ahora, pues la banca siempre disponía de "otro tipo de herramientas" con las que evitar dar préstamos a las empresas y las familias.

Por último, desde uno de las mayores firmas de inversión en renta fija del mundo, la californiana Pimco, se piensa que las medidas del BCE son positivas pero no reactivarán la economía con la rapidez que se necesita. Por ello, aventuran, el BCE no tendrá más remedio que acabar imitando a la Fed también en esto, y lanzará un 'quantitative easing' (compra directa de bonos del Tesoro) el año que viene cuando termine de expandir su balance tal y como ha dicho Draghi.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba