Se reúne hoy con inversores extranjeros para explicar las reformas

Guindos recala en Wall Street de regreso del G-20

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, hará una parada en Wall Street hoy para reunirse con inversores extranjeros. Tras su paso por la reunión del G-20 en México aterriza en la meca financiera mundial donde buscará convencer a los grandes bancos y fondos del país de las oportunidades que ofrece España.

España necesita capital extranjero y el Gobierno no ha querido desaprovechar su presencia al otro lado del Atlántico para hacer un alto en el camino en Wall Street, la meca de la inversión mundial.  El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, hará así una parada en Nueva York, en su viaje de vuelta a España tras su participación en el G-20 en México, donde se reunirá con inversores internacionales para explicar las reformas que ha puesto en marcha el Ejecutivo.   

Los inversores extranjeros podrán conocer así de primera mano la situación que atraviesa España y aclarar dudas. El ministro explicará las líneas maestras de las reformas  emprendidas en materia presupuestaria, financiera o laboral. Desgranará los hitos logrados hasta la fecha y los retos pendientes. En definitiva tratará de resolver dudas, vender la marca España y defender los avances logrados. Un encuentro al que acudirán representantes de fondos y bancos contactados por Goldman Sachs a los que el Gobierno tratará de seducir.

Esta cita de Luis de Guindos se produce en un momento complicado para la ciudad de Nueva York, todavía convaleciente tras el paso del huracán Sandy, y en un día clave para el país por la celebración de las elecciones presidenciales. El encuentro se produce también un día después de que la prima de riesgo de España volviera a repuntar hasta los 432 puntos básicos ante los interrogantes que aún penden sobre el país.

Convencer a los inversores de las bondades del banco malo será uno de los retos que previsiblemente deberá abordar el ministro. El banco malo o Sareb (sociedad de gestión de activos procedentes de la restructuración bancaria), uno de los pilares de la reforma financiera emprendida por el Gobierno, se ha configurado con la expectativa de dar entrada a inversores privados.  El Ejecutivo aspira a conseguir que al menos el 50% del capital acabe en manos privadas y no ha ocultado nunca sus intención de lograr que los extranjeros participen en el proyecto. Un vehículo que promete una rentabilidad anual entre el 14% y el 15% como gancho.   

Los encuentros con inversores no son nada nuevo para el ministro de Economía. A lo largo del año ha viajado en varias ocasiones a los principales centros financieros del mundo para vender las bondades de España y explicar las reformas emprendidas. El viaje a Nueva York será el tercero del año pero a lo largo del ejercicio Guindos también ha pasado por China, Londres, Fráncfort o París.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba